Impuestos a las personas en Chile: mayor diferencia con países desarrollados está en pendiente de tasas y en tramo exento

Imagen-Rodrigo-Vergara-54-1023x573

Un estudio del CEP realizado por el expresidente del Banco Central Rodigo Vergara y el investigador Adolfo Fuentes, compara las tasas de impuestos a las personas en Chile con las de Australia, Nueva Zelandia, España y Noruega. El resultado muestra que la recaudación por este tributo podría subir hasta en 4,7% del PIB si fuera similar a la de ellos.


En medio de las distintas discusiones sobre reformas en el país, una que posiblemente se retomará en el mediano plazo es la del sistema tributario.

En ese sentido, es clave identificar cómo está Chile tanto en lo que se refiere a los impuestos corporativos como en los personales, en relación a las naciones que, en teoría, podrían ser ejemplos a seguir. Mientras en el primer caso, del tributo a las empresas, el país ha ido aumentando la tasa a pagar en los últimos 20 años, al revés de la dirección en que se ha movido el promedio de la Ocde, siendo hoy de 27% vs. 23%, respectivamente, en los impuestos personales la situación es distinta.

De acuerdo al estudio “Impuestos a la renta de personas en Chile: simulaciones siguiendo esquemas de otros países Ocde”, del Centro de Estudios Públicos (CEP) -realizado por los investigadores Rodrigo Vergara y Adolfo Fuentes-, “la recaudación por concepto de impuestos a la renta de las personas es particularmente baja” en el país. De hecho, Chile recauda 1,4 puntos del PIB por este concepto, en tanto que el promedio de los países Ocde asciende a 8,1 puntos porcentuales (pp). Además, se resalta que el sistema tributario y de transferencias desde el Estado no ayuda a disminuir la desigualdad, como sí ocurre en los países Ocde.

En este contexto, los investigadores asumen que es posible que Chile tenga que elevar su carga tributaria total en el mediano plazo, “para hacer frente a las mayores demandas sociales” y puntualizan que actualmente ella es 3 puntos del PIB menor al promedio de los países Ocde cuando tenían un PIB per cápita similar al nuestro hoy.

El informe explica que si se recaudara lo mismo que la mediana de la Ocde con el impuesto a las personas, se obtendrían 5,4 pp del PIB adicionales, lo que podría servir para llevar a cabo la agenda social y también para recortar la carga de las empresas, aumentando los incentivos a la inversión.

El estudio analiza y compara la situación chilena con Australia, Nueva Zelandia, España y Noruega, y señala que las principales diferencias con Chile “no son las tasas marginales máximas, sino el tramo exento elevado y el aumento mucho más gradual de las tasas marginales del impuesto”, es decir, su pendiente.

Así, en los países analizados se empieza a pagar impuesto a la renta con ingresos relativamente bajos y las tasas del tributo suben mucho más rápido que en Chile. “Por ejemplo, si consideramos las escalas a tipo de cambio nominal, una persona que en Chile tenía un ingreso imponible de 2 millones de pesos al mes, pagaba una tasa media de 3,9% (en 2017). Sin embargo, con ese mismo ingreso, si se usara la escala de impuestos de esos países, pagaría entre 13,2% y 18,9%”, sostiene el documento. Además, “si el ingreso de una persona es de 10 millones (de pesos), en Chile aquella pagará 24%, en comparación con un rango de entre 29,5% y 36,9% en los otros países”.

De esta forma, considerando el tipo de cambio nominal bilateral para los distintos tramos de ingreso, de aplicarse la estructura tributaria de los cuatro países analizados, la mayor recaudación en Chile fluctuaría entre 1,5% del PIB con la estructura de Australia, hasta 4,7% del PIB en el caso de usar la de España.

Ahora, si se ajustan las tablas de ingreso al tipo de cambio corregido por Paridad de Poder de Compra (PPC), el rango de mayor recaudación en Chile iría entre 3% del PIB si se sigue la estructura de Australia, hasta 5,2% del PIB para la de Noruega.

El estudio muestra que si esta mayor recaudación que se obtendría fuera mejor focalizada que la recaudación actual, “el coeficiente de Gini (que mide la desigualdad) obtenido podría ser más bajo”.

Uno de los autores, el expresidente del Banco Central e investigador senior del CEP, Rodrigo Vergara, indica a Pulso que bajo este ejercicio “la distribución del ingreso mejora, porque las tasas medias de los sectores más altos suben”. Es decir, ajustando la pendiente de las tasas, los que ganan más pagarían mayores impuestos que hoy.

Respecto del tramo exento, que en Chile se ubica desde renta cero a 13,5 UTA (alrededor de $700 mil mensuales), hay casos como España donde no existe esta condición, ya que los ingresos comienzan a pagar inmediatamente, aunque hay un descuento personal a nivel central y local. La alerta por el alto porcentaje de personas exentas en Chile -casi 75% de los contribuyentes- no es nueva de este documento, tanto la Ocde como el FMI ya se han manifestado sobre la necesidad de repensar dicha política en el informe sobre exenciones tributarias que entregaron al gobierno el año pasado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche


En medio de la mejoría de los indicadores epidemiológicos, el gobierno ha anunciado que no renovará el Estado de Excepción Constitucional. Con todo lo que ello implica, en La Moneda y Salud ya alistan ajustes al plan "Paso a Paso", pues el análisis que realizan es que -por ejemplo- tanto la fase de Cuarentena y de Transición no serían aplicables, pues la alerta sanitaria, por sí sola, no permitiría las restricciones de movimiento. Según trascendidos, se mantendría un plan con "fases", pero más acotadas que las cuatro etapas actuales y los aforos podrían modificarse, pero se mantendrían como una medida sanitaria para evitar aglomeraciones.