El nuevo ritmo de Falabella, bajo el mando de Carlo Solari

Existe concordancia en que la toma de decisiones en Falabella se aceleró, tras la llegada a la presidencia de Carlo Solari Donaggio. Este 2018, han sido bastantes las oportunidades en que el holding ha sorprendido al mercado, y son varios quienes ven en ello el sello de su líder, elegido el director del año por Pulso, Cadem y la UAI. Su capacidad de conciliar a un directorio complejo, el foco en aspectos éticos y la modernización del retailer son parte de los elementos diferenciadores que tienen hoy a Solari destacando entre sus pares.


EL ritmo de Falabella cambió. Es que de ser una empresa reposada pasó a sorprender al mercado en más de una oportunidad durante este año. En mayo anunció su acuerdo con el gigante sueco de muebles y artículos para el hogar, Ikea, para desarrollar las primeras tiendas de la marca en Sudamérica; en agosto comunicó la compra del portal Linio en una osada arremetida por potenciar su comercio electrónico y, consecuentemente, realizó un aumento de capital con el que recaudó US$581 millones. Hoy, el principal retailer nacional avanza a paso firme y veloz; un nuevo ritmo en la toma de decisiones que tiene -concuerdan en el mercado- el rostro de Carlo Solari Donaggio (46 años). El presidente de Falabella SACI -desde el 29 de abril de 2014- fue destacado por sus pares como el director del año, galardón entregado el miércoles por PULSO, Cadem y la Universidad Adolfo Ibáñez.

Ex alumno del Grange, ingeniero civil industrial de la Universidad Católica y MBA de Wharton de la Universidad de Pensilvania -especialidad en estrategia y finanzas-, Carlo Solari -hijo menor de Reinaldo Solari, hermano de Piero y Sandro, casado, cuatro hijas- es reconocido entre quienes lo conocen por ser una persona metódica, aplicada y preparada. Desde el colegio se caracterizaba por ser un alumno estudioso. Una compañera de esos años lo gráfica como “mateo, matemático y líder”. De hecho, según recuerdo su compañero y amigo, el abogado Álvaro Barriga, Carlo fue elegido el Head Boy de su generación, la del 89’, tal denominación dice relación con ser un alumno completo, el más completo si se considera que primero se escogen a los 10-12 mejores estudiantes de cuarto medio, y son ellos el que eligen al mejor de mejores: el Head Boy. “Siempre supe que iba a ser tremendo director”, señala Barriga, a quien califica como muy responsable, con ideas claras, y que no transa sus principios por nada. “Estudia a fondo todo lo que va a hacer, por lo que debe ser bien exigente”, enfatiza.

Las características escolares las potenció en la universidad. El ex presidente de Codelco, el ingeniero Nicolás Majluf, fue su profesor en la Católica, en un ramo relacionado con gestión estratégica, instancia donde justamente se discutían casos relacionados con las empresas. “En la escuela de ingeniería no existen los 7, pero tenía muy buenas notas. Era muy participativo”, recuerda. Y añade que ya desde esa época tenía una visión estratégica.

Tras la universidad, el también hincha de la Universidad de Chile y asiduo al estadio, partió a Wharton y a su regreso formó el family office de la familia, Megeve, que hoy lidera su hermano Piero. En 2003, fue parte del equipo asesor que trabajó en la fusión con Sodimac -por lo que prácticamente no dormía, señala un cercano- y, además, en 2007 ayudó en la fallida fusión con D&S. En enero de 2011, entró a la mesa de Falabella en reemplazo de su padre, y el 27 de abril de ese año asumió la vicepresidencia del holding.

En 2014 llegó a la presidencia de la sociedad anónima de mayor capitalización bursátil del país, tras la renuncia de Juan Cuneo. Y rápidamente se comenzó a visualizar el acelerador. “Falabella se agilizó en la toma de decisiones”, señala un cercano. En 2016, comunicaron un acuerdo con Soriana para el aterrizaje de Sodimac en México; en 2017, comenzaron a emitir CMR en ese mercado, y hace algunos meses abrió la primera tienda de mejoramiento del hogar en tierras aztecas. En paralelo, cerraron el acuerdo con Ikea para la apertura de nueve tiendas en Chile, Perú y Colombia en los próximos 10 años. Y en agosto remecieron al mercado con la compra de Linio como parte de su transformación digital. Lo último, la alianza con Google Pay, anunciada hace algunas semanas. “Se está invirtiendo en mucha tecnología, y en robotización de la mano de una nueva forma de hacer retail”, precisa un conocedor de la operación. De hecho, ayer inauguraron un centro de distribución de 47.000 m2 para 8 millones de unidades, que les permitirá procesar 30 veces más ordenes de compra. Todo, para hacerle frente a gigantes como Amazon. Hoy, el canal online representa el 7% de las ventas del retail.

Pero el sello de Carlo parece ir más allá. En su entorno hay coincidencias respecto a los cambios e impulsos que ha gatillado Solari bajo su administración. “Carlo ha tenido una gran habilidad para liderar a la empresa de manera exitosa, en tándem muy complementarios con Sandro y ahora con Gastón Bottazzini. Y su liderazgo es reconocido tanto por el mercado local como internacional, como quedó claro en el exitoso aumento de capital que hicieron”, señala el experto en gobierno corporativo y ex superintendente de Valores y Seguros, Alberto Etchegaray.

Quienes lo conocen aseguran que uno de los elementos diferenciadores es la convicción con que ha transmitido su visión de que todos deben actuar correctamente. “He sido testigo de reuniones con los directores de todas las filiales de Falabella y la administración en donde Carlo enfatiza sin dejar espacio a duda la absoluta intolerancia con cualquier mala práctica corporativa”, dice Etchegaray. Majluf -con quien compartió en el directorio de Sodimac- pone el foco en el mismo punto: la rigurosidad ética. “El asumió un rol de liderazgo en ese tema y lo enfatiza siempre en sus presentaciones”. Y subraya que hace dos años esta materia se reforzó con mucha intensidad. Si bien -precisa- Falabella siempre ha sido una empresa éticamente correcta, ahora eso se formalizó. “Se establecieron procedimientos y hay una gerencia con abogados a cargo de eso”, señala. De hecho se constituyó la gerencia de Asuntos Legales y Gobernanza, bajo la cual están las áreas de gobernanza, ética y cumplimiento a nivel corporativo. Ahí, el énfasis ha estado puesto en mejorar los mecanismos de gobierno y cumplimiento corporativo, implementar un nuevo sistema de ética corporativa, y robustecer los programas anticorrupción, de libre competencia, de protección de los derechos del consumidor, medioambiental y de protección de datos personales.

Es que Solari -plantea Etchegaray- ha tenido la capacidad de coordinar un directorio y un pacto de accionistas complejo, bastante atomizado, donde -explica- coexisten múltiples miradas de las distintas familias que no siempre coinciden. “Carlo ha tenido la capacidad de conciliar esos distintos intereses usando mucha inteligencia emocional y desplegando grandes habilidades blandas, cualidad no tan frecuente en los directores chilenos”.

Compañeros en otras mesas donde participa -como Paz Ciudadana, Plaza y Sodimac- refuerzan el punto: es un director que si bien hace las preguntas precisas, siempre es con un tono conciliador, ponderado, sin pasar a llevar a los ejecutivos, concuerdan. “Es bien estudioso, trabajador, con gran conocimiento y con muy buenas relaciones”, asegura un miembro de la mesa de Mall Plaza. “Todos los Solari tienen una combinación bien potente de preparación intelectual, académica rigurosa y muy ubicados, ponderado en sus comentarios y haciendo las preguntas que tienen que hacerse”, dice un director de Paz Ciudadana. Solari también es miembro del comité ejecutivo del Centro de Estudios Públicos (CEP); de la Comisión de la Productividad de la CPC; de la junta directiva de Wharton para Latinoamérica y consejero de Aptus, fundación educacional de la Sociedad de Instrucción Primaria de la familia Matte y de la Fundación Reinaldo Solari.

El ex ministro Jorge Burgos que comparte hace un par de meses con Carlo en Paz Ciudadana, precisa: “Es una persona que denota tranquilidad, más bien introvertido y su preocupación más corriente es la eficacia”. Es que al parecer su desafío al mando del mayor retailer nacional recién comienza.

Seguir leyendo