Operación Huracán: remueven a general y dos oficiales por errores en peritajes

El general director de Carabineros, Bruno Villalobos, el jueves en la escuela de la institución. Foto: Sebastián Brogca

El general director de Carabineros, Bruno Villalobos, llamó a retiro a los funcionarios policiales y terminó contrato del creador de “Antorcha”. Esto, en el marco del sumario administrativo de la institución.


Un día después de que el gobierno decidiera presentar una querella por obstrucción a la investigación y falsificación de instrumento público por la posible manipulación de pruebas en la Operación Huracán, el general director de Carabineros, Bruno Villalobos, entraba a la escuela de la institución con una finalidad: dar a conocer los primeros resultados del sumario contra los oficiales de Inteligencia de la Región de La Araucanía. El saldo, un general, un mayor, un capitán y un civil fueron desvinculados de sus funciones.

La decisión del general Villalobos se dio en una semana convulsionada en torno al caso, en que el Ministerio Público acusa a funcionarios policiales de insertar pruebas falsas en los teléfonos celulares de ocho comuneros mapuches.

El lunes el gobierno anunció que apelaría el cierre de la investigación por la Operación Huracán, luego de que el viernes 9 de febrero el juzgado de garantía acogiera la decisión de la fiscalía de no perseverar en la indagatoria. El tribunal también dictaminó sobreseer a los imputados de los atentados incendiarios.

La apelación anunciada por el Ejecutivo fue tomada como un “espaldarazo” de La Moneda a Carabineros. Sin embargo, el martes un reportaje de Ciper cambió el escenario: ahí se dio a conocer un correo entre el capitán Leonardo Osses, miembro de la Unidad de Inteligencia Operativa Especializada de Carabineros (UIEO) de La Araucanía, y Álex Smith, “El Profesor”, y creador de la aplicación “Antorcha”, herramienta que permitía la intervención de la mensajería por WhatsApp de los imputados en Huracán.

En el correo electrónico se daba cuenta de un texto en formato “txt” con las conversaciones entre el vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, y el resto de los detenidos, donde supuestamente hablaban de futuros atentados y de financiamiento a ataques incendiarios.

Al día siguiente de la publicación, La Moneda dio un giro en su estrategia judicial, y se querelló contra todos los que resulten responsables de esos ilícitos que fueron calificados en el libelo del Ejecutivo como “consumados”. En ese escrito, los abogados de Interior pidieron una serie de diligencias, entre ellas, que se realizara un peritaje por un organismo “imparcial” para que verifique las acusaciones del Ministerio Público en la manipulación de antecedentes.

La acción del gobierno generó incomodidad en los mandos medios y bajos de Carabineros, dado que, según fuentes institucionales y de la investigación del Ministerio Público, con esta acción judicial se comenzaba a diseñar un panorama donde se “dejaría caer” a los funcionarios de más bajo rango.

El sumario

Mientras el panorama judicial del caso avanzaba, en la investigación interna de la policía uniformada, a cargo del subdirector de la institución, el general Julio Pineda, se realizaban los últimos peritajes en torno a la labor de los jefes de la UIEO.

La idea inicial contemplaba que Pineda se quedara en la IX Región hasta el viernes, donde tenía agendada la toma de declaración de algunos funcionarios y también de fiscales (aunque fuentes de la investigación señalaron que la intención de los persecutores era no asistir a esta diligencia interna de Carabineros).

Sin embargo, el miércoles Pineda cambió de planes y viajó hasta Santiago para informarle al general Villalobos sobre los últimos antecedentes detectados en el sumario.

Según fuentes de la investigación interna de Carabineros, Pineda detectó que el general Marcelo Teuber, el mayor Patricio Marín, el capitán Leonardo Osses y Álex Smith habrían cometido una serie de errores de procedimiento al momento de llevar a cabo los peritajes. Hasta ahora, señalaron las mismas fuentes, no se ha acreditado la supuesta manipulación intencional de antecedentes.

En su conferencia de prensa, el general Villalobos explicó que “en estos últimos días me he reunido con el general Pineda, a cargo de la investigación administrativa, y he realizado otras diligencias que me hacen tomar una dura decisión, pero creo que es necesaria para darles objetividad y transparencia a los procesos administrativos. Todo esto dentro del debido proceso a cada uno de los afectados, razón por la cual he tomado la decisión de llamar a retiro al general Marcelo Teuber, hasta el año pasado jefe de la Unidad de Inteligencia de La Araucanía, además del mayor Marín, el capitán Osses y terminar el contrato como empleado civil que tenía con nosotros el ingeniero Álex Smith”.

De acuerdo a lo señalado por Villalobos, la decisión se basó en “dar transparencia y objetividad a los hechos investigados en la parte administrativa. No estoy hablando de manipulación, eso lo tendrá que dar la verdad jurídica o judicial. Espero tomar las resoluciones que haya que tomar en un futuro”.

Razones

Fuentes de la institución señalaron que la remoción de los uniformados, y también la del ingeniero, se daban por la supuesta falta de “rigurosidad de procedimiento” en la elaboración de las pruebas que se presentaron en la Operación Huracán. Además, hubo una constatación de desprolijidades en la obtención de información, extracción, procesamiento y análisis de la información. También hubo fallas en la cadena de custodia de las evidencias. Asimismo, la razón por la que el general Teuber pasó a retiro fue porque validó, cuando estaba a cargo de la unidad, estos peritajes.

Por ahora, el sumario no ha terminado, y según aseguraron las mismas fuentes consultadas, faltan peritajes por hacer, como poder tener acceso a los celulares incautados por la fiscalía, conocer los informes que elaboró la Uldecco de la Fiscalía Nacional, y también conocer el informe que aún prepara el FBI.

¿Podría haber más bajas? “Todo puede ser”, explicaron las fuentes de la investigación interna de la policía uniformada.

Seguir leyendo