De Taxi Driver a Fahrenheit 9/11: los mejores y los peores premios de Cannes

Robert de Niro en el rol de Travis Bickle, en Taxi Driver (1976), ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

En un año normal, el pasado fin de semana debería haberse entregado la Palma de Oro. A cambio de eso, los críticos de The New York Times y del sitio especializado Deadline eligieron los aciertos y desaciertos del encuentro fílmico a través de los años.


Hace una semana el documentalista estadounidense Michael Moore compartió junto a otros cineastas sus recuerdos sobre el Festival de Cannes para un artículo de The New York Times. Fue el único que envió un video en vez de responder por escrito y manifestó que lo mejor de su visita a Cannes en el año 2004 fue lo que le dijo Quentin Tarantino cuando le entregó la Palma de Oro por su película Fahrenheit 9/11: ese año, contraviniendo su costumbre, votaría por primera vez en su vida, sólo para contribuir a evitar la reelección de George W. Bush.

El tiempo evidenció que ni el voto de Tarantino sirvió demasiado ni el filme de Moore será recordado entre lo mejor que galardonó Cannes. Es más, es probable que sus efectos extra-artísticos, entre ellos la repentina inquietud electoral del autor de Pulp Fiction, sean muy superiores a su valor intrínseco.

Michael Moore.

En la lista de lo mejor y peor que Cannes ha premiado a través de su historia elaborada este lunes por el crítico principal del portal Deadline y ex voz de The Hollywood Reporter, Todd McCarthy, la cinta sobre los primeros años de la presidencia de Bush hijo integra el panteón de lo menos valioso. Pocos días antes, sus colegas de The New York Times, A.O. Scott y Manohla Dargis, habían hecho algo similar, seleccionando las ocho mejores cintas premiadas en Cannes y las tres que según ellos no merecían el premio.

Los más perfectos aciertos de Cannes según Deadline son: La dolce vita (1960), El gatopardo (1963), Los paraguas de Cherburgo (1964), Blow up (1967), La conversación (1974), Taxi driver (1976), Apocalipsis ahora (1979), La lección de piano (1993), Pulp fiction (1994) y 4 meses, 3 semanas y 2 días (2004).

Las premios más injustos, según McCarthy, son: El mundo del silencio (1956), La gran tentación (1957), El pagador de promesas (1962), El equívoco (1973), Bajo el sol de Satán (1987), Las mejores intenciones (1992), La eternidad y un día (1998), Elephant (2003), Fahrenheit 9/11 (2004) y Entre los muros (2008).

Por su parte, las ocho mejores de The New York Times son Roma, ciudad abierta (1946), El tercer hombre (1949), La dolce vita, El gatopardo, Los paraguas de Cherburgo, La conversación, El niño (2005) y Somos una familia (2018). Sus tres peores, bastante discutibles por cierto, son Corazón salvaje (1990), Barton Fink (1991) y La vida de Adèle (2013).

He aquí una selección de algunas de estas películas y dónde verlas.

La dolce vita (1960)

La película con Marcello Mastroianni como un periodista de variedades consumido por la agitada y decadente noche romana es un referente. Su escena con Anita Ekberg en la Fontana Di Trevi es irrepetible, pero paradójicamente ha sido imitada y parodiada mil veces en el cine y la publicidad. El adjetivo felliniano podría resumirse sólo en esta película que fue premiada por un jurado presidido por el escritor Georges Simenon.

Disponible en Youtube.

El gatopardo (1963)

Basada en la novela homónima de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, la obra cumbre de Luchino Visconti es al mismo tiempo suntuosidad y melancolía: en la Sicilia de 1860, el príncipe de Salina (Burt Lancaster), observa como el mundo cambia a su alrededor y un nuevo orden parece nacer.

Disponible en Youtube

Taxi driver (1976)

El segundo largometraje en que Martin Scorsese dirigió a Robert de Niro es la historia de Travis Bickle (De Niro), un ex combatiente de Vietnam que mata la vida manejando un taxi en las noches sucias y sórdidas de Nueva York. El jurado de Cannes era presidido por Tennessee Williams y entre sus integrantes estaba Mario Vargas Llosa. En esta misma competencia de Cannes participó El inquilino de Roman Polanski y Actas de Marusia de Miguel Littin.

En iTunes y Google Play.

Apocalipsis ahora (1979)

Francis Ford Coppola obtuvo su segunda Palma de Oro tras La conversación con esta película basada en El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad. El capitán Willard (Martin Sheen) navega río arriba en Vietnam en busca del desquiciado coronel Kurtz (Marlon Brando). El jurado, que era presidido por la escritora Françoise Sagan, le dio en rigor la Palma a Apocalipsis ahora y El tambor de Volker Schlondorff, aunque es probable que el filme de Coppola haya eclipsado para siempre a la película alemana.

Disponible en la plataforma Mubi.

Pulp Fiction (1994)

Quentin Tarantino, que nunca ha ganado un Oscar como Mejor director, se consagró mundialmente con su segunda película, una construcción narrativa que parte por la mitad y une las piezas como un rompecabezas frenético y parlanchín. John Travolta regresó del olvido en el rol del criminal de poca monta Vincent Vega. En el jurado estaban los escritores Kazuo Ishiguro y Guillermo Cabrera Infante y el presidente era Clint Eastwood.

Disponible en Netflix y Amazon Video Prime.

Comenta