Los Cóndores buscan acercarse al Mundial

Chile XV enfrenta a Uruguay con la misión de ganar y así asegurar el paso a la Zona Interamericana, en la que de cuatro selecciones, dos clasifican a Francia 2023 y una va al repechaje.




Hoy los Cóndores pueden quedar un paso más cerca de la historia. A las 15.00 horas enfrentarán a Uruguay XV por los Clasificatorios para el Mundial de Rugby y una victoria les asegura el primer lugar del triangular que también disputa Brasil, equipo al que ya vencieron el domingo pasado con un ajustado 23-13. De ser así, el sueño de la Copa del Mundo estará más cerca de cumplirse.

Y es que Chile XV nunca ha participado en un Mundial de Rugby en toda su historia. El proyecto de la federación chilena encabezado por el head coach de los Cóndores Pablo Lemoine, busca precisamente eso: reescribir el relato de una disciplina cuyo principal protagonista en el país ha sido el amateurismo. Al menos hasta 2018, cuando el entrenador uruguayo tomó las riendas de la selección nacional y del proceso de profesionalización.

La victoria ante Brasil pavimentó el camino para la clasificación. Sin embargo, una victoria ante Uruguay tampoco la asegura: falta un paso más. Del triangular que disputa Chile avanzan dos selecciones hasta la Zona Interamericana en la que esperan Estados Unidos y Canadá. Dependiendo de su posición final en el actual Clasificatorio, los Cóndores enfrentarían a uno de los combinados norteamericanos en llaves de ida y vuelta. Así, de este cuadrangular dos selecciones sacan pasajes directos a Francia 2023 y una tercera va al repechaje.

Las posibilidades son altas para Chile, de ahí la importancia de la victoria del domingo pasado. Un choque al que llegaron sin roce previo ya que el amistoso agendado ante Colombia debió suspenderse por el Covid-19. “Nosotros sabíamos que era difícil que se diera, así que trabajamos muchísimo las situaciones de contacto y de rugby real entre nosotros. Y eso nos hizo primero llegar bien físicamente y a nivel de rugby, y también hizo crecer al equipo”,comenta Pablo Lemoine a El Deportivo.

El legendario expilar de los Teros sabe de hazañas. Lemoine clasificó al combinado uruguayo a un Mundial tras 12 años de ausencias y espera repetir lo mismo con Chile. “Creo en el trabajo, en el sacrificio de un grupo, en un proceso ordenado. Tenemos un grupo muy sacrificado, un programa que está intentando afianzarse y un grupo que está dispuesto a sacrificarse. No me gusta asociar historias, cada grupo evalúa el éxito desde donde lo evalúa. Creo que este equipo ha decidido escribir su propia historia y ojalá cumpla los objetivos que tiene, que quizás son muchísimos más grandes que solo clasificar a un Mundial. Capaz que el liderar una revolución en el rugby chileno para siempre genera más impacto que un objetivo a corto o mediano plazo”, comenta.

Martín Sigren, capitán de los Cóndores, indica que el trabajo mental para controlar la ansiedad ha sido fundamental. “Es algo que venimos trabajando para saber manejar este tipo de partidos que son finales donde obviamente la cabeza juega un rol importantísimo dentro del partido, igual que lo físico. Es algo que tenemos visto y que hemos trabajado en las últimas semanas”.

El choque contra los Teros no será fácil. Uruguay es una potencia en el continente que ya demostró varias de sus fortalezas en la Superliga Americana de Rugby a través de Peñarol, equipo que representó al país oriental en el torneo y cuyos jugadores son la base de la selección nacional. Lemoine los conoce bien, aunque asevera que su pasado con el combinado de su país no es garantía de nada. “Pudieron jugar un amistoso de alto nivel y trajeron varios refuerzos importantes. Se conocen mucho porque son parte de un proceso y algunos llevan trabajando ocho años. Conozco mucho a los chicos, conozco a la perfección una cantidad de cosas, pero este es un juego, aparte de lo físico, de estrategia, y las estrategias que vayan a aplicar no las conocemos. “, manifiesta.

Hace un año que estamos en un plan de alto rendimiento, trabajando con este grupo y convencidos de que el trabajo va a pagar. Ojalá que sea este domingo, pero si no, será en octubre. Y si no, más adelante. Estamos totalmente convencidos de que estamos haciendo lo correcto, o al menos lo que no se hizo cuando se tendría que haber hecho en Chile, y darse cuenta de que uno hace algo y da resultado te pone muy contento”, agrega Lemoine.

Una derrota ante los charrúas tampoco es el fin para Chile. Como dos selecciones sudamericanas avanzan a la Zona Interamericana, los Cóndores tendrían que esperar que Brasil no venciera a Uruguay en el cierre del triangular para continuar con su camino a Francia.

No obstante, Sigren quiere que todo quede en sus manos y no depender de nadie: “Estamos más que conscientes de la oportunidad que se nos presenta. Venimos con esa conciencia hace un año, en el que venimos trabajando enfocados principalmente en eso como nuestro motor y fuente de energía. Tal como dice Pablo, buscamos generar un cambio, pero obviamente es imposible no pensar en ese sueño de ver a Chile por primera vez en un Mundial. Eso nos quita el sueño y nos hace despertarnos en la mañana. Hoy ante Uruguay tenemos un paso más para estar cerca de ese sueño y así lo estamos tomando”.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.