El tricampeón se abraza en el debut: la UC vence ajustadamente a Ñublense

Los jugadores de la Universidad Católica celebran el 0-1 ante Ñublense, en Chillán. Foto: Agencia Uno.

Los jugadores de la Universidad Católica celebran el 0-1 ante Ñublense, en Chillán. Foto: Agencia Uno.

Un autogol de Fabricio Fontanini le permitió a los cruzados imponerse por la cuenta mínima a los Diablos Rojos, en el estreno de ambos en el Torneo Nacional. Los dirigidos por Gustavo Poyet arrancan con un triunfo el camino hacia su cuarta estrella de manera consecutiva.


Universidad Católica tuvo un dulce debut en la edición 2021 del Torneo Nacional. En un parejo encuentro, los cruzados, sin hacer un partido extraordinario, vencieron por la cuenta mínima a Ñublense, gracias a un autogol de Fabricio Fontanini. Los dirigidos por Gustavo Poyet comenzaron con una victoria su camino hacia la cuarta estrella de manera consecutiva.

El equipo de Chillán tomó las riendas en los albores. Se adueñó de la posesión e impidió continuamente, a través de la presión, la salida de los forasteros, que, al menos en el inicio, no lograban encontrarse. Instalados en terreno visitante, los dueños de casa manejaron el cotejo, con Mathías Pinto y Fernando Cordero como los agentes que buscaron constantemente a su referente en ofensiva, Roberto Gutiérrez. Esos ataques, sin embargo, no pudieron ser transformados en llegadas de verdadero peligro. Mientras la UC solo corría tras la pelota.

Los precordilleranos, además de ser claramente superados, sufrieron con los problemas físicos. Así como lo hicieron en la previa, con el esguince en el tobillo que bajó a José Pedro Fuenzalida del encuentro y del amistoso de la Selección ante Bolivia. Esta vez, un tirón sacó del cotejo en los 19′ a Gonzalo Tapia, figura de la final de la Supercopa ante Colo Colo y el elegido para sustituir a Fernando Zampedri, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas. Clemente Montes lo reemplazó.

Pero hubo más dolores de cabeza para Poyet. Y es que el problema se le agrandó apenas tres minutos después. Branco Ampuero, uno que volvió a Las Condes en el reciente mercado de fichajes, también dejó la cancha por lesión. Tomás Asta-Buruaga ingresó por el zaguero. La UC, en menos de cinco minutos, debió rearmarse de urgencia en defensa y ataque.

Y cuando parecía que el cuadro de la franja estaba más debilitado, tanto por el juego local como por los cambios obligados, encontró la apertura de la cuenta. En los 27′, un tiro libre que se ejecutó rápido dejó descolocados a los dueños de casa. Alfonso Parot lanzó un centro aéreo que terminó con Fontanini enviando el balón contra su propio arco. Los cruzados, con poco, consiguieron adelantarse ante los de Jaime García.

Fabricio Fontanini anota en su propia puerta el 0-1 ante la UC, en el Nelsón Oyarzún. FOTO: Agencia Uno.
Fabricio Fontanini anota en su propia puerta el 0-1 ante la UC, en el Nelsón Oyarzún. FOTO: Agencia Uno.

El tanto levantó a la Católica y los roles se invirtieron. El monarca de la Primera División comenzó a cuidar la pelota, rotándosela a su oponente, que sintió el golpe, y aproximándose al arco adversario. Y, de hecho, pudo aumentar su ventaja en la segunda más clara que tuvo el compromiso. En los 36′, una gran acción de Montes por el sector izquierdo terminó con el balón en los pies de Juan Leiva. El volante probó de distancia a Hernán Múñoz, quien alcanzó a manotear el esférico, que luego dio en el poste y se fue al córner.

Juan Leiva se lamenta tras su remate que fue enviado al tiro de esquina por Hernán Muñoz, durante el duelo entre la UC y Ñublense. Foto: Agencia Uno.
Juan Leiva se lamenta tras su remate que fue enviado al tiro de esquina por Hernán Muñoz, durante el duelo entre la UC y Ñublense. Foto: Agencia Uno.

Para el complemento, García apostó por Nicolás Guerra para aumentar el volumen de su escuadra en el área contraria. Y, a ratos, su equipo se vio mejor. Intentó a través de los dos carriles, haciendo pasar malos momentos a los laterales de los cruzados. La visita, por su parte, se dedicó a administrar la ventaja, buscando aumentarla mediante contragolpes rápidos. Pero, por sobre todo, se centró en cuidar el resultado, más aún en el epílogo, cuando se le exigió en varias ocasiones al meta Matías Dituro. Así lo reflejó Poyet, sacando a Leiva y a Gastón Lezcano, por Carlos Salomón y Marcelino Núñez, respectivamente.

La UC sufrió en los minutos finales, pero nada le pudo arrebatar la victoria. Ñublense, pese a hacer un correcto partido, se retiró con las manos vacías. La suerte estuvo con el tricampeón, que, sin brillar, inició su aventura en el certamen festejando.

Ficha del partido:

Ñublense 0-1 Universidad Católica

Ñublense: Hernán Muñoz; Bernardo Cerezo, Fabricio Fontanini, Nicolás Vargas, J. Campusano; Federico Mateos, Esteban Carvajal (74′, Maximiliano Quinteros), Branco Provoste (55′, Nicolás Guerra); Mathías Pinto (89′, Matías Coronado), Roberto Gutiérrez, Fernando Cordero. DT: Jaime García.

U. Católica: Matías Dituro; Raimundo Rebolledo, Branco Ampuero (22′, Tomás Asta-Buruaga), Valber Huerta, Alfonso Parot; Juan Leiva (79′, Macelino Ñúñez), Ignacio Saavedra, Luciano Aued; Gastón Lezcano (79′, Carlos Salomón), Gonzalo Tapia (19′, Clemente Montes), Diego Valencia. DT: Gustavo Poyet.

Goles: 0-1, 27′, autogol de Fontanini, tras centro de Parot.

Árbitro: Rodrigo Carvajal. Amonestó a Provoste (Ñ); Rebolledo (UC).

Estadio Bicentenario Municipal Nelson Oyarzún. Sin Público.

En cursiva, jugadores juveniles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.