Altas temperaturas y déficit de precipitaciones marcan el invierno más cálido y el segundo más seco de la historia en Santiago

Vistas Panorámica de Santiago. Foto Andrés Pérez

La actual estación ha marcado múltiples récords. Promedios cercanos a los 20°C, peaks de calor de casi 30°C y déficit de lluvias de 84% en la Región Metropolitana son solo algunas de las cifras. El escenario no es nada prometedor.




Tímidamente, en sus primeros días, julio comenzó a marcar récords de altas temperaturas. En un principio, según cifras de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), el mes promediaba 18,02 °C, la cifra más alta de los últimos seis años en Santiago. Pero el termómetro siguió subiendo hasta alcanzar el promedio de temperaturas más alto para este mes en Santiago desde que hay registro.

El fenómeno ha continuado en agosto. Durante los primeros cuatro días del octavo mes del año, la estadística indica registros cercanos a 30°C. Para hoy y los próximos días se espera algo similar. A la fecha, 2021 acumula cuatro olas de calor.

Sin embargo, en una estación de contrastes, también se han registrado jornadas de mucho frío (bajo 0°C) y escasas precipitaciones, con episodios esporádicos, y donde el registro sigue siendo sumamente negativo. El déficit de lluvias es de 50% en la zona central y 84% en la Región Metropolitana, considerando el invierno meteorológico.

El pronóstico estacional emitido este lunes por la DMC establece que las tardes serán más cálidas de lo normal, no solo durante julio, sino que también en agosto y septiembre. El fenómeno se extenderá en gran parte del país.

Las máximas en julio promediaron más de 19°C. FOTO: RICHARD ULLOA / LA TERCERA.

Catalina Cortés, meteoróloga de la Oficina Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile, señala que julio terminó como el julio más cálido desde que hay registro en 72 años aproximadamente (desde 1950) en la Región Metropolitana, “con una temperatura promedio de 19,3°C, 4°C más de lo normal”.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, también señala que julio de 2021 es el mes de julio más cálido registrado en Santiago. “Las máximas pulverizaron por más de 1°C la marca previa de 1996. La temperatura máxima en la capital típicamente debería ser algo inferior los 15 grados”.

Cortés argumenta además que en lo que va de este invierno, considerando junio y julio, promedia 18,7°C, “que a la fecha, se convierte en el invierno más cálido en 72 años (desde que hay registros). Hay que tener presente que falta incluir agosto, por lo que el valor podría incrementarse”.

¿Cómo se explica? “Hemos tenido una mayor frecuencia del sistema frontal pasando por el extremo sur del país. Se han evidenciado condiciones más cálidas producto de altas presiones, que justamente han favorecido esta condición. Durante la tarde se acumula radiación, la misma que se pierde durante la noche, lo que provoca que las tardes sean más cálidas de lo normal y en las mañanas tengamos temperaturas mínimas por debajo de lo habitual”, dice Cortés.

Récords y más récords

Cordero establece que el fenómeno comenzó antes, en otoño. “Durante los últimos cuatro meses (desde el 1 de abril), la temperatura máxima promedio en Santiago ha sido 20,5°C, más de 2 grados sobre valores típicos. Se trata de las temperaturas más altas registradas para esas fechas, solo tras el récord de 2015, en que la máxima en Santiago entre el 1 de abril y 31 de julio fue de extraordinarios 21,2 grados”.

El invierno del presente año, “ha registrado temperaturas de más de 3°C sobre valores típicos para la estación. Las máximas durante junio y julio 2021 superaron la marca previa de 2015″, añade Cordero.

Lo normal hasta la década de los 80, “era tener solo un par de olas de calor en Santiago al año. Aunque, si bien las cuatro olas registradas en 2021 es un número alto, aún es inferior a 2020 cuando tuvimos 16 en total″, agrega Cordero.

En agosto de años anteriores ocurrió algo similar. “En 2019 tuvimos 28°C el 4 de agosto en Santiago. Aunque el récord de temperatura fue en 2014, con 31°C para el mismo mes”, señala el climatólogo.

La escasez hídrica afecta a Santiago y gran parte del país. En la imagen, la provincia de Petorca. Foto: Agencia Uno

Si bien se han registrado precipitaciones en la zona central y en Santiago durante el invierno, con 22,3 mm en junio y julio solo 0,6 mm (el tercero más seco al igual que 1986), las cifras son definitivamente negativas. “Julio se convirtió en el mes más seco en Santiago desde 1998 (23 años). Las lluvias en Santiago típicamente deberían ser en julio de 85 mm”, explica Cordero.

Cortés señala que este invierno promedia 22,9 mm, aún a la espera de agosto, “por lo que a la fecha es el segundo más seco desde 1960, superando a 1968 cuando se registraron 22,3 mm″.

El invierno 2021 aún está “muy lejos de los 156 mm que típicamente deberían registrase en la capital en el bimestre junio-julio”, señala el climatólogo de la Usach.

La meteoróloga de la DMC dice que “con los datos que hay hasta el momento, el actual invierno se posiciona como el más cálido y como el segundo más seco”.

Desafortunadamente los registros anómalos récords de este invierno no son una coincidencia, sino que confirman una tendencia. “Mientras no detengamos el cambio climático las temperaturas máximas continuaran subiendo y los inviernos hiper-áridos como éste, continuarán presentándose cada vez con mayor frecuencia”, lamenta Cordero.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.