Operación Huracán: peritaje de experto contradice versión de hacker que trabajó con Carabineros

Autor: Felipe Díaz

El viernes 26 de enero, efectivos de la PDI allanaron el cuartel de Inteligencia de Carabineros en Temuco. Foto. Agenciauno

Trabajo encargado por la Fiscalía puso en entredicho la versión de Alex Smith, descartando la existencia de un malware en los teléfonos de los sospechosos, virus que habría permitido interceptar las conversaciones.


“El servidor de la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) de Carabineros enviaba un correo electrónico al teléfono que se quería intervenir, todo con orden judicial. El correo enviado contaminaba el teléfono (…). Una vez que el teléfono estaba infectado, cada vez que el usuario utilizara aplicaciones tales como WhatsApp y Telegram, esta información se podía observar en otro aparato”.

De esta forma, el civil que colaboró en la recolección de evidencia de la llamada Operación Huracán, Alex Smith Leay -apodado “el profesor”-, dio cuenta a la Fiscalía de La Araucanía en su declaración de cómo funcionaba el software “Antorcha”. Este programa computacional, que él habría creado, supuestamente permitió interceptar las conversaciones vía mensajería de los imputados.

Estos antecedentes fueron recopilados por Carabineros en el marco de la Ley de Inteligencia y quedaron plasmados en el Informe 130 de la Dirección de Inteligencia (Dipolcar). El septiembre este documento fue entregado al Ministerio Público y gatilló las ocho detenciones de los imputados. A ellos se les sindicó como los autores de atentados incendiarios en La Araucanía.

A fines de diciembre, no obstante, la indagatoria experimentó un giro, pues la Fiscalía Nacional detectó presuntas irregularidades en las pruebas aportadas por Carabineros. Esto dio origen a una nueva causa por los delitos de falsificación de instrumento público y obstrucción a la investigación, que tiene su foco en la policía uniformada. Ayer se realizó una audiencia en que las defensas de los detenidos pidieron conocer los antecedentes de la causa que apunta a Carabineros (ver nota secundaria), ya que eventualmente podrían ser víctimas. El juzgado de garantía accedió a la petición y, de esta forma, accedieron a parte de los antecedentes que ha recabado la Fiscalía.

Entre estos se encuentra la declaración de Smith del 30 de enero, en que relató que si bien colaboró con el área de Inteligencia de Carabineros desde comienzos de 2017, fue contratado oficialmente el 8 de octubre. Previo a esa fecha, “trabajaba en Carabineros en los tiempos que podía”.

El Ministerio Público también cuenta en su poder con un peritaje particular, realizado por el ingeniero Felipe Sánchez, quien es perito judicial de la Corte de Apelaciones de Santiago; cuenta con cursos en la PDI y Carabineros; y está acreditado por McAfee. El profesional realizó un análisis de cuatro teléfonos celulares de los imputados y llegó a conclusiones que ponen en entredicho las explicaciones de “el profesor”. Por ejemplo, determinó que en los equipos “por medio de un software especializado se analizó cada archivo extraído, con la finalidad de detectar algún indicio de malware que pudiese comprometer el funcionamiento del teléfono inteligente. Del análisis realizado se obtuvo que no existe ninguna presencia de malware de tales características”.

Otro punto al que hace referencia este peritaje tiene relación a los mensajes de texto hallados en su interior y que darían cuenta de las coordinaciones para realizar atentados. El informe señala que las carpetas en que estaban almacenadas las conversaciones, así como su formato, no coinciden con las de aplicaciones de mensajería. Smith no se refirió a una eventual modificación de los datos que estaban almacenados en los equipos y sólo dijo que “la información que se capta se almacenaba en el servidor de la UIOE, en un formato html”.

Según trascendió, en los últimos días el trabajo del Ministerio Público se ha enfocado en contrastar la declaración de Smith con los antecedentes que fueron aportados por Carabineros en la Operación Huracán.

La mayor parte de estas tienen relación con su explicación al funcionamiento de “Antorcha”. “El profesor” indicó que “la herramienta nunca permitió, en ninguna de sus versiones, recuperar conversaciones anteriores. Sólo era un espejo de lo que se escribía”.

Lo que la Fiscalía analiza al respecto es el motivo por el cual la autorización de interceptaciones data del 9 de agosto, pero el Informe 130 tiene registros de diálogos del 1 de agosto.

Smith también indicó que en la Operación Huracán se utilizó la primera versión del software “Antorcha”, que no permitía entregar fechas ni archivos adjuntos. No obstante, la información que Carabineros hizo llegar al Ministerio Público cuenta con imágenes adjuntas, así como el día en que habría ocurrido la interacción.

“Tubicación”

El programa “Antorcha” no es el único software que Smith creó para las unidades de Inteligencia de Carabineros. “Otra de las aplicaciones que desarrollé fue una para determinar la ubicación de los teléfonos en determinados lugares. Esta investigación la desarrollé para una investigación a cargo de la Fiscalía de San José de la Mariquina”.

“El profesor” indicó que si bien esta herramienta -llamada “Tubicación” existe, pero tiene un valor de $ 200 millones. Añadió que se encuentra trabajando en perfeccionar esta aplicación y ya es posible identificar la ubicación de un teléfono hasta tres días para atrás.

Al finalizar su declaración, dijo que estaba dispuesto a realizar una prueba de funcionamiento de “Antorcha”, “siempre que mis superiores en Carabineros me autoricen”.

Seguir leyendo