Operación Huracán: Carabinero declara que advirtió a jefe que chats en teléfonos eran “anormales”

Héctor Llaitul (al centro) saliendo del tribunal, el viernes 9 de febrero. Foto: Aton

Perito de la policía uniformada prestó testimonio ante el Ministerio Público. Fiscal de Aysén asumió las diversas aristas por presunta prueba adulterada.


El 7 de febrero declaró ante la Fiscalía y la PDI el funcionario de Carabineros Manuel Cavieres González. El policía es miembro del equipo de peritos de Inteligencia de la institución en La Araucanía y trabajó en la extracción e información de la evidencia incautada en la Operación Huracán.

Cavieres sostuvo ante los fiscales que le “llamó la atención” el formato en el cual estaban registradas las conversaciones entre los imputados del caso. “En mi experiencia de perito, ese archivo txt no corresponde a un archivo de WhatsApp. No tengo experiencia en Telegram, por lo tanto, no estoy en condiciones de afirmar lo mismo”, sostuvo en su declaración judicial.

Además, el investigador recordó que alertó de esta situación al jefe de la unidad, el mayor Patricio Marín Lazo. “Cuando el trabajo pericial estaba prácticamente concluido, entre el 20 y el 25 de octubre de 2017, sostuvimos una reunión todos los peritos con el mayor Patricio Marín Lazo, reunión en la que participamos todos los peritos salvo Marvin Marín, que se encontraba de vacaciones. La reunión se realizó en la oficina de mi mayor en el segundo piso de las dependencias de la UIOE (Unidad de Inteligencia Operativa Especializada)”.

Cavieres continuó: “Durante la reunión informé personalmente todo lo que habíamos realizado, y le comenté, a partir de lo hablado con Vásquez y los demás peritos, lo anormal que era haber encontrado archivos txt sin formato en algunos teléfonos. Sin embargo, el mayor Marín afirmó lo siguiente: ‘pero estaba en el teléfono’. Yo me limité a contestar que sí, y no había más margen para analizar el asunto con él”.

El policía agregó que “hasta el momento no puedo dar una respuesta a la forma como llegó al teléfono periciado. El archivo txt que yo vi, efectivamente pensando mal alguien podría pensar que ese archivo fue implantado en el teléfono, pero no tengo la capacidad de decir que eso ocurrió. No tengo explicación de la forma como llegó este archivo al teléfono”.

Fiscal Palma a cargo

El fiscal nacional, Jorge Abbott, decidió que el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, asuma 10 de las investigaciones que han surgido a raíz de la Operación Huracán.

Con esta decisión, la causa que inició en diciembre de 2017 el fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes, por obstrucción a la investigación y falsificación de instrumento público, quedó radicada en el fiscal Palma.

Marisa Navarrete, la abogada de siete funcionarios de Carabineros indagados en el caso y del ingeniero Álex Smith, alias “el profesor”, consideró como positivo que la causa ya no esté en manos de Paredes.

“Era algo que habíamos pedido, porque el fiscal Paredes había tenido participación en todo lo que fue el desarrollo de la Operación Huracán, y en ese contexto se habría visto afectado por obstrucción a su propia investigación, y eso le restaba objetividad. Sumado a ello, hizo declaraciones donde realizó juicios anticipados del caso sobre las presuntas pruebas adulteradas”, dijo Navarrete. Sin embargo, el fiscal nacional descartó abrir un sumario contra Paredes.

Además, la abogada denunció que mientras se realizaban peritajes para preparar la defensa de Smith, los equipos de Carabineros habrían sido “hackeados” por terceros. “Se hizo de inmediato la denuncia a la Fiscalía de Ñuñoa para que investigara el caso”, dijo Navarrete. Sin embargo, el caso quedará radicado en la Fiscalía Centro Norte, dado el origen de la presunta intervención sería en la comuna de Santiago.

Además, abogados de los ocho detenido que hubo en la Operación Huracán presentaron una querella contra siete carabineros.

Seguir leyendo