Senadores DC cuestionan alcance de las medidas económicas anunciadas para enfrentar la crisis

Senadores DC

Los cinco miembros que integran el Comité de Senadores de la Democracia Cristiana, cuestionaron el paquete de medidas económicas anunciadas por el Presidente Piñera y calificaron de insuficiente los recursos fiscales destinados.


Una batería de medidas económicas por US$11.750 millones anunció el gobierno la semana pasada para enfrentar la crisis interna que ha desatado la rápida propagación del coronavirus. Sin embargo, y pese a que en su momento el anuncio fue valorado transversalmente por mundo gremial y académico, desde el lado político la mirada no es igual de homogénea.

Los cinco miembros que integran el Comité de Senadores de la Democracia Cristiana (DC), Yasna Provoste, Carolina Goic, Francisco Huenchumilla, Jorge Pizarro y Ximena Rincón tildaron de desequilibrado y débil el paquete de medidas y a su vez cuestionaron el alcance efectivo de los recursos fiscales que se destinaron para atender la emergencia. Esto porque, según sugiere el documento son los trabajadores quienes pagaran los mayores costos.

“Es un plan desequilibrado ya que el esfuerzo fiscal para proteger a los trabajadores es débil – el mundo laboral sufrirá una caída importante de sus ingresos- pero el ministro de Hacienda Ignacio propone que en el seguro de Cesantía se utilicen primero los ahorros de los trabajadores que tienen en su cuenta individual y después los recursos fiscales empozados en el Fondo Solidario de Cesantía”, remarca el oficio.

Y es que el principal punto que cuestionan los senadores de la DC, es que sean los propios trabajadores con sus ahorros de la cuenta individual del Seguro de Cesantía, quienes financien su suspensión hasta tanto dure el período de crisis, y que en adelante, si es que llegara a producirse el despido de esa persona, esta, al no tener fondos, apele entonces al fondo solidario al que se le inyectarán recursos fiscales por US$2.000 millones, según dijo Briones cuando detalló el anuncio ante la Comisión de Hacienda del Senado el viernes pasado.

Para los senadores, correcto sería que “en esta crisis transitoria los ingresos de los trabajadores afectados por la suspensión temporal se financien primero, con el fondo solidario del Seguro de Cesantía que tendrá una importante inyección fiscal de US$ 2.000 millones que debe gastarse ahora y no el 2021 como propone la Dipres”.

Respecto de las medidas adoptadas para las pequeñas y medianas empresas, los senadores señalan que desde la posición legislativa que ostentan, pedirán mayores garantías a los trabajadores y apuntarán a que los créditos efectivos se centren en las pequeñas empresas y que estos recursos permitan provisionar garantías que profundicen la extensión de los créditos. En este contexto, señalan que “es la hora de enfrentar la crisis protegiendo a los trabajadores y ayudando a las empresas con los ahorros fiscales acumulados por décadas. Sólo así se puede sortear la crisis y estar preparados para la etapa post crisis. Del total de los recursos anunciados sólo un tercio será gasto fiscal nuevo”, cuestionaron.

Comenta