Más de 1.500 venezolanos solicitaron nueva visa en primer día de vigencia

En el Consulado de Chile en Caracas se agolparon cientos de personas para solicitar permiso que da un año de residencia. En Haití, en cambio, hubo solo siete solicitantes.


Hoy entraron en vigencia las dos primeras visas especiales que el gobierno creó como parte de la nueva política migratoria, ante el aumento exponencial de extranjeros registrado durante los últimos años. Se trata de la Visa de Responsabilidad Democrática para venezolanos y el visado consular de turismo dirigido a los haitianos.

Y en su primera jornada, las cifras de ambos permisos fueron dispares. Según indicó Cancillería, en Venezuela 1.520 personas solicitaron el visado especial (1.400 en Caracas y 120 en Puerto Ordaz), mientras que en Haití, solo siete ciudadanos acudieron a la oficina chilena en Puerto Príncipe para hacer el trámite.

La diferencia entre ambas visas radica en que una, la destinada a los venezolanos, otorga residencia temporal por un año, prolongable por el mismo periodo, con autorización laboral. Mientras, el visado consular para haitianos es un requisito previo que deberán solicitar los isleños a la hora de ingresar a Chile en calidad de turistas. Dicha autorización permitirá el ingreso por 30 días, extensible hasta por 90.

Ambos procesos dan inicio a una serie de regulaciones impulsadas por el gobierno vía decreto. Entre estos, se incluye una etapa de regularización extraordinaria y el surgimiento de una visa de oportunidad laboral. Todos ellos comenzarán a operar de manera sucesiva durante las próximas semanas.

Alto interés en Caracas

Las primeras horas de hoy dejaron de manifiesto el interés que miles de venezolanos tienen por migrar hacia Chile, dada la situación socioeconómica que se vive al interior de dicho país. Así quedó en evidencia en el exterior del Consulado de Chile en Caracas, luego que cientos de personas se agolparan a solicitar el nuevo permiso de residencia. Una cinta con la frase “peligro no pase” bordeaba un costado del edificio, en el este de la ciudad, mientras varias personas forcejeaban para leer en una pequeña pizarra los pasos para obtener el documento.
Pese a la alta cifra de solicitudes, las cuales pueden ser realizadas vía web, aún existe incertidumbre entre los interesados, principalmente en aquellos que ya compraron sus pasajes aéreos.

“Quienes tenemos pasajes a Chile para esta semana estamos en un limbo”, dijo angustiado Leipzig Mijares, (44 años), quien llegó muy temprano a la sede diplomática buscando luces sobre la llamada visa de Responsabilidad Democrática. “Sabemos que venía una ley migratoria, porque en Chile la migración ha sido desordenada, pero no nos da tiempo de tramitarla antes del viaje”, añadió el venezolano, quien tiene boletos para viajar el viernes a Chile junto a su primo.

Pese a los kilómetros de distancia, desde el Palacio de La Moneda surgieron las respuestas a las interrogantes. “Actualmente, las líneas aéreas han estado conversando el tema y efectivamente esas personas deben conversar con ellas para una posible devolución o reprogramación”, indicó Víctor Nakada, jefe de Extranjería y Policía Internacional de la PDI.

Dadas las nuevas exigencias que tendrán los consulados en el extranjero, desde la policía civil aseguraron que preparan un contingente de funcionarios, quienes se trasladarán hasta Venezuela y

Haití, con el objetivo de permitir “un flujo mayor y con un filtro mayor”.

Valoran medida

En el plano político, parlamentarios de la oposición venezolana destacaron la aplicación del nuevo visado promovido por Chile.

En opinión de la diputada Delsa Solórzano, “a los venezolanos nos gusta estar en Venezuela, somos gente de nuestra tierra. Pero lamentablemente comer de la basura, vivir en el país menos seguro del mundo y con peores índices democráticos, no es algo agradable para nadie”.

El diputado venezolano Armando Armas, si bien respaldó la medida impulsada por el gobierno chileno, expresó que le genera “sentimientos contradictorios”: “Lo que necesitamos es resolver la tragedia para parar el deslave humanitario de nuestros talentos y nuestra gente. Y eso solo lo podemos hacer retomando la democracia y nuestro estado de derecho”, indicó.

En Chile, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Vlado Mirosevic (PL), destacó el nuevo visado, el cual consideró “le hace honor a su nombre, de responsabilidad democrática” y añadió que “Chile, como un país de la región, tiene una responsabilidad de dar la mano a un pueblo hermano que está sufriendo muchísimo”.
En tanto, la diputada Paulina Núñez (RN), valoró la decisión del Presidente Sebastián Piñera de extender esta visa.

La congresista se reunió con los parlamentarios venezolanos durante la Cumbre de las Américas recientemente realizada en Perú y explicó que “ aprovechamos la oportunidad de explicar en qué consistía la visa y quedaron muy agradecidos”.

A ella se sumó el diputado Javier Macaya (UDI), quien aseguró que la comunidad de este país “ha sido un tremendo aporte a Chile en temas como salud y oficios tecnificados, que hoy por las condiciones de miseria que viven en Venezuela no pueden desarrollar”.

Seguir leyendo