OCDE aplica fuerte recorte a la proyección de crecimiento de la economía chilena, pero respalda medidas sociales

plaza-italia

La organización prevé una expansión del PIB de 2,2% frente al 3,4% pronosticado en mayo.


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) rebajó fuertemente su proyección de crecimiento para la economía chilena este año a 2,2% desde el 3,4% previsto en mayo, debido a las protestas sociales y a la inestabilidad de la región pero destacó las medidas sociales que está implementando el gobierno para enfrentar la coyuntura.

"Las medidas políticas recientemente anunciadas para aumentar aún más el gasto social, principalmente las pensiones financiadas con fondos públicos y un aumento del salario mínimo para los más vulnerables, se han acomodado adecuadamente dentro de la regla fiscal y mantendrán el consumo privado", señaló el organismo al dar a conocer su informe semestral de Perspectivas Económicas.

Asimismo sostuvo que "un crecimiento más fuerte e inclusivo requiere mantener el impulso de la reforma estructural".

La OCDE indicó que las reducción de la segmentación del mercado laboral entre empleos estables y precarios y la integración del flujo reciente de migrantes, la racionalización de las licencias y las regulaciones y el aumento de la competencia en los servicios de red siguen siendo clave.

Baja en proyección

La nueva previsión de crecimiento para la economía es levemente superior a las estimaciones del gobierno y de Consensus Forecast que prevén una expansión de 2% para el 2019.

Además la OCDE redujo su pronóstico para la expansión del PIB chileno en 2020 a 2,4% desde el 3,3% previsto anteriormente, mientras que para el 2021 proyectó un aumento de 3,5%.

El organismo estimó que la economía chilena se reforzará en los próximos años de forma gradual gracias a la reforma tributaria y condiciones financieras que respaldarán la inversión, mientras se mantiene el consumo interno por el aumento de los sueldos y las bajas tasas de interés.

Pero el organismo estimó que las tasas de interés irán subiendo conforme la inflación se acerque al objetivo del Banco Central de 3%.

En cuanto al estallido social la OCDE sostuvo que una política fiscal sostenible y los sólidos cimientos macroeconómicos deberían respaldar el crecimiento pese al impacto negativo de las protestas en el último trimestre de 2019.

"Sin embargo, las proyecciones están sujetas a una considerable incertidumbre debido a los actuales disturbios. Las causas del estallido deben ser abordadas para impulsar el bienestar de los hogares y fortalecer la confianza empresarial", recomendó.

Advirtió que en el peor de los casos, un fracaso o retraso en la implementación de las "necesarias y ambiciosas reformas sociales" debilitaría el crecimiento proyectado, a lo que se añaden factores externos por la tensión y la inestabilidad en la región, que suponen también un riesgo para la economía.

https://www.latercera.com/pulso/noticia/consensus-forecasts-recorta-proyeccion-inversion-2020-24/909252/

Comenta