Una intratable Católica supera a Unión y se afianza en la cima

Los cruzados vencieron por 3-1 a los hispanos con gran actuación de Diego Rojas. El próximo rival de la UC ahora es Colo Colo, en el Monumental.


Universidad Católica tenía tarea que hacer y la hizo. No falló. En San Carlos de Apoquindo se impuso por 3-1 a Unión Española y completó seis triunfos en seis fechas. Campañón.

Ante Iquique, Beñat San José entendió que José Pedro Fuenzalida le era más útil de puntero derecho que de lateral por ese costado. Ese cambio de posición le sirvió para llevarse los tres puntos de Calama cuando el empate era un hecho. El técnico aprendió la lección.

Por lo mismo, decidió mantener al Chapita en la zona de ataque para vulnerar a la zaga hispana. Una variante que implicó el ingreso de Raimundo Rebolledo, de 20 años, como titular, para cumplir las labores defensivas que dejaba vacantes el capitán cruzado.

No era la única apuesta del local. Diego Buonanotte comenzó cargado a la izquierda, como delantero, dejando en la creación a Diego Rojas. La UC echaba mano a sus divisiones menores, ya que como nueve de área aparecía el promisorio David Henríquez (19 años).

La formación de los estudiantiles no sólo sorprendió a sus hinchas, que repletaron, una vez más, el estadio San Carlos de Apoquindo, sino que también a Martín Palermo y a sus dirigidos.
Aquello se notó, porque los primeros 30 minutos fueron lo mejor que ha mostrado el cuadro precordillerano en el Campeonato Nacional. Eso es mucho decir, tomando en cuenta Católica llegaba como líder exclusivo con cinco triunfos en igual cantidad de fechas.

El inicio fue arrollador. El dueño de casa controlaba el balón a su antojo, mientras la visita estaba perdida, sin saber que hacer. La apertura de la cuenta fue un golazo, un derechazo de Fuenzalida desde fuera del área, inalcanzable para Cristián Guerra, quien dejó en la banca a Diego Sánchez (7’).

Los cruzados se asociaban de buena forma. Luciano Aued tenía cubierto el mediocampo y hasta el limitado Germán Voboril se proyectaba por la zona izquierda. Marcos Bolados, por el extremo opuesto, intentaba lo propio.

A los 24’, al joven Henríquez le faltó sangre fría. El atacante se vio tan solo en el punto penal que se asustó y apenas sacó un tirito al centro del arco que controló el meta visitante sin problemas. Era el segundo. Perdonazo del líder.

Palermo, desesperado, le gritaba a sus jugadores que presionaran la salida de los estudiantiles. Una instrucción que, poco a poco, empezó a darles resultados a los de Plaza Chacabuco.

Unión se atrevió, adelantó las líneas y la solidez de la UC comenzó a desvanecerse. Un error de Aued en la salida puso el primer aviso. El empate llegó a los 31’, cuando los de San José eran mejores. Un centro de Luis Pavez desde la izquierda encontró la cabeza de Tobías Figueroa. Branco Ampuero intentó sacarla la línea, pero la terminó empujando.

Fueron los mejores momentos de los rojos y los peores del elenco de la franja. Pablo Aránguiz era incontrolable, al igual que las subidas del ex lateral de Colo Colo y de Juan Pablo Gómez. En el líder, Buonanotte estaba extraviado por la izquierda, Henríquez no participaba y Bolados se diluía fácil. El empate le dolió a Católica.

Ni con el inicio del segundo tiempo variaron las cosas. Sin embargo, cuando mejor jugaban los de Independencia, los universitarios recuperaron el balón en el mediocampo y se pusieron en ventaja. Esta vez, Henríquez definió como un experimentado. Rojas, quien también asistió en el primer gol, habilitó al juvenil, quien amagó dentro del área y concretó con un lindo zurdazo (53’).
La ventaja le dio tranquilidad a los dueños de casa, pero no mejoró su juego. El argentino Buonanotte seguía desaparecido, un poco incómodo en su posición. Beñat mandó a la cancha a David Llanos, César Fuentes y Fernando Cordero, intentando tener más presencia en el área, cerrar el medio y parar las constantes y peligrosas subidas de Gómez.

El partido se tornó parejo, muy trabado. Unión no renunció al ataque y, lo peor para la UC, es que tenía recursos. Ni la inesperada salida de Aránguiz desdibujó a los de Santa Laura.

Pero si algo caracteriza el estilo de la Católica 2018 es su solidez defensiva. Los hispanos no pudieron y dejaron espacios. Tercera asistencia de Rojas (partidazo) y Llanos que no falla ante Guerra.
Triunfazo de la UC, que exhibió mucha autoridad ante un rival complejo. El puntero ahora mira de frente su próximo desafío: Colo Colo en el estadio Monumental.

Seguir leyendo