Jeisson Vargas vive sus días más negros desde que firmó en la U

Jeisson Vargas (c), durante el partido valido por la primera fecha del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Union La Calera y Universidad de Chile, disputado en el Estadio Nicolas Chahuan Nazar.

Jeisson Vargas (c), durante el partido valido por la primera fecha del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Union La Calera y Universidad de Chile, disputado en el Estadio Nicolas Chahuan Nazar. FOTO: SEBASTIAN ORIA/AGENCIAUNO

El volante padece -hace ya varios meses- una pubalgia crónica que lo sacó del duelo ante Everton y lo tienen en duda para el compromiso con Huachipato. Además, Azul Azul ya le busca un reemplazante para el segundo semestre.



La llegada de Jeisson Vargas a Universidad de Chile fue una de las sorpresas del mercado veraniego. El formado en Universidad Católica dejaba los colores que lo formaron de lado y volvía a la capital -estaba en La Calera- en busca de una nueva chance para su carrera.

La U es una vitrina muy grande y yo puedo aprovecharla de muy buena manera, para poder hacer buenas actuaciones, ser llamado a la Selección e intentar una posible venta futura a un equipo del exterior”, revelaba el jugador en entrevista con El Deportivo.

Sin embargo, el volante ofensivo se encontró con una realidad completamente distinta a la que soñaba. Una vez más, el proyecto deportivo de Universidad de Chile fracasa estrepitosamente y lejos de pelear los primeros lugares del campeonato, hoy los estudiantiles luchan por no descender (está a cuatro puntos de la zona roja).

A eso le agrega números personales que no son todo lo bueno que él quisiera: Vargas ha estado presente en 10 de los 13 juegos ya disputados. En nueve de ellos fue titular y en cinco fue reemplazado por algún compañero. Además, no ha marcado goles, se perdió el compromiso ante Everton por lesión y tampoco estará ante Huachipato.

Y es por esto que el panorama se oscurece aún más todavía, pues la dolencia que lo dejó fuera es la pubalgia crónica que sufre desde octubre de 2021 y que le impidió terminar el Torneo defendiendo la camiseta cementera. Padecimiento que el mismo Vargas combate desde entonces y que muchas veces lo obliga a trabajar más que sus compañeros, para decir presente los fines de semana.

Hago muchos esfuerzos para poder estar en los entrenamientos y en los partidos. Pero hago mucho trabajo kinésico y tomo analgésicos para el dolor”, confesaba el enganche en este portal. Lamentablemente para él, sus cuidados no fueron suficiente y esta semana no ha logrado entrenar con normalidad, por lo que sólo podría ser una alternativa para la banca en el choque con Huachipato (sábado, 17:30 horas).

Situación que incluso podría repetirse en el segundo semestre, pues la dirigencia de Azul Azul -conscientes de esto y avalada por el regular rendimiento de Vargas- ya le busca un reemplazo en el mercado extranjero. La idea de la concesionaria laica es tener a un futbolista probado en ese puesto, para aprovechar de mejor manera el poder goleador de Ronnie Fernández y Cristian Palacios y así mejorar ostensiblemente el poder de fuego del Romántico Viajero. El mismo que hasta ahora ha marcado sólo 16 goles en 13 fechas, muy lejos de los 28 que lleva el puntero Colo Colo o de los 21 que posee el sublíder, Ñublense.

Siga en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.