Renuncia encargada de listas de espera en Minsal tras críticas por gestión

Pacientes esperan por atención en la urgencia del Hospital San José. Foto: Richard Ulloa

Beatriz Bueno dimitió este jueves, tras el alza de personas que aguardan atención y dificultades para cumplir la meta de reducción impuesta por el gobierno.


En medio de una reunión de directivos y tras solo dos meses en el cargo, renunció este jueves la jefa de la División de Gestión de la Red Asistencial (Digera) del Ministerio de Salud, Beatriz Bueno.

La dimisión se produjo durante un encuentro de subdirectores médicos de los servicios de salud, liderado por el titular de la cartera, Emilio Santelices.

En la instancia, según los presentes, Santelices manifestó su preocupación por la producción de los hospitales y en particular por la lista de espera No Auge, que según el último informe -correspondiente a marzo- superó por primera vez los dos millones de prestaciones pendientes, con 1.803.833 consultas de especialidad retrasadas y otras 290.873 cirugías inscritas.

En ese escenario, el ministro criticó la gestión de la Digera, planteando que el desempeño de dicha repartición -que tiene a su cargo la resolución de las listas de espera- “no daba el ancho”. Luego de eso, pidió la palabra Bueno y, tras manifestar su molestia por los dichos y frente a todos los presentes, presentó su renuncia, la que fue acogida en el acto por Santelices.

Durante la tarde, Bueno se despidió de los directivos mediante un mensaje grupal, en el cual informó que había presentado su renuncia por “motivos personales” y agradeció la colaboración de los equipos.

Consultados sobre la renuncia de Bueno, desde el Ministerio de Salud se informó, a través de un comunicado, que la cartera “ha asumido el compromiso de hacer una cirugía mayor a la salud de nuestro país y dentro de esa misión está reducir las listas de espera quirúrgicas y de especialidades”. Agregaron que “en ese contexto, estamos realizando algunos ajustes que involucran un cambio en la jefatura de la División de Gestión de la Red Asistencial, con el fin de orientar nuestro trabajo y dirigir la gestión de la red pública de salud hacia ese objetivo, con resultados concretos”, por lo que “a partir de este jueves 17 de mayo deja la jefatura de la Digera la doctora Beatriz Bueno, y asume como subrogante la doctora María Eugenia Wegner”.

Meta compleja

Las listas de espera Auge y No Auge han sido un conflicto recurrente para las administraciones de la cartera sanitaria. De hecho, los ministros de Salud de los dos últimos gobiernos -Jaime Mañalich y Carmen Castillo- fueron interpelados por esta materia y debieron dar cuenta a los parlamentarios sobre la gestión realizada en esta materia.

El escenario actual, sin embargo, es incluso más complejo para Santelices, luego que su administración comprometiera resolver el 25% del stock de la lista de espera quirúrgica -es decir, realizar un total de 72.250 operaciones- en 90 días, que vencen a comienzos de julio.

A juicio de varios expertos, la meta autoimpuesta sería prácticamente imposible. Ello, pese a que el Minsal coordinó el funcionamiento de hospitales durante los fines de semana para convocar a pacientes postergados y realizar, específicamente, cirugías de la lista No Auge. De hecho, según Santelices, hasta el pasado fin de semana se habían realizado 10.115 prestaciones, alcanzando así el 14% de la meta.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, sostuvo que para alcanzar el objetivo, Salud -además de comprar servicios a privados- tendría que aumentar la productividad de los cirujanos , extender el horario de uso de pabellones y optimizar la gestión de camas, todas alternativas que calificó como poco viables, dado el déficit tanto económico como de especialistas y de camas que enfrenta el sistema.

“Este es un plan bien inspirado, ya que está encaminado a fijar metas para enfrentar este problema de las listas de espera y fijarlas públicamente, lo que implica que el gobierno se compromete con el país”, dijo Sánchez, quien agregó que, sin embargo, “si las metas no se alcanzan, es mejor reconocerlo públicamente y no utilizar mecanismos usados en el pasado de eliminar listas de espera por “secretaría”, lo que termina perjudicando a la gente y, a la larga, al mismo gobierno en su credibilidad”.

#Tags


Seguir leyendo