Jackson ofrece disculpas por sus dichos tras cuestionamientos de parlamentarios: “Obviamente la política no comienza con nosotros”

El ministro de la Segpres le envió un mensaje por WhatsApp algunos diputados y senadores, ofreciendo sus disculpas. Una acción que reiteró mediante su cuenta de Twitter y, posteriormente, en un punto de prensa en el Congreso.




Mediante un mensaje de WhatsApp, enviado a las 11.27 am de este miércoles, el ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, le pidió disculpas a algunos parlamentarios por sus declaraciones en las que se refirió a las diferencias que -desde su punto de vista- tiene el actual gobierno con las administraciones anteriores tras el retorno a la democracia.

Sus palabras le valieron una serie de cuestionamientos provenientes desde senadores y diputados, tanto de oficialismo y de oposición, por lo que el secretario de Estado debió salir al paso para aclarar sus dichos.

“Anoche tuve una conversación en vivo con un streamer (Wingz) frente a una audiencia que se identifica como ‘apolítica’, y en el contexto de una larga conversación expresé mal algunas ideas, al punto que se ha prestado para malinterpretaciones acerca de lo que creo. Por ello, quiero explicar y ofrecer disculpas a quienes, justificadamente, se sintieron ofendidos”, se lee al inicio del mensaje enviado a los miembros del Congreso.

Seguidamente agregó que, ante la pregunta sobre las diferencias entre administraciones, “dije que todos los gobiernos decían querer llegar a las mismas cosas (bienestar, progreso, etc.), pero que al tomar decisiones se jerarquizaban valores y principios para actuar” y agregó que “quise con eso -fallidamente- explicar lo que diferencia a los proyectos políticos”.

En la misma conversación, sostuve que nuestro gobierno sólo era posible por la combinación de distintas experiencias”, complementó, y añadió que intentó explicar que la actual gestión -y las dos coaliciones que la sustentan, Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático- “evidentemente se distanciaba mucho del gobierno anterior. Pero, al mismo tiempo, que fruto del aprendizaje de años, también teníamos una síntesis de nuevo proyecto político de gobierno”.

Así, precisó que “estoy convencido de que si queremos que los cambios que estamos empujando sean sostenibles en el tiempo, debemos avanzar en unidad de las fuerzas transformadoras” y agregó que “y creo, tal como lo ha planteado nuestro gobierno en muchas ocasiones, que esta construcción la hacemos a partir de las luchas y aprendizajes de quienes nos antecedieron, y que obviamente la política no comienza con nosotros”.

Reitero mis disculpas con quienes pudieran sentirse ofendidos con mis palabras. Mi compromiso es con la unidad de todas las fuerzas transformadoras”, finalizó.

Tras el mensaje enviado, el secretario de Estado reiteró sus disculpas, pero esta vez mediante su cuenta personal de Twitter. “Obviamente la política no comienza con nosotros. Y mi compromiso es con la unidad de todas las fuerzas transformadoras, aprendiendo de los errores y aciertos de quienes nos antecedieron”, escribió en la red social.

Sin embargo, el gesto de Jackson no bastó para algunos parlamentarios, quienes aseguran que si bien mediante el mensaje el secretario de Estado se justifica, no se retracta.

Pero las disculpas de Jackson no quedaron ahí, ya que poco después se refirió al tema públicamente desde el Congreso en Valparaíso -luego de una actividad en La Moneda, en Santiago-, donde reconoció que se contactó con jefes de bancadas oficialistas.

“No podía sino partir acá en el Congreso reconociendo que el día de ayer (...) creo que me expresé mal, que en ese sentido no debí haber dicho algunas cosas de ideas políticas de la forma que lo dije. Creo que no contribuye en nada en el clima. Es un contexto en el que asocié erróneamente que los proyectos políticos se referían a la jerarquización de valores y principios, de alguna manera diferenciándonos de lo que era la administración pasada del gobierno de Piñera donde hay proyectos que son más tendientes y relacionados solo con el individuo y no lo colectivo”, comenzó diciendo.

Se lo he comunicado desde muy temprano a distintos jefes de bancadas dentro del oficialismo, porque creo que no contribuyen en nada al clima que debiésemos tener para sacar una agenda que es ambiciosa”, complementó, y agregó que “creo que hemos aprendido que no hay ningún discurso a partir de la superioridad moral que pueda converger en la unidad de propósito que esperamos tener, y por eso yo asumo que no estuvo bien lo que yo expresé”.

Además, reconoció que “espero aprender de esta misma experiencia de que de repente un encuadre a partir de lo que uno dice puede echar por borda todo el trabajo que hemos venido trabajando con todos los parlamentarios y parlamentarias del oficialismo, que espero seguir retomando”.

Así también, aseguró que -tras las críticas- “no me siento en ninguna categoría de superioridad moral”, y afirmó que “eso daña la posibilidad de construir conjuntamente”.

Eso sí, señaló que “eso no significa que uno no pueda aprender de errores y aciertos de los gobiernos pasados, pero creo que no fue la forma de haberlo expresado, más aún cuando hay tantos desafíos que nos unen”, y sostuvo que “espero que podamos dar vuelta la página”.

Espero tener la conversación con cada una de las personas que se haya visto afectada su persona o integridad, estoy disponible en todo momento, lo que nos interesa que ese vínculo de las cosas que sí nos unen como proyecto político que está hoy en día gobernando bajo la presidencia de Gabriel Boric pueda trabajar unido en esas causas y, por lo mismo, esas disculpas también lo hago extensivo a las militancias”, sentenció.

El respaldo de Boric

Lo cierto es que las declaraciones de Jackson -ministro encargado de llevar la relación con el Congreso- causaron molestias en el mundo parlamentario, un terreno donde ha tenido un duro aterrizaje y ha sido cuestionado por diversas bancadas.

“Bájense del unicornio” y “ninguneo” fueron algunos de los mensajes en contra de las palabras del secretario de Estado.

Ante ese escenario, desde Puente Alto, el Presidente Gabriel Boric respaldó durante la mañana al ministro de la Segpres.

Y si bien reconoció que “no he visto el detalle”, aseguró que “no hay ninguna superioridad moral respecto a nuestros antecesores. Yo creo que a lo que se refería Giorgio es que vivimos en épocas distintas, ni mejores ni peores, épocas distintas”.

Sin embargo, enfatizó que “acá nosotros tenemos que aprender de quienes nos antecedieron, en ningún caso superioridad” y remarcó que pero “yo he hablado mucho con Giorgio sobre esto y no tengo ninguna duda de que no hay ningún ánimo de arrogarse una superioridad”.

Las declaraciones que causaron polémica

Las palabras emitidas por el ministro de la Segpres -y que causaron una serie de críticas- las realizó durante una transmisión en vivo a través de la plataforma Twitch, el martes por la noche.

En la ocasión, Jackson fue consultado por las principales diferencias entre la actual gestión, y las de Sebastián Piñera y de la ex-Concertación.

Nuestra escala de valores y principios en torno a la política no solo dista del gobierno anterior, sino que creo que frente a una generación que nos antecedió, que podía estar identificada con el mismo rango de espectro político, como la centro izquierda y la izquierda, yo creo que estamos abordando los temas con menos eufemismo y con más franqueza”, declaró al respecto, y agregó que “tratamos de decir las cosas de forma directa, porque es así como la gente lo está sintiendo y lo está viviendo”.

Asimismo, sostuvo que frente a sus antecesores “tenemos infinitamente menos conflictos de interés que otros que trenzaban entre la política y el dinero”.

“Son tantos años de administrar el poder que es muy fácil tener el mismo tiempo el poder político y un compromiso con un negocio que pueda estar por fuera. Este tipo de conflictos de interés, que en algunos casos extremos pueden derivar en corrupción derechamente y en otras formas más sofisticadas de corrupción, como el tráfico de influencias o como las puertas giratorias, (..) yo diría que si llegamos a ver algo parecido en nuestra administración, esos se van a ir cagando (sic)”, complementó.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.