Aseguran que Papa Francisco recibió en 2015 una carta de víctima de abusos sexuales

Autor: AP

Papa Francisco durante su visita a Chile. Foto: AgenciaUno.

Miembros de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores afirman que en abril de ese año enviaron una delegación a Roma especí­ficamente para entregar la misiva sobre el obispo Barros. La carta de Juan Carlos Cruz describí­a los abusos, besos y manoseos que dice haber sufrido a manos de Fernando Karadima, unos abusos que, afirmó, Barros y otras personas presenciaron e ignoraron.


El Papa Francisco recibió en 2015 una carta de una ví­ctima que describí­a con detalle los abusos sexuales que sufrió y cómo las autoridades eclesiásticas chilenas intentaron ocultarlo, contradiciendo las recientes insistencias del Papa sobre que ninguna ví­ctima habí­a reportado lo ocurrido, según dijeron a The Associated Press el autor de la carta y miembros de la comisión sobre abusos sexuales formada por el Pontífice.

El hecho de que Francisco recibiera la misiva de ocho páginas, a la que tuvo acceso AP, cuestiona sus insistencias de que tiene “tolerancia cero” a los abusos sexuales y los esfuerzos por taparlos. También pone en duda su declarada empatí­a con los sobrevivientes de abusos, en la crisis más seria de sus cinco años de papado.

El escándalo estalló el mes pasado cuando el viaje de Francisco a Sudamérica se vio empañado por las protestas por su firme defensa del obispo Juan Barros, acusado por las ví­ctimas de encubrir los abusos del reverendo Fernando Karadima. Durante su viaje, Francisco rechazó de plano las acusaciones contra Barros como “calumnias”, al parecer ignorando que las ví­ctimas le habí­an situado en la escena en algunos de los crí­menes de Karadima.

En el avión de vuelta al Vaticano, ante preguntas de los periodistas, el Papa dijo: “Usted me dice con buena voluntad que existen las ví­ctimas. Pero yo no las he visto, no se han presentado”.

Sin embargo, miembros de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores afirman que en abril de 2015 enviaron una delegación a Roma especí­ficamente para entregar la misiva sobre Barros. La carta de Juan Carlos Cruz describí­a los abusos, besos y manoseos que dice haber sufrido a manos de Karadima, unos abusos que, afirmó, Barros y otras personas presenciaron e ignoraron.

Cuatro miembros de la comisión se reunieron con el máximo asesor de Francisco en la lucha contra los abusos, el cardenal Sean O’Malley, explicaron sus objeciones al reciente nombramiento de Barros como obispo en el sur de Chile y le entregaron la carta para Francisco.

“Cuando le dimos (a O’Malley) la carta para el Papa, nos aseguró que se la darí­a al Papa y hablarí­a de las preocupaciones”, dijo a AP la entonces miembro de la comisión Marie Collins. “Y en una fecha posterior, nos aseguró que eso se habí­a hecho”.

A Cruz, que ahora vive y trabaja en Filadelfia, le dijeron lo mismo más tarde ese año. “El cardenal O’Malley me llamó tras la visita del Papa aquí­ a Filadelfia y me dijo, entre otras cosas, que habí­a dado la carta al Papa, en mano“, dijo el sábado en una entrevista en su casa.

Ni el Vaticano ni O’Malley respondieron a varias peticiones de comentarios.

Aunque la reunión en 2015 de la comisión papal fue publicitada en su momento, el contenido de la carta de Cruz -y una fotografí­a de Collins entregándola a O’Malley- no se habí­an revelado. Cruz proporcionó la carta y Collins aportó la fotografí­a tras leer un artí­culo de AP sobre que Francisco habí­a afirmado que ninguna ví­ctima de Karadima le habí­a hablado sobre el comportamiento de Barros.

El caso de Barros comenzó a dar que oí­r en enero de 2015, cuando Francisco lo nombró obispo de Osorno, en Chile, pese a las objeciones de la conferencia episcopal chilena y muchos sacerdotes y legos locales. Ellos consideraban creí­ble el testimonio contra Karadima, un conocido sacerdote chileno a quien el Vaticano declaró culpable de abuso de menores en 2011. Barros era un protegido de Karadima, y según Cruz y otras ví­ctimas presenció los abusos y no hizo nada.

Seguir leyendo