Salud se abre a revisar protocolo de objeción de conciencia en aborto

Autor: Lorena Leiva

El documento, elaborado por el Minsal, ha encontrado resistencia en algunos prestadores, que incluso han acudido a los tribunales para evitar su aplicación.


Luego de las críticas que ha levantado la aplicación del Protocolo de Objeción de Conciencia, de la Ley que Despenaliza la Interrupción Voluntaria del Embarazo en Tres Casuales (Ley 21.030), y de la judicialización de algunos casos, el ministro de Salud, Emilio Santelices, señaló que está abierto a hacer una revisión del documento.

“Sobre la objeción de conciencia y las dificultades que ha habido en el protocolo, la autoridad siempre va a estar disponible para revisar los protocolos, toda vez que los actores, o los prestadores de salud, encuentren observaciones que sean susceptibles de optimizar”, dijo el secretario de Estado.

A la fecha ya hay dos prestadores privados que han manifestado su disconformidad con lo expuesto en dicho documento. Ambos acudieron a los tribunales para impedir su aplicación mediante recursos de protección.

El 8 de febrero pasado, la Pontificia Universidad Católica de Chile presentó un recurso de protección en contra del Ministerio de Salud, en la Corte de Apelaciones de Santiago, que fue acogido, pero con rechazo a la orden de no innovar.

Este recurso cuestionó las exigencias que hace el protocolo, respecto de aquellos prestadores que mantienen convenios con el Minsal, y entregan prestaciones obstétricas y ginecológicas, quienes no podrán hacer objeción. Además, rechaza el hecho de tener que “comunicar” al Minsal su deseo de ser objetora y entregar, entre otros, copia de los estatutos legales, indicar cuál de las causales objeta y aclarar el “fundamento de la negación de entrega de las prestaciones a base de creencias, valores e ideario”, entre otros puntos.

Sus pasos los siguió rápidamente la Clínica Alemana de Osorno, que el 21 de febrero presentó un recurso de protección con orden de innovar, que sí fue acogida por el tribunal de alzada de esa región.

El ministro Santelices aclaró que “lo que aquí no se va a modificar, por cierto, es el mandato de la ciudadanía al Parlamento, en que hay una Ley de Aborto en tres causales que tiene un reglamento y se tiene que cumplir a cabalidad. Eso está garantizado, porque una obligación de la autoridad es cumplir con la ley”. Con ello, descartó modificar la normativa vigente.

Sí, en cambio, añadió que es distinto “el poder optimizar el protocolo sobre otras materias que no son sustantivas en relación al espíritu de la ley que nosotros debemos resguardar”.

La Ley 21.030 entregó el mandato al Minsal para que fuera este organismo el que elaborara un protocolo con los parámetros y la forma cómo se debía llevar a cabo la manifestación de objeción de conciencia, ya fuera individual o institucional.

Por ello, una revisión y eventual modificación del contenido del documento es resorte de la autoridad administrativa y no del Congreso. El documento fue elaborado por el Minsal y publicado el 22 de enero pasado, cuatro meses después de la entrada en vigencia de la Ley de Aborto.

Reacciones

Al respecto, el ex presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, indicó que “en este caso es mejor llegar a acuerdos entre todos los actores y si hay algo que se pueda mejorar hay que hacerlo, respetando el espíritu de la ley y la opinión de los médicos que aducen objeción de conciencia. Lo dicho por el ministro me parece una buena señal”.

La presidenta del Colegio de Matronas, Anita Román, aseguró que este viernes sostendrán una reunión protocolar con el ministro Santelices, donde le indicarán la plena disposición del colegio a ayudar.

“Con o sin objeción de conciencia, las matronas o matrones han seguido trabajando igual, y hasta ahora no tenemos información de que alguno se haya negado a realizar lo que estipula la ley”, dijo. Agregó que “nosotros estamos a disposición para que la ley se aplique de la mejor forma y en esa línea le daremos (al ministro) nuestras apreciaciones de cómo ha ido marchando en la práctica”.

El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Juan Luis Castro (PS), indicó que “la idea de que se pueda adecuar o flexibilizar el protocolo, siempre y cuando esté en el marco de la ley, es completamente viable; no me puedo negar a que si hay adecuaciones, se hagan por la vía reglamentaria, pero respetando siempre el sentido primitivo de la ley”.

Seguir leyendo