“Nos mantiene entre la espada y la pared”: Alumnas de la UC San Joaquín protagonizan toma por casos de abuso

Autor: La Tercera

"Estamos descontentas y hartas de que nos asesinen, abusen y acosen y usaremos todo medio disponible para demostrarlo y lograr los cambios que este siglo pide y amerita", expusieron.


Este jueves 10 de mayo alumnas del campus San joaquín de la  Pontificia Universidad Católica de Chile decidieron movilizarse ante el “clima de casos de violencia sexual y el mal manejo” que ha tenido la casa de estudios en la materia.

“Creemos que hay una falta de educación feminista y un enfoque victimizador (solo preventivo por parte de la víctima) que adopta la universidad, donde se debería enseñar a no violar, nos sentimos no escuchadas ni acompañadas en la denuncia del acoso y el proceso legal (donde la universidad se desentiende)”, aseguraron en un comunicado.

En razón de ello, como indicaron, “decidido mostrar nuestra contingencia y descontento a través de una toma fantasma, ya que la universidad nos mantiene entre la espada y la pared, amenazadas, controladas y censuradas en nuestra expresión. Este acto es el inicio de una movilización que busca manifestarse para acabar con la censura en nuestros espacios públicos y privados, la falta de compromiso de la universidad con nosotras y nuestra necesidad de dejar de ser abusadas/violentadas/invisibilizadas y dejar atrás esta visión de inferioridad anticuada y obsoleta”.

“Queremos aumentar el reconocimiento de nuestras académicas, acabar con los abusos interfacultad y entre funcionarios (brindando el apoyo que se necesita), que hagan legítimas las denuncias y no las desestimen con tanto desentendimiento, que se hagan públicas las situaciones de abuso y acoso para terminar con la imagen de falso edén de la universidad denunciando la doble moral que por un lado se vanagloria con el discurso de promover y proteger la dignidad humana mientras permite y hace oídos sordos a la violencia sexual y machista que vivimos las mujeres y la disidencia sexual día a día dentro de ella”, manifestaron.

Según expusieron, esto no afecta solamente a las estudiantes de este establecimiento, por lo que pretende que se dignifique y preste ayuda a toda mujer (funcionaria, académica y trabajadora subcontratada) que se vea expuesta, violentada y censurada dentro de esta universidad.

“Estamos descontentas y hartas de que nos asesinen, abusen y acosen y usaremos todo medio disponible para demostrarlo y lograr los cambios que este siglo pide y amerita”, concluyeron.

Seguir leyendo