Importaciones del retail se desploman al primer trimestre y se prevé un efecto mayor desde abril

Falabella

Indicador, que elabora la Cámara Nacional de Comercio (CNC), mostró un retroceso de 19,1%, resultado de la baja en el consumo tras la crisis social de octubre. El número no alcanzó a reflejar el efecto del coronavirus, por lo que se esperan descensos todavía mayores en los meses siguientes.




Un descenso de 19,1% mostró el Índice de Importaciones en Volumen y Valor del Sector Retail, que elabora trimestralmente la Cámara Nacional de Comercio (CNC), en conjunto con la consultora económica Quant Research.

Se trata de un indicador que cuenta con dos índices de evolución de la compra de mercadería por parte del retail, en sectores como vestuario, calzado, línea blanca y otros. El primero mide el comportamiento en volumen/cantidad de las compras del sector, aislando el efecto precio, mientras que el segundo mide el valor unitario, es decir, el cambio en los precios en dólares.

De acuerdo con los números del primer trimestre, el volumen de importación bajó 19,1% anual, tras haber caído 15,3% en el trimestre anterior, acumulando así cuatro trimestres de bajas y acentuando la tendencia negativa que se observa en el sector desde fines de 2018, aunque con disminuciones bastante más moderadas que las de los últimos dos trimestres analizados. No obstante, ya van cuatro trimestres consecutivos de caídas.

Aunque el retroceso del primer trimestre es de una magnitud importante, es esperable que los números se deterioren todavía más, considerando que los efectos de la crisis sanitaria, que mantiene operando en niveles mínimos al retail, no fueron recogidos en el indicador del primer trimestre, aunque se notó cierto deterioro en el comercio internacional, considerando que China mostró desde febrero dificultades para exportar.

Lo que sí tuvo efecto fue el estallido social de octubre, “que tuvo un fuerte impacto en el retail, marcando una caída de 13,1% real en las ventas presenciales el último trimestre de 2019 según el índice de la CNC”, indicaron desde la Cámara Nacional de Comercio.

En cuanto al Índice de Valor Unitario, que mide el comportamiento del costo CIF en dólares de los productos importados del sector, este sufrió una baja de 4,1% en el primer cuarto del año, “lo que implica una caída en los precios internacionales en dólares de los productos del retail estudiados en este indicador, comparada con igual período de 2019. De esta manera se evidencian ya dos años de caídas en los precios en dólares de las categorías analizadas asociados a una menor demanda global”, complementó el estudio.

Por categoría

No todas las áreas de venta tuvieron el mismo comportamiento. Por ejemplo, se observó una baja de 15,8% en el volumen importado de vestuario durante el primer trimestre de 2020, tras caer un 13% el último cuarto del año pasado. Calzado también se desaceleró fuertemente, con una caída anual de 14,1% en el volumen importado en los primeros tres meses de 2020.

El índice que muestra las variaciones de precios en dólares, en tanto, descendió 8% en vestuario y 3,1% en calzado, “lo cual reflejan los cambios en los precios internacionales”, agregó el estudio.

En el caso de los bienes durables los descensos fueron aún mayores. Electrodomésticos cayó un 41,8% anual, doblando el retroceso del trimestre anterior, y de electrónica, que tuvo una variación de -19,5% en su volumen de importaciones. Línea Blanca, en tanto, cedió 29,8% durante el primer trimestre respecto a igual cuarto del año anterior.

En relación con el indicador de precios internacionales, electrónica bajó 2,7% anual, mientras que electrodomésticos y línea blanca no mostraron diferencias significativas. “Estos números probablemente sigan deteriorándose, porque no están reflejando del todo los efectos tanto del coronavirus como tampoco de la baja en la demanda, sobre todo de bienes que no son de primera necesidad”, anticipó Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC.

“Toda la baja del primer trimestre es el resultado de la caída del consumo por la crisis social y todo lo que eso significó, la acumulación de stocks porque no se vendió lo que se esperaba a fin de año. Y tampoco había mucho optimismo a partir de marzo. Y luego se sumó la pandemia. Entonces, vamos a seguir viendo contracciones en la importación de productos del retail, sobre todo porque estos productos no son de primera necesidad”, complementó la experta.

Comenta