Alumna que denunció a Carmona: “Mucha gente se me acercó para cuestionar lo que pasó”

Autor: P. Basadre

Sofía Brito y Natalia Valdebenito.

Hoy se conoció que el rector Ennio Vivaldi mantendría la suspensión de tres meses para el profesor.

Cuando se hizo pública la denuncia en contra del profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile y expresidente del Tribunal Constitucional Carlos Carmona, la toma de esa sede estudiantil hizo que el movimiento que había comenzado en Valdivia tomara fuerza. Detrás de todo eso había una joven de 5º de Derecho de la Universidad de Chile que se había atrevido a denunciar a uno de los profesores más destacados en materias constitucionales del país.

Con una larga trayectoria y una seguidilla de estudiantes que se habían convertido en sus ayudantes durante años, era difícil que alguien se atreviera a denunciarlo. Pero la alumna de 5º año de esa casa de estudio, Sofía Brito, se atrevió: entregó los antecedentes por acoso sexual y laboral al decano Davor Harasic en contra de quien era su jefe.

Ayer, en una entrevista con Natalia Valdebenito, Brito habló por primera vez en Súbela Radio.

“La importancia que tiene este profesor en el mundo del Derecho y del Estado hace muy difícil que le crean a una simple estudiante. Cuando denuncié sabía que tenía que restarme de muchos espacios, me costaba mucho ir a la universidad, porque me iba a topar con él”, señaló la estudiante.

Brito dijo que tras la denuncia “mucha gente se me acercó para cuestionar lo que pasó. Fue un secreto a voces en la universidad. Lo que viví ya lo viví y probablemente nadie me lo va a quitar nunca”. La joven dijo que durante varias ocasiones pensó en irse de la carrera: se trataba de la primera vez que tenía problemas con un profesor después de ser ayudante varias veces.

La estudiante afectada hizo una crítica al protocolo de acoso de la U. de Chile y dijo que hacer pública su situación le ha significado una revictimazación. “Es difícil pedirle a una compañera que denuncie con este procedimiento, porque es un proceso que demora mucho tiempo. Yo llevo nueve meses esperando una resolución”. Y planteó que “una se vuelve feminista por necesidad. No por leer un libro, sino por lo que vive en el Metro, en la calle, en la casa, en todas partes”.

Cuando comenzó la toma, se conoció que la sanción que se aplicaría a Carmona es de tres meses de suspensión. El académico apeló y hoy La Tercera PM publicó que el rector de la U. de Chile, Ennio Vivaldi, rechazó solicitud del expresidente del Tribunal Constitucional.

Seguir leyendo