Covid y sus graves consecuencias en salud mental: 35% más riesgo de ansiedad, 39% depresión y 41% trastornos del sueño

Estudio detectó que, incluso en personas que no necesitan hospitalización mientras están infectadas, los problemas de salud graves relacionados con la salud mental pueden persistir o aparecer en las semanas y meses posteriores a la etapa aguda.


Las consecuencias más amenazantes de Covid-19 a menudo se muestran solo después de que pasa la infección “aguda” inicial y se suelen centrar en aspectos físicos. Pero no son las únicas.

Nuevos estudios advierten de varias consecuencias peligrosas y duraderas que pueden surgir después del la inicial por coronavirus. Complicaciones de Covid-19 que incluyen trastornos de salud mental.

En uno de los dos estudios, realizado por investigadores del Sistema de Atención Médica VA St. Louis (EE.UU.), publicado el 16 de febrero en el British Medical Journal (BMJ), analizaron los efectos crónicos de Covid-19 y se centraron en los trastornos de salud mental después de la infección.

Foto: Reuters.

Incluso casos leves

Los investigadores encontraron que, incluso en personas que no necesitan hospitalización mientras están infectadas con Covid-19, los problemas de salud graves relacionados con la salud mental pueden persistir o aparecer en las semanas y meses posteriores a la etapa aguda.

Las razones del aumento de los riesgos de salud mental después de Covid-19, dice el estudio, no están completamente claras. Pueden ocurrir cambios biológicos en el cuerpo que afectan el cerebro, y también pueden estar en juego cambios no biológicos como el aislamiento social y el trauma.

El investigador principal del estudio, el Dr. Ziyad Al-Aly, quien dirige tanto el Centro de Epidemiología Clínica como el Servicio de Investigación y Desarrollo del Sistema de Atención Médica de VA St. Louis, señaló en un comunicado que encontraron mayores riesgos de afecciones como depresión, ansiedad, trastornos del sueño y trastornos por uso de sustancias.

Para muchas personas, la infección por Covid-19 se presenta solo con síntomas leves o moderados. Síntomas comunes son una tos molesta y dificultad para respirar que duran unos días. Pero esta primera fase puede ser la “punta del iceberg”, según Al-Aly. “Aquellos que experimentan graves consecuencias crónicas, efectos que comúnmente duran toda la vida, son los que llevarán las cicatrices de esta pandemia”, indicó.

Depresión, ansiedad y más

Los estudios realizados por Al-Aly y otros han demostrado que el Covid-19 prolongado puede afectar a casi todos los sistemas de órganos. “Las personas regresan a su médico con fatiga, niebla mental, amnesia, derrames cerebrales, diabetes de inicio reciente, enfermedad renal, enfermedad cardíaca y más”, dijo el médico investigador.

De la amplia gama de consecuencias crónicas, el área en la que Al-Aly y su equipo decidieron concentrarse fue la salud mental. La seleccionaron debido a sus graves ramificaciones para la salud individual y pública, explicó el coautor del estudio, el Dr. Yan Xie, epidemiólogo clínico del Centro de Epidemiología VA St. Louis.

Fatiga, niebla mental, amnesia, derrames cerebrales, diabetes de inicio reciente, enfermedad renal, enfermedad cardíaca y más, son algunos efectos a largo plazo del coronavirus.

El grupo de investigación comparó los riesgos para la salud mental de quienes tenían Covid-19 y sobrevivieron los primeros 30 días de infección con los mismos resultados de salud entre quienes no estaban infectados. Durante un período de estudio de aproximadamente un año, los investigadores identificaron riesgos elevados de problemas como la ansiedad, la depresión, los trastornos de estrés, el uso de opioides, los trastornos por uso de sustancias y las condiciones del sueño.

“Todos hemos sufrido algún tipo de angustia por esta pandemia, tal vez una medida de ansiedad o dificultad para dormir”, señaló el investigador principal Al-Aly. “Pero estos desafíos se magnifican, especialmente en aquellos que ingresaron en el hospital durante la parte aguda de su batalla contra el Covid, pero también en muchos que experimentaron solo síntomas leves o moderados”.

La otra pandemia

En comparación con los que no tenían Covid, los del grupo con la infección tenían un riesgo 60% mayor de tener cualquier trastorno de salud mental o recetas médicas relacionadas con la salud mental.

Los hallazgos por tipo de problema de salud mental fueron para la ansiedad de 35% más de riesgo en el grupo de Covid-19. Para la depresión, fue de 39% más de riesgo. Trastorno del sueño, 41% más de riesgo. Uso de opioides, 76% más de riesgo. Trastorno por consumo de opioides, 34% más de riesgo. Y trastornos por uso de sustancias no opioides, 2% más de riesgo.

Dada la gran cantidad de personas con Covid-19, estos hallazgos podrían traducirse en un gran impacto en todo el mundo, señalan los autores.

En el estudio publicado los investigadores analizaron registros médicos de casi 154.000 pacientes que habían dado positivo por Covid-19 en un período de tiempo definido desde marzo de 2020 hasta enero de 2021. Usando métodos estadísticos sofisticados, compararon la información de salud de estos pacientes con datos de más de 11 millones de personas que no habían tenido la infección, aproximadamente la mitad de ellas en el mismo período de tiempo y la otra mitad en un período de tiempo previo a la pandemia.

“Un punto fuerte de nuestra investigación fue la gran cantidad de pacientes y la capacidad de aprovechar la amplitud y profundidad del sistema de registros de salud electrónicos de VA”, destacó Al-Aly.

Desde una perspectiva más amplia de política pública, Al-Aly instó a una respuesta rápida y sólida para apoyar a los millones de personas que podrían enfrentar graves problemas de salud mental como resultado de Covid-19. “Sin duda, el VA cuidará de nuestros pacientes, y los sistemas de atención médica, así como los gobiernos de este país y de todo el mundo, también deben prepararse. Es muy importante abordar estos problemas ahora, antes de que se conviertan en crisis mucho mayores en el futuro”.

Al-Aly dice que él y sus colegas continuarán estudiando el Covid prolongado. “Al generar más conciencia sobre el espectro de complicaciones de salud que enfrentan los pacientes de larga plazo”, dijo, “podemos trabajar para cortar de raíz esta larga crisis de Covid y evitar que se convierta en un problema de salud pública más grande”.

Siga leyendo en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.