Colo Colo fue incapaz de superar a una mezquina Católica que solo pensó en Palmeiras

Puch y Rojas disputan un balón en San Carlos de Apoquindo. Foto: AgenciaUno.

El Cacique dominó en San Carlos de Apoquindo, pero fue incapaz de concretar su dominio en el marcador. Los Cruzados, diezmados por las lesiones y preocupados por la Copa Libertadores, no disputaron un buen partido.


Todo fue para Colo Colo: la posesión, las ocasiones de peligro, el buen juego. Todo menos el triunfo. El Cacique no supo aprovechar su superioridad ante Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo y dejó escapar la victoria frente a un rival que no desplegó la misma calidad futbolística del miércoles en Copa Libertadores. Quizá fue precisamente la llave de vuelta ante Palmeiras lo que impidió que la UC jugará mejor. Quizá solo fue la incapacidad de Poyet. Lo cierto es que el tricampeón logró, con poco, rescatar y dejar un punto en casa.

Un partido, al menos en el comienzo, entretenido, disputado, con ocasiones de peligro.. Porque el reloj no marcaba ni cuatro minutos cuando Gabriel Costa aprovechó una desaplicación defensiva de Valber Huerta y Raimundo Rebolledo para agarrar la pelota y llegar hasta Sebastián Pérez. El remate a quemarropa dio en el pecho del arquero cruzado y si bien no subió al marcador, daba pistas del dominio albo que se impondría en San Carlos de Apoquindo en el primer tiempo.

La Católica respondió bien y pronto. Con un fútbol calculado y pausado urdió una jugada que terminó en un córner que hizo sufrir a la zaga colocolina. En el 10′ Cortés no supo cómo despejar en dos ocasiones el tiro de esquina de Marcelino Núñez y dejó la pelota muerta en el área. Diego Valencia controló y cedió para Huerta, quien desde el punto penal buscó el gol con un potente remate. De forma milagrosa, Zaldivia apareció en el camino del tiro cuando la pelota ingresaba al arco.

El cuadro de Gustavo Poyet no tuvo nada más de peligro en el primer tiempo. De ahí en más todo fue para los dirigidos de Gustavo Quinteros. El mediocampo constituido por el joven Vicente Pizarro, Leonardo Gil y César Fuentes; taponeó cualquier intento de salida limpia de Ignacio Saavedra, la brújula de los Cruzados. Cuando el 8 precordillerano se ve aprisionado nada funciona en su escuadra, y así fue durante 45 minutos iniciales. La línea de volantes del Cacique dispuso de la pelota a su merced, tocando y distribuyendo sin demasiados problemas. Tanta era la comodidad del Popular que el enojo de Quinteros por las faltas no cobradas y la amarilla recibida desapareció.

Rebolledo lo pasaba mal como lateral izquierdo. Fue constantemente asediado por Costa, Iván Morales y Jeyson Rojas. Tampoco pudo asociarse con Edson Puch, muy solitario en el extremo izquierdo del ataque del tricampeón. Pérez, el mejor de la UC en la primera mitad, fue testeado con peligro cuando el partido pasó la media hora de juego. Achicó de gran manera una arremetida de Morales tras asistencia de Costa y luego voló para despejar un tiro libre del uruguayo nacionalizado peruano.

Católica emparejó un poco el encuentro cuando el entretiempo se acercaba. Saavedra, tan necesitado para la claridad de los Cruzados, logró tomar protagonismo y deshacerse de la marca. Marcelinó también apareció, lo mismo Puch. No contaron con otra ocasión de peligro parecida a la del minuto diez, pero al menos no terminaron encerrados en su propio arco.

Durante los primeros quince minutos del segundo tiempo Colo Colo recuperó su dominio. Y es que a diferencia de la UC, los albos poseían a varios jugadores que generaran ocasiones de peligro. En el cuadro de Las Condes no aparecía Marcelino y Juan Leiva, pese a estar muy bien en el quite, estuvo equívoco en la entrega de pases. A la hora de partido Poyet reaccionó y modificó el equipo para intentar remediar los puntos bajos: quitó a Asta-Buruaga, condicionado por la amarilla, y lo reemplazó con Germán Lanaro. Rebolledo cedió su posición a Alfonso Parot mientras que Felipe Gutiérrez ingresó en desmedro de Leiva.

Nada funcionó. El Cacique siguió siendo superior; la UC, inferior. Pérez continuó siendo atacado mediante tiros de esquina y centros al área que, para fortuna de los cruzados, no fueron finiquitados por la impericia de los atacantes albos. Una lesión en el hombro de Zaldivia propició los primeros cambios de Quinteros: Falcón reemplazó al argentino y Marcos Bolados tomó el lugar de Pizarro. Poyet respondió quitando a Saavedra y Puch.

A diferencia del primer tiempo, el complementó no contó con ocasiones claras de gol. Tapia, quien ingresó en el segundo tiempo, se lesionó y dejó a la Católica con diez jugadores. Sin embargo, esta ventaja no fue aprovechada por la visita y dejó el marcador tal como comenzó.

FICHA DEL PARTIDO

U. Católica: Pérez; Fuenzalida, Asta-Buruaga (60′, Lanaro), Huerta, Rebolledo (60′, Parot); Núñez, Saavedra (74′, Silva), Leiva (60′, Gutiérrez); Valencia, Zampedri, Puch (74′, Tapia). DT: G. Poyet.

Colo Colo: Cortés; Rojas, Zaldivia (73′, Falcón), Amor, Suazo; Fuentes, Gil, Pizarro (73′, Bolados); Costa, Morales, Rodríguez (83′, Solari). DT: G. Quinteros.

Árbitro: J. Cabero. Amonestó a Morales, Amor, Rojas (CC); Asta-Buruaga (UC).

Estadio San Carlos de Apoquindo. Sin público.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.