PDI incautó más de 20 computadores a Carabineros

Detectives realizando allanamientos el viernes pasado, en cuarteles de Carabineros de la IX Región. Foto: Camilo Tapia

Equipos están siendo periciados por personal de la unidad de Cibercrimen de la PDI. Oficial indagado fue cuestionado por uso de informante en otra causa contra comuneros.


Cerca de 25 computadores fueron incautados el viernes por la PDI en dos unidades de Carabineros en Temuco, Región de La Araucanía. Esta diligencia, que se enmarca en la investigación por las presuntas pruebas falsas que habría aportado la policía uniformada en la llamada Operación Huracán, se pudo concretar en horas de la noche de esa jornada, luego de que en una primera instancia Carabineros se negó a entregar los equipos informáticos.

Los computadores fueron retirados desde la Unidad de Inteligencia Operativa Especial (UIOE) y del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) por efectivos de la BIPE y del Cibercrimen de la PDI. En las últimas horas, los detectives han trabajado en realizar “clones” o copias del contenido de los dispositivos, para luego comenzar un análisis forense virtual. Por instrucción del Ministerio Público, se dará prioridad a los dispositivos que estaban en Labocar, ya que ahí se encuentra alojada información relativa a otras causas que lleva la fiscalía. En La Moneda, el general subdirector de la institución, Julio Pineda, quien está a cargo de las pesquisas internas de la investigación, indicó que “estamos solicitando al Ministerio Público la devolución pronta de los equipos que se llevaron, porque también hay que tener en cuenta que dentro de ese equipamiento hay otras investigaciones que están en curso y eso tiene que proseguir”.

Durante la diligencia del pasado viernes hubo dos situaciones que llamaron la atención de quienes presenciaron el allanamiento en la UIOE. Primero, que un equipo contaba con la pantalla, el teclado y el mouse, pero había desaparecido la CPU. Segundo, que los detectives hallaron una torre que no tenía disco duro.

Entre los nueve carabineros que son objeto de investigación por parte del Ministerio Público, dos oficiales ya habían sido cuestionados con anterioridad. Uno de estos es el capitán Leonardo Osses, quien era el encargado de realizar las coordinaciones de entrega de información entre Carabineros y la Fiscalía de La Araucanía. Este uniformado fue detenido en 2016 e investigado, y estuvo detenido por la presunta destrucción de un documento donde quedó en evidencia la pérdida de un arma.

El segundo oficial, y quien participó de las detenciones en la Operación Huracán, se trata del mayor Patricio Marín Lazo, quien en 2014 reconoció el uso de un informante que se había infiltrado en un presunto grupo radicalizado mapuche. Este último, Raúl Castro Antipán, fue condenado por delito terrorista en el marco del asalto al peaje Quino, ocurrido en 2009. Ambos carabineros también son investigados a raíz de la querella que presentó el fiscal de Alta Complejidad de la IX Región, Luis Arroyo, quien expresó en el documento que se había levantado un montaje en su contra para justificar supuestas filtraciones desde el Ministerio Público hacia personas vinculadas a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM). Por esta causa, ayer el Juzgado de Garantía de Temuco autorizó la incautación de los teléfonos celulares de Marín y Osses por petición del fiscal regional de Aysén, Carlos Palma.

De igual manera, el persecutor también pidió tener acceso a la cuenta de correo electrónico de Marín.

Respecto de la situación de estos dos policías, Aucán Huilcamán, vocero del Consejo de Todas las Tierras, indicó que “la presencia de Patricio Marín y otros carabineros que tienen un gran prontuario en hechos similares, donde se han involucrado a personas mapuche inocentes, como fue el ataque al peaje Quino y lo ocurrido con el Turbus, da cuenta de una política permanente y reiterada sobre montajes y autoatentados en La Araucanía”.

José Villagrán, presidente de la zona sur del gremio del transporte de carga, señaló que “aquí hay otras personas fuera de estos oficiales, que son responsables de la Operación Huracán, que son los dos generales que salieron de la Región de La Araucanía. Ellos también deberían dar la cara y estar en el proceso, para poder aclarar esta situación cuanto antes”.

“El profesor”

Los allanamientos del viernes no se limitaron a los cuarteles policiales. Los detectives también ingresaron a la casa del civil Alex Smith, quien trabaja con los equipos de Inteligencia de Carabineros y es apodado como “el profesor”. Esta persona, según los antecedentes que maneja el Ministerio Público, habría facilitado los insumos que daban cuenta de las interceptaciones de conversación de WhatsApp y Telegram entre los imputados.

Según trascendió, es un ingeniero agrícola titulado en el año 2000 y dictaría cursos de peritaje informático y de Excel avanzado.

Seguir leyendo