Roberto Gutiérrez: “Nunca he celebrado y nunca voy a celebrar los goles que le haga a Universidad Católica”

El Pájaro Roberto Gutiérrez, ahora en Ñublense, espera volver a Universidad Católica.

El Pájaro Roberto Gutiérrez, ahora en Ñublense, espera volver a Universidad Católica.

El delantero de 37 años y formado en la UC liderará el ataque de Ñublense, que recibe esta tarde al tricampeón del fútbol chileno, en Chillán, en la primera fecha del Torneo Nacional. El Pájaro no oculta su amor por el club que lo vio nacer, al que esperar volver para retirarse.


Roberto Gutiérrez (37) está feliz en Ñublense, su nuevo club. Esta domingo, el cuadro de Chillán recibirá al tricampeón Universidad Católica, el equipo de sus amores, al que le gustaría volver para cerrar su exitosa carrera, confiesa en entrevista con La Tercera.

¿Cómo está para el debut ante la UC?

Estoy bien. Pude hacer la pretemporada completa, eso me tiene contento. Vamos a esperar tranquilos el debut ante Universidad Católica. Gran rival. El tricampeón del fútbol chileno. Viene de ganar la Supercopa y jugó un gran segundo tiempo ante Colo Colo. Será complicado.

¿Es bueno o malo debutar ante el campeón?

Ni bueno ni malo, porque en algún momento nos íbamos a topar con Católica, ya sea en la primera o en la décima fecha. Lo más importante va a ser la convicción nuestra de querer ir a buscar el juego.

¿Por qué fichó en Ñublense?

Por el conocimiento que tengo del cuerpo técnico. Alcancé a estar un par de semanas con Jaime García, en Melipilla, antes de irme a México. Ahí tuve la fortuna de conocerlo. También fue uno de los primeros clubes que se interesó por mí cuando salí de O’Higgins.

¿Cuál es su balance de su paso por O’Higgins? ¿Qué le faltó?

Para mí no faltó nada. Me tocó jugar al comienzo y respondí, estuve a la altura. Después, no pude estar de titular, pero siempre fui una opción. Lo demostré hasta el último día, en el partido con Colo Colo, cuando jugué los minutos finales y traté de hacerlo de la mejor manera posible.

De hecho, usted provocó el penal que le dio el empate a O’Higgins…

Sí. Era un partido difícil y los dos equipos nos jugábamos cosas importantes. Nosotros, ir a copas internacionales y Colo Colo, el descenso. Estaba esperando la oportunidad. Se dio la opción de poder entrar en los últimos 10 minutos, en los que tuve una ocasión de cabeza que pude haber convertido. Y después, en el último minuto, me hacen el penal que provoca que Colo Colo se haya ido a la promoción. Ahora, más allá de si Colo Colo fue a jugar la promoción o no, lo importante era intentar hacer las cosas bien hasta el final.

Colo Colo es una de sus víctimas favoritas. En 2015 le marcó a los 96′…

Uno trabaja para poder hacer partidos importantes todos los fines de semana. Es lo único que uno quiere. Me ha tocado la fortuna de hacerle partidos interesantes a Colo Colo y la U. Ojalá pueda mantenerlo en el tiempo.

¿Se siente como el jugador que mandó a Colo Colo a la promoción?

No, para nada. Colo Colo jugó la promoción por ellos, no por mí.

A los 96', Roberto Gutiérrez le dio el triunfo a Universidad Católica sobre Colo Colo, en el Apertura 2015-2016, en San Carlos de Apoquindo.
A los 96', Roberto Gutiérrez le dio el triunfo a Universidad Católica sobre Colo Colo, en el Apertura 2015-2016, en San Carlos de Apoquindo.

¿Pudo volver a la UC, ahora?

Nunca fue una opción concreta. De diferentes partes hubo una opción de poder regresar. Tenía que conversar, analizar y en base a eso hubo unos tiempos. Estoy agradecido de la gente de Católica, de que mi nombre estuviese ahí como una opción, independientemente de que se haya dado o no, pero llegó el momento de tomar decisiones y la gente que está a cargo tuvo otras intenciones.

¿Aún se puede dar en el futuro?

Hoy, mis opciones son mentalizarme en Ñublense y hacer un muy buen año con el club. Es un lindo desafío. Ha llegado gente que ha hecho las cosas bien en Primera División y queremos plasmarlo para que nos vaya bien. Después, si se puede dar la posibilidad de volver a Católica, siempre tendré la ilusión. Para mí sería un privilegio poder volver al club.

¿Cuál es la meta de Ñublense?

La idea es pelear copas internacionales con el club. Sabemos que es un desafío importante. Tenemos confianza, un buen cuerpo técnico y un grupo humano tremendo.

¿Vio a la UC de Poyet? ¿Notó diferencias con la de Holan?

Se notan de inmediato los matices que tienen los diferentes técnicos. Queda demostrado en un entrenador que en un momento se da cuenta que está complicado, que tiene que salir a buscar un resultado y que hace tres cambios de inmediato. A lo mejor, con la mano de otro entrenador, no hubiese sido de esa forma. Eso quiere decir que es un entrenador que lee muy bien los partidos, que tiene soluciones a problemas antes de que pasen y eso lo hace súper interesante.

¿Están preparados para contener la sangre joven de la UC?

Católica se ha destacado siempre por su cantera exquisita. No solo ahora. Es un club que está varios escalones más arriba. Ya todos los clubes lo tienen visto y nosotros también.

Uno de sus rivales ha declarado ser su admirador: Diego Valencia

He tenido buena relación con todos los jugadores. A Dieguito, que en su momento me tocó estar muy poco con él, porque estaba recién subido. Tenemos buena relación y algo pudimos compartir. Cuando yo estaba en Palestino, me dijo que si podíamos intercambiar camiseta, así que se la pedí. Luego también se la pedí hace poco, cuando enfrentamos a Católica, con O’Higgins, en Rancagua.

Ya le ha marcado a la UC tres veces…

Sí, y en el último torneo, en San Carlos, me tocó convertirle también.

Y en vez de celebrar, ofreció disculpas y la gente lo aplaudió…

Es uno de los días que voy a recordar por siempre, porque nunca me imaginé eso: convertirle un gol al club y que la gente reaccione así. Antes ya le había convertido. Nunca he celebrado y nunca voy a celebrar los goles que le convierta a la UC. Ese día el gol fue bonito, pedí disculpas y creo que el 80% del estadio me aplaudió. No me había pasado. Lo atesoraré por siempre, por el cariño y lo que sentí ese día.

¿Le sorprendió la reacción?

Sí, me sorprendió. Siempre voy a agradecer el cariño de la gente de Católica. Me sorprendió, porque la gente me aplaudió ese día por el gol que hice. Eso me dejó marcado.

Roberto Gutiérrez le pide perdón a los hinchas de Universidad Católica, en San Carlos de Apoquindo, tras marcar un gol jugando por O'Higgins, en 2020.
Roberto Gutiérrez le pide perdón a los hinchas de Universidad Católica, en San Carlos de Apoquindo, tras marcar un gol jugando por O'Higgins, en 2020.

¿Católica fue un justo tricampeón?

Sí. Es un premio a todo lo que ha hecho la institución en estos últimos años, tanto hinchas, jugadores y dirigentes. Pienso que desde el 2016 en adelante ha sido muy exitoso en logros, pero desde el 2010 que Católica ha sido uno de los clubes más exitosos, porque tuvo que lidiar con una mochila de que no salía campeón, que fue difícil, entre 2011 y 2015, donde el club siempre estuvo peleando el título. Más allá de que no se logre, es muy difícil que una institución siempre esté peleando el título. Es un gran mérito, porque pese a los momentos complicados, la UC nunca renunció a la convicción del trabajo que se estaba haciendo. Ahí hay un gran mérito de la directiva y la gente que trabaja en armar los planteles. Y también de los jugadores que llegan a un club ganador. Tuve la fortuna de estar en el primer bicampeonato y ahí esa mochila se sacó.

¿En 2016 cambiaron la historia?

Sí. Ese primer campeonato que logramos quizás no deberíamos haberlo ganado por cómo se dio la fecha, porque no dependía de nosotros e íbamos perdiendo ante Audax. Futbolísticamente, no estábamos haciendo las cosas bien, pero la gente nos dio el apoyo. Fue como el jugador número 12 y nos transmitió las ganas de luchar. O’Higgins perdió puntos y nos terminó dando el título. A lo mejor, futbolísticamente en ese partido no merecimos ganar el título, pero fue cuando dimos vuelta la historia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.