Bravo sonríe en Wembley

El Manchester City supera con total claridad al Arsenal y gana la Copa de la Liga. El arquero nacional logra su primer trofeo en Inglaterra, en el torneo que le dio mayor actividad en la temporada, y del que fue héroe en varias rondas.


La esperada primera vez llegó en el mejor escenario posible. Wembley, la catedral del fútbol inglés, recibió la final de la Copa de la Liga, la competencia en la cual Claudio Bravo mostró su mejor versión desde que arribó al Manchester City. Con solidez defensiva y una contundencia incuestionable, los Citizens superaron con total justicia al Arsenal por 3-0 y sumaron otro trofeo en sus vitrinas. De esta manera, el oriundo de Viluco alcanzó su primera consagración en Inglaterra, en una temporada en la cual ha tenido que remar desde atrás para tener continuidad.

El favoritismo era del City, porque ha forjado una campaña sólida, con buenos resultados y aspiraciones altas, tanto en lo local como en la arena continental. En frente estaban los Gunners de Wenger, cuya volatilidad se hace cada vez más crónica. Ninguno de los dos se guardó nada para la final. Presentaron lo mejor que tenían a disposición.

Bravo fue uno de los mejores de la cancha, participando en instancias claves dentro del compromiso. Al inicio, evitó la apertura de la cuenta de Aubameyang, con una notable atajada en el área chica.

Bravo le tapa, en área chica, su tiro a Aubameyang. Foto: Reuters

Y más tarde, se vistió de asistente para el primer gol de su escuadra. Minuto 19. Saque largo del golero y el Kun Agüero, con absoluta viveza, mueve a Mustafi para desacomodarlo y así el argentino queda de cara al arco. Define por encima de David Ospina. Golazo.

Bravo estuvo muy activo con los pies, metido en el partido. En los 23’, contuvo sin problemas un tiro libre de Aaron Ramsey. Eso sí, casi se transforma en villano en el complemento porque pifió en un rechazo ante una presión del gabonés Aubameyang. Pero el ex Dortmund le terminó cometiendo falta al empujarlo. Alivio tras unos segundos de susto. Ese fue el único desliz dentro de una jornada de felicidad.

Los tantos de Vincent Kompany (58’) y David Silva (65’) completaron el triunfo de los celestes, que ganaron por quinta vez la Copa de la Liga. Bravo conquistó un certamen que también obtuvo Manuel Pellegrini con el club. El Ingeniero ganó dos veces esta copa, en las temporadas 2013-2014 (superando al Sunderland) y 2015-2016 (sobre el Liverpool, en definición a penales).

Contando clubes y selección, Claudio Bravo consiguió ayer su decimatercera estrella personal, la primera con el City. Su estadía más prolífica en este sentido fue en el Barcelona.

Quien también festejó por vez primera con el elenco de Manchester fue Pep Guardiola. Luego de una temporada inicial en la que quedó en deuda, ahora está ad portas de acaparar todo. “Hay títulos más importantes que éste, pero estamos muy contentos. Era muy importante ganar después de caer en la FA Cup. Jugamos bien, pero no pudimos clasificarnos. Ahora tenemos que centrarnos en la Premier League e intentar ganar los partidos que restan”, sentenció el entrenador.

Claudio Bravo habló a través de su cuenta de twitter. Colgó varias fotos de la conquista con la siguiente frase: “Seguimos cosechando logros”.

Seguir leyendo