Sin jugar bien, la UC vence a Iquique y mantiene su campaña perfecta

Los cruzados se impusieron por 1-0 con un solitario gol de César Fuentes a los 84 minutos.


Universidad Católica llegó muy diezmada a Calama, sin Benjamín Kuscevic, David Llanos y Diego Buonanotte, todos ausentes por lesión. La baja del argentino trastocó todos los planes, porque se produjo el sábado, un día antes del partido ante Iquique, cuando el técnico Beñat San José ya tenía lista la estrategia para continuar con la campaña perfecta en el Campeonato Nacional.
El español tuvo que rearmar todo. La baja del Enano lo obligó a echar mano a Diego Rojas, quien las hizo de conductor ayer ante los Dragones Celestes. Sin embargo, el pequeño volante estuvo lejos del nivel que venía mostrando el ex River Plate y Málaga.
Arriba, en el ataque, sucedía lo mismo. Andrés Vilches estuvo lento, desconectado del resto del equipo, muy bajo para lo que se espera del 9 de la UC. El que más intentaba generar peligro era el joven David Henríquez, una de las principales promesas de las series menos estudiantiles, aunque sin la profundidad necesaria. Además, los cruzados no lograban asociarse en el mediocampo ni tampoco adueñarse del balón.
Iquique, que estrenaba a Miguel Riffo como nuevo entrenador, tampoco hacía mucho. El de ayer fue uno de los primeros tiempos más bajos del cuadro de la franja y no supieron aprovecharlo. El ex defensa de Colo Colo se vio activo y gritándole constantemente instrucciones a sus jugadores.
Si no es por el remate de Raúl Becerra a los 44’, que se estrelló en el vertical y que en segunda instancia fue conectado por Diego Torres, pero salvado por Branco Ampuero casi en la línea, el primer tiempo se habría ido sin ninguna llegada clara de gol. Era un partido horrible, deslucido, fome.
Algo mejoró el puntero en el segundo tiempo. Al menos, mostró mayor intensidad, se apropió de la pelota y se acercó con cierta peligrosidad al arco de Naranjo, luciendo como estandarte a José Pedro Fuenzalida, quien subió a la línea de volante tras el ingreso de Raimundo Rebolledo, quien reemplazó a un bajo Marcos Bolados.
El leve dominio de Católica encontró su primer aviso a los 63’, cuando un disparo del Chapa se fue por poco. Las más clara fue a los 72’, cuando el mismo capitán de los cruzados desvió por casi nada un remate con la pierna izquierda, que varios hinchas en el estadio Zorros del Desierto gritaron como gol.
¿Fue un factor la altura? Tal vez. Lo cierto es que ambos equipos, pese a vivir momentos opuestos, demostraron que aún están en proceso de adaptación a sus nuevos entrenadores. Ninguno pudo desplegar un fútbol fluido, dinámico y mucho menos vistoso.
Pese a lo anterior, el cuadro de la precordillera siguió acercándose más que el cuadro de la Primera Región. A esas alturas, ya hacía méritos para tomar ventaja.
A los 79’, una mano de Mauricio Zenteno dentro del área fue reclamada enérgicamente por la UC. No obstante, el árbitro Felipe González desestimó la infracción. Un error, porque el defensa celeste despegó la mano del cuerpo cuando Fuenzalida lanzó el centro.
Sin llegadas claras, parecía que el partido terminaría en empate y que Riffo no perdería en su estreno, como suele suceder con los técnicos nuevos.
Hasta que Rojas hizo olvidar por un segundo a Buonanotte. El antofagastino recuperó un balón en terreno propio y cedió con gran precisión al recién ingresado Fernando Cordero. El Chiqui lanzó un peligroso centro desde la izquierda que el Chapa no pudo conectar, trabado por dos defensas locales, pero el balón le quedó a César Fuentes, quien definió bajo y cruzado para abrir la cuenta.
Un contragolpe mortal del equipo de San José, quien de inmediato ordenó el ingreso de Jaime Carreño por Rojas para cerrar el quinto triunfo consecutivo en la misma cantidad de fechas del torneo nacional. Puntero absoluto y campaña perfecta.
Iquique intentó la igualdad, pero los cruzados aguantaron ordenados. Sin jugar bien, los cruzados comandan el fútbol chileno con dominio total en la tabla.

Seguir leyendo