Beca Junaeb para universitarios establece 200 menús saludables

Actualmente, 37 cadenas de comida rápida tienen convenio con Junaeb. Foto: Richard Ulloa

Desde el viernes 11, los estudiantes no podrán comprar con la beca frituras ni bebidas azucaradas.


Hasta que llegó el temido adiós: el próximo viernes 11 de mayo, los 530.000 estudiantes beneficiados con la Beca de Alimentación (Baes) que otorga la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) deberán despedirse de las papas fritas, hamburguesas y bebidas azucaradas que hasta el momento pueden adquirir en las cadenas de comida rápida adheridas.

A lo largo del país existen 1.473 locales de comida rápida, pertenecientes a 37 franquicias que aceptan como método de pago la beca Baes. Y son justamente estos quienes tendrán que adaptarse a las nuevas exigencias.

El director de Junaeb, Jaime Tohá, explicó que de acuerdo a las restricciones, las nuevas ofertas que se suman al tradicional Menú Junaeb no pueden contener frituras, bebidas azucaradas, aderezos altos en sodio, azúcar o grasa. Además, en su conjunto los alimentos deben cumplir con la Ley de Etiquetado.

“Hay un 11% de estudiantes que compra en patio de comida y queremos que puedan seguir haciéndolo, que puedan acceder a esos formatos de comida que es rápida, rica y aveces más accesible por el precio, pero con ciertas restricciones”, argumentó el director del servicio.

Actualmente, ya hay 200 opciones de menú aprobadas. Por ejemplo, en Pizza Hut, las cuatro alternativas van desde un wrap relleno con pollo, carne de vacuno y vegetales, hasta una pizza solo con vegetales y pollo.

“Este proceso no está cerrado. Nosotros seguiremos trabajando con las empresas para que sigan innovando con sus productos y aspiramos a tener en la oferta una hamburguesa de quínoa o de garbanzos en la oferta”, señaló Tohá.

Sin embargo, no todos están contentos con la medida. Para Paolo Castro, presidente del Colegio de Nutricionistas, esta nueva oferta “lo que hace es institucionalizar el concepto de lo que es un plato de comida y eso es algo que tenemos que ir mejorando. Es una competencia desleal para el tradicional menú Junaeb”.

Además, el especialista señaló que las opciones deberían ir de acuerdo a la realidad de cada región: “Es loco pensar que de Arica a Punta Arenas todos los estudiantes van a tener que comer la misma fajita, siendo que por el clima y las condiciones étnicas la alimentación es distinta. Como nutricionistas pedimos que se considere la pertinencia local”, sostuvo.

La académica del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la U. de Chile, Nelly Bustos, contó que ella y otro grupo de expertos fueron citados en un comienzo para discutir sobre esta medida: “Se nos planteó que este menú se llamará ‘menú saludable’ y nosotros no estuvimos de acuerdo, porque creímos que llamar así a una oferta más cara iba en desmedro de la oferta tradicional”.

Asimismo, la académica reflexionó que “se puede discutir mucho en torno de si un sándwich es o no saludable, pero la pregunta es sí ¿es eso realmente lo que queremos almorzar y que almuercen nuestros estudiantes?”.

Y añadió que “la verdadera comida saludable es volver a los alimentos frescos, a las frutas, legumbres. Si bien el esfuerzo que está haciendo Junaeb ahora es enorme, no podemos quedarnos estancados”.

#Tags


Seguir leyendo