Raúl Cordero, climatólogo: “El sur de Chile ya no es como lo recuerdan quienes visitaban la zona hace pocas décadas atrás”

Raúl Cordero, a la izquierda en la imagen, realizando mediciones en la Antártica.

Altas temperaturas. Olas de calor. Escasez de precipitaciones. El extremo sur del país se ha visto golpeado por el fenómeno climático y meteorológico, el que también afecta a gran parte del territorio nacional. El cambio climático y calentamiento global son los grandes responsables.


Pareciera que ya no quedan récords por romper, ni temperaturas por superar. Pero los fenómenos climáticas asociados al calor nos siguen sorprendiendo a diario.

Lo que parecía ser un fenómeno aislado en un comienzo, hace algunos años ya entrega pruebas de que es una realidad indiscutible. Chile y buena parte del planeta sufren las consecuencias del calentamiento global y el cambio climático.

Puntualmente en nuestro país, uno de los sectores más afectados es la zona centro-sur. Santiago ha registrado una seguidilla constante de olas de calor durante los últimos años. En un principio se manifestaban exclusivamente en verano, y una o dos veces por año, ahora se ha extendido a otras estaciones climatológicas.

El Informe Anual 2020 de Medio Ambiente por el Instituto Nacional de Estadísticas, reveló esa dramática realidad. El número total de olas de calor en el país aumentó considerablemente entre los meses de noviembre a marzo en las temporadas de 2010/2011 y 2019/2020, pasando de 9 a 62.

Un fenómeno que se prolonga al sur del país. Prueba de esto es lo ocurrido a principios de febrero ciudades como Pucón y Villarrica, por ejemplo, que registraron hasta 34° C.

Calor inusual para la fecha, junto con escasas precipitaciones y con la imagen de volcán Villarrica, uno de sus principales atractivos, que ha perdido parte importante de su nieve. El fenómeno no es nuevo, el año pasado ocurrió algo similar.

Playa Grande de Pucon
El volcán Villarrica ha mostrado un retroceso importante en relación a su cantidad de nieve. FOTO: DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, se toma un minuto y analiza en detalle el fenómeno con Qué Pasa. Un panorama que reconoce preocupante y que no se vislumbra diferente, por lo menos en las próximas tres décadas.

Para el caso particular del centro-sur de Chile, y las altas temperaturas registradas en los últimos días, explica, han contribuido las relativamente débiles precipitaciones de las últimas tres semanas. “Las bajas precipitaciones y los consiguientes días despejados favorecen las altas temperaturas”, aclara.

El inicio del año estuvo marcado por intensas precipitaciones en el centro-sur de Chile. Sin embargo, en las últimas semanas, estas precipitaciones se han debilitado. Todo ello, dice ha favorecido altas temperaturas y olas de calor. “Osorno, por ejemplo, registró en las últimas tres semanas dos olas de calor”, resalta Cordero.

- ¿Cómo se explican las altas temperaturas en el sur de Chile? ¿Qué produce este fenómeno? Este verano, por ejemplo, se registraron 34°C en Pucón, 35°C en Riñihue

Las cada vez más frecuentes altas temperaturas, no solamente en el centro-sur de Chile, sino en buena parte del mundo son una consecuencia directa del calentamiento global. La temperatura máxima anual en el centro-sur de Chile ha subido casi 1°C en las últimas cinco décadas y esa alza promedio ha disparado la frecuencia con la que se registran temperaturas muy altas. Para el centro-sur de Chile, el cambio climático no solamente significa temperaturas más altas, sino también precipitaciones más débiles. Esta zona del país ha visto caer en casi un 30% sus precipitaciones en las últimas cuatro décadas. Esta caída es particularmente pronunciada en los veranos.

- Volcanes sin nieve, calor y falta de lluvia, ¿es un escenario que será cada vez más frecuente? ¿Se repetirá en los próximos años?

Desafortunadamente se proyecta que esta tendencia de altas temperaturas y débiles precipitaciones, continúe al menos durante las próximas tres décadas en el centro-sur de Chile, es decir, hasta que logremos detener el calentamiento global. Vemos volcanes sin nieve (como el Villarrica), debido a la combinación de altas temperaturas y débiles precipitaciones.

- ¿Eso quiere decir que el sur de Chile ya no será cómo lo conocíamos?

El sur de Chile ya no es como lo recuerdan quienes visitaban la zona hace pocas décadas atrás.

Dos eventos extremos de temperatura y precipitaciones han afectado a la Antártica este verano.

- ¿Ha surgido algún récord en los últimos días?

Las altas temperaturas de las últimas semanas en el centro-sur de Chile, aunque altas, han estado afortunadamente lejos de los récords registrados durante el bimestre enero-febrero de 2017. Esto significa que estamos viviendo un verano intenso pero no récord. Los récords vigentes de temperatura en el centro-sur de Chile no se romperán probablemente hasta que tengamos un verano marcado por el Fenómeno de El Niño. El actual verano ha estado marcado por el Fenómeno de La Niña, que tiende a moderar las temperaturas. Dicho de otra manera, si la Niña no estuviese presente, el verano actual sería aún mucho más abrasador.

- ¿Cuál es la realidad en otras zonas del país como el norte, zona central o Antártica?

El verano en el resto del país ha estado marcado por la Niña. Es decir, temperaturas máximas altas pero no récords, y débiles precipitaciones en el sur del país. Las precipitaciones han sido particularmente débiles este inicio de este año en el extremo sur. Las temperaturas y pocas lluvias favorecieron los incendios forestales en Tierra del Fuego, por ejemplo.

La península antártica por otro lado ha estado experimentando un verano relativamente frío con temperaturas bajo promedios típicos. Sin embargo, dos eventos extremos de temperatura y precipitaciones la ha afectado. El último de éstos, se registró el 7 de febrero pasado causando un récord de temperatura, el que se registró en la Base Carlini (perteneciente a Argentina) el 7 de febrero cuando el termómetro marcó 13,6°C rompiendo el récord previo que tenía hace tres años. Mientras que 300 km más al sur, en la Base ucraniana Vernadsky la temperatura habría alcanzado 11,5ºC rompiendo la marca previa que databa de 1988.

- ¿Qué rol cumple la Antártica en el fenómeno?

Ninguno. El agujero de ozono persistente de la última temporada usualmente no favorece las precipitaciones durante el verano austral en la zona centro-sur. Si bien enero no fue del todo seco, febrero si está siendo seco. Aunque, hasta ver cómo termina el verano, no me aventuraría a decir demasiado al respecto.

Lea más en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.