Cifras de aborto a seis meses de vigencia de nueva ley abren debate

Autor: Lorena Leiva

Médicos afirman que los 111 procedimientos realizados derriban mitos de abortos masivos. Grupos contrarios a la norma lamentan las interrupciones.


Opiniones dispares generaron las cifras de abortos realizados en hospitales de todo Chile, a seis meses de la Ley de Despenalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Tres Causales.

Según un balance del Ministerio de Salud, al que tuvo acceso La Tercera, entre septiembre y marzo se practicaron 111 de estos procedimientos, enmarcados en la nueva normativa: 50 de ellos por riesgo de vida de la madre, 35 por inviabilidad fetal y otros 26 casos donde existió violación.

El registro del Minsal, además, contabiliza a otras 12 mujeres que, a pesar de que sus embarazos calificaban en alguna de las tres causales de aborto, optaron por no interrumpir la gestación.
Para Verónica Hoffmann, directora ejecutiva de Fundación Chile Unido, la cifra es numerosa e indicó que es “lamentable el número de abortos realizados a la fecha bajo la Ley 21.030.

Desconocemos si en esos casos las mujeres embarazadas fueron informadas, veraz y oportunamente, sobre los programas de acompañamiento, tal como lo señala la normativa. Hay que considerar que el protocolo de acompañamiento (a la mujer embarazada que se enmarca en alguna de las tres causales) recién tiene una vigencia de dos meses, por lo que quizás si se hubiera informado antes las cifras de hoy serían distintas y tendríamos un mayor número de casos de mujeres que continuaron con sus embarazos”, manifestó.

En la misma linea, Constanza Saavedra, médico y vocera de la Fundación Testimonios por la Vida, planteó que “nos preocupa, por un lado, que se habla de 111 abortos, donde más de la mitad son para la primera causal, pero no sabemos las causas del riesgo materno, si son abortos dirigidos. Por otro lado, todavía no hay un listado oficial de organizaciones que hagan acompañamiento (a las madres), creemos que se les está ofreciendo la opción de abortar y no otra opción; que están más interesados en garantizar el aborto, pero no en asegurar el acompañamiento”.

Para el Movimiento por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles), las cifras “son interesantes porque dan cuenta de cómo va el proceso y dejan atrás mitos e ideas que se dieron a conocer los años anteriores (durante el debate de la ley) respecto de que las mujeres iban a acudir en forma masiva a hacerse abortos”, explicó Claudia Dides, directora ejecutiva de Miles.

Desde la Sociedad Chilena de Ginecología y Obstetricia, su presidente, Ricardo Pommer, manifestó que desde el gremio “se ha velado por hacer un estricto cumplimiento de la ley” y que las cifras revelan que “se está cumpliendo con la norma que se escribió entre la sociedad y el Minsal, respecto de cuáles son los diagramas de flujo y cómo se tienen que seguir para la buena práctica de lo que está contemplado en la ley”, dijo.

Mientras, Patricio Meza, vicepresidente del Colegio Médico, sostiene que se está repitiendo lo ocurrido en otras naciones que han normado esta materia: “Corroborando las estadísticas internacionales, al legalizar la interrupción del embarazo en tres causales no hay un explosión de los abortos y cerca de la mitad de ellos son la primera causal, que con o sin ley se iban a seguir efectuando en nuestro país”. Agregó que las cifras, “en segundo lugar, demuestran que se ha permitido acceso a la ley de forma segura para las mujeres, sin tener que exponerse a riesgos innecesarios. Se ve que hay derecho tanto a optar por interrumpir el embarazo o a continuarlo, como son los 12 casos en los cuales se decide seguir con el embarazo y, por último, demuestran que el sistema público ha estado a la altura”.

Por su parte, el ministro de Salud, Emilio Santelices, declinó analizar las cifras, considerando que son preliminares y están sujetas a revisión. Sin embargo, indicó que se está trabajando en estandarizar de mejor manera el registro, dada la importancia que tiene el tema, para tener datos en un horizonte de tiempo mayor que permitan con criterio definido conocer los casos que se inscriben en una y otra causal, así como cuál es la tendencia e impacto que ha tenido la ley.

Seguir leyendo