Sename detecta adopción fallida de hermanos maltratados en Francia

Fotografía de 2011, respecto de un matrimonio italiano que adoptó a unos niños chilenos. Foto: Archivo

El hecho ocurrió en 2014. Menores, en ese momento de cuatro y siete años, fueron agredidos por padre adoptivo chileno. Niños estuvieron internados en estado de gravedad a causa de los golpes. Aún esperan un hogar definitivo.


El caso de la niña de nueve años que permanece en Italia tras padecer una adopción fallida en septiembre de 2017 no es el único de este tipo que reporta el Servicio Nacional de Menores (Sename) durante los últimos cinco años. Según información a la que accedió La Tercera, en Francia una pareja de hermanos vive una situación similar, aunque esta vez con características aún más dramáticas, dado que existió maltrato en su contra por parte de los padres adoptivos.

La pareja de hermanos fue adoptada en 2014 por una pareja chileno-francesa, por intermedio del Sename y la Agencia Francesa de Adopción. Sin embargo, a pocos días de llegar a suelo galo, los niños fueron maltratados por el padre, de origen chileno, lo que derivó en la internación de los menores en un centro asistencial de aquel país.

A raíz de esta situación, la justicia francesa quitó a estas personas la tuición del niño de siete años y su hermana de cuatro en ese entonces. Los adultos fueron formalizados por maltrato. Mientras el padre adoptivo fue condenado e ingresó a prisión, la madre fue absuelta. En tanto, los menores pasaron al sistema de protección local.

Pese a que en un primer momento los adultos apelaron a la decisión, la justicia decidió retirarles definitivamente la tuición.

A cuatro años del hecho, los hermanos no han sido adoptados ni trasladados a una familia de acogida, y permanecen desde un primer momento en una residencia. Hoy tienen 11 y ocho años.

Según da cuenta la directora del Sename, Susana Tonda, una vez que se empezó a investigar el caso de la niña abandonada en Italia, y tras algunas averiguaciones que solicita la Cámara de Diputados, se llegó al caso de los hermanos en Francia.

La autoridad advirtió que esta situación fue conocida por la dirección nacional de la época, que encomendó a la entonces jefa de adopciones del servicio viajar a Europa para conocer los hechos. No obstante, Tonda advierte que tras un primer periodo de seguimiento, se produjo “un vacío” con relación al conocimiento del estado de los menores.

“Tenemos un periodo de tiempo en que no hay mucha información. Nosotros hemos hecho acciones estas últimas semanas, como por ejemplo, solicitar a la Cancillería que tome contacto con el organismo a cargo de los menores. En tanto, nosotros hicimos lo mismo con la agencia francesa”, indicó la directora, quien además señaló que se dio inicio una auditoría interna en busca de posibles responsabilidades en este proceso.

El caso de los hermanos en Francia, sumado a la menor que permanece en una residencia romana, corresponden a tres de las ocho adopciones internacionales fallidas entre 2014 y 2018. Sin embargo, desde el Sename se aseveró que solo estos menores alcanzaron a salir del país, dado que el resto de enlaces fracasados ocurrieron en la etapa preadoptiva desarrollada en Chile.

Según la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, “es un caso bastante crítico, que además implica una temporalidad muy cuestionable. Llevan cuatro años en esta condición en un país distinto, donde espero estén siendo debidamente atendidos. Aún así, da cuenta de una desprotección real que tiene el sistema chileno para atender las necesidades de los niños”.

En opinión de la diputada Natalia Castillo (RD), se deben buscar mecanismos que otorguen rigurosidad a la adopción internacional en Chile. En este sentido, cuestionó el desconocimiento que existe al respecto: “No sabemos con qué celeridad se realizan estos procesos, las evaluaciones técnicas ni si se respetan las etapas”. Además, señaló que es necesario que el caso de las tres adopciones fallidas sean investigadas, “ya sea en la Cámara o directamente en los Tribunales de Justicia”.

#Tags


Seguir leyendo