Carabineros abre sumario por violento ingreso al Instituto Nacional

Personal de FF.EE. de Carabineros ingresó al Instituto Nacional.

Una manifestación realizada por los estudiantes terminó con 10 detenidos y la suspensión de las clases. En la tarde, los distintos actores involucrados se reunieron.


Diez alumnos detenidos, dos funcionarios de Carabineros lesionados y una investigación interna dentro de la policía uniformada fue el saldo de la manifestación de más de una treintena de estudiantes del Instituto Nacional (IN) realizada, a eso de las 9.00 de este jueves en la intersección de las calles Alonso de Ovalle y Arturo Prat.

De acuerdo con la versión policial, los hechos de violencia comenzaron cuando, en medio de la manifestación, los alumnos hicieron una barricada. “Frente a eso, personal de Fuerzas Especiales comenzó los protocolos para restablecer el orden público. Así, entre 30 y 40 alumnos ingresaron nuevamente al IN y comenzaron a lanzar objetos contundentes y bombas molotov”, explicó el mayor Rodrigo Barra, comisario de la Primera Comisaría de Santiago Central.

Ese sería el comienzo de una escena que rápidamente se volvió viral en redes sociales. En un video captado por los propios alumnos, se ve a un funcionario policial lanzando una silla directamente hacia ellos, mientras otro registro muestra a varios uniformados deteniendo a un solo estudiante.

El comisario Barra explicó que, ante un delito flagrante, -como el lanzamiento de bombas molotov-, la institución está obligada por la ley a hacer ingreso a cualquier lugar cerrado. Sin embargo, argumentó, ante la evidente violencia “la institución ya inició una investigación administrativa (…). Lanzar sillas está fuera de cualquier protocolo de Carabineros”.

Tras los hechos, fueron suspendidas las clases de la jornada de la tarde y un grupo de estudiantes y apoderados llegó hasta la 48ª Comisaría de Santiago, para ir a buscar a los 10 detenidos. Entre ellos estaba Vicente Salinas, presidente del centro de alumnos.

Horas después Carabineros se reunió con el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, el rector del Instituto Nacional, Fernando Soto, y con miembros del centro de alumnos y los apoderados para abordar la situación.

“Esta manifestación nos tomó por sorpresa. Santiago fue pionera en lanzar un programa de educación no sexista, hemos avanzado en temas de género (…) nos sorprende el grado de violencia de esta manifestación, porque no conocemos el motivo”, sostuvo el alcalde Alessandri.

Con todo, el edil aseguró que se debe erradicar la violencia de la institución. Sobre la fuerza utilizada por la policía, sostuvo que, “ciertamente, las imágenes muestran que hubo un exceso. Eso tendrá que establecerlo Carabineros con sus protocolos internos”.

El rector, en tanto, dijo desconocer la razón de la manifestación. “Algunos de ellos dicen que es para protestar contra la represión, pero no queda claro a qué se refieren”, indicó. También se sumó al rechazo del actuar policial: “Condeno el uso desmedido de la fuerza, porque su aplicación tiene que ser proporcional. Había estudiantes de 14 o 15 años en el interior y en algunos casos no se discriminó quiénes estaban participando y quiénes no”.

Una vez terminada la reunión entre los distintos estamentos, a eso de las 19.00, apoderados protestaron en el frontis para condenar los hechos. “No están solos” y “basta de violencia”, eran algunos de los mensajes pegados en frontis de la institución, junto a fotografías que mostraban las lesiones de algunos de los cerca de 20 alumnos que resultaron heridos.

“Tomaron detenidos a muchachos que estaban sin capucha tratando de apaciguar la situación. Incluso se llevaron a profesores que estaban tratando de impedir las detenciones. La violencia que se usó fue desmedida”, declaró Bárbara, una de las apoderadas que participó en la manifestación.

Seguir leyendo