Tercera PM

Presenta:

Ex contralor asume arbitraje entre socios y ex accionistas de LAW

Ramiro Mendoza, abogado y ex Contralor General de la República.

El Centro de Arbitraje y Mediación de Santiago (CAM Santiago) tramita una demanda presentada por ex socios minoritarios de LAW por no completar el pago de un paquete de acciones a los actuales dueños de la aerolínea.


Los problemas de LAW (Latin American Wings) la aerolínea que se encuentra en medio de la polémica debido a millonarias deudas, por el no pago a proveedores y trabajadores impagos de finiquitos, no paran.

A la negativa resolución de la Dirección General de Aeronáutica Civil que pone un tiro de gracia a la compañía, ya que le revocó de manera permanente el certificado de operador aéreo, se suma ahora una desconocida disputa entre sus socios y los anteriores accionistas minoritarios de la aerolínea.

Por estos días el Centro de Arbitraje y Mediación de Santiago (CAM Santiago) tramita una demanda presentada por ex socios minoritarios de LAW por no completar el pago de un paquete de acciones a los actuales dueños de la aerolínea.

Hoy el arbitraje está en manos del juez árbitro Ramiro Mendoza, abogado y ex contralor de la República, quien deberá zanjar el conflicto tras ser designado durante el pasado mes de abril por el CAM Santiago.

El pasado 23 de marzo de 2017, los hoy ex accionistas minoritarios de LAW (Claudio Araya, Pedro Seoane y Alex Figueroa) vendieron el 22% de las acciones de la sociedad en 33.702 UF (US$1.4 millones) a los controladores, estableciéndose el pago por medio de cuotas de carácter mensual.

Sin embargo a la fecha, los actuales socios controladores de la aerolínea: José Manuel Rebolledo, Andrés Dulcinelli, Joachim Rudolf Frese y Luc Henry no habrían cumplido con el último pago de la transacción. Según trascendió se trataría de más de 150 millones.

Los ex accionistas minoritarios son representados por el abogado Marco Ossandón, quien hace unas semanas a su vez renunció al patrocinio de la defensa de LAW en tribunales por el no pago de sus honorarios.

Hoy el mayor interés para los ex socios de la aerolínea es dejar claro ante la opinión pública que se encuentran alejados de la administración de la compañía.

A la fecha el proceso de arbitraje se mantiene vigente. Sin embargo, según trascendió no ha sido posible ubicar a los demandados para culminar la etapa de notificación.

Origen.

Los orígenes de LAW se remontan a las gestiones que llevaron adelante dos de sus socios fundadores: el abogado José Manuel Rebolledo y el ejecutivo argentino Andrés Dulcinelli.

Ambos se encargaron de reunir capital para el lanzamiento de la compañía aérea con cercanos. Es así como el propio Rebolledo convenció a Claudio Araya, socio del estudio jurídico que conforman ambos ASAN Abogados, a sumarse al proyecto.

En tanto, Alex Figueroa, es gerente general de Detacoop, cooperativa especializada en la entrega de servicios financieros, en especial créditos y ahorros. Él habría sido contactado, a su vez, por Araya.

“Andaban buscando gente que pusiera 50 millones de pesos o 20 millones de pesos para partir”, comentó un ejecutivo de LAW que pide no revelar su nombre.

Disculpas.

El pasado 16 marzo, a través de un oficio, el director de Seguridad Operacional (s), Lorenzo Sepúlveda, el inicio de una Auditoría Integral a la aerolínea y al Centro de Mantenimiento Aeronáutico N° 589.

“La auditoría considera tanto aspectos del ámbito de las operaciones como de la aeronavegabilidad y se tiene planificado su desarrollo a partir del día 20 de marzo de 2018 a las 09:00 horas, con la participación de equipos independientes para ambas áreas, pero que trabajarán coordinadamente entre ellos”, consignó el escrito al que tuvo acceso La Tercera PM.

La respuesta desde LAW no tardó llegar. Andrés Dulcinelli, Gerente General de Latin American Wings, por medio de una carta explicó al Director General de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Víctor Villalobos las razones que motivaron la suspensión temporal de sus vuelos comerciales. Más aún, en su misiva insistió en que “el proceso de reestructuración interna no afecta la seguridad operacional”.

“Quisiéramos extenderles nuestras más sinceras disculpas por no haberle informado, mediante el oficio correspondiente, la decisión que adoptado como compañía sobre la suspensión temporal”, sostuvo el ejecutivo argentino.

Y agregó: “Este error involuntario, fue provocado por la negligencia de un profesional de Latin American Wings S.A que no ofició a su Dirección en el momento que se le solicitó, por lo que se ejecutaron las acciones correspondientes a las personas responsables de este hecho”.

Seguir leyendo