Tribunal de la Libre Competencia desbloquea licitación del Transantiago

Institución planteó que cuatro de seis zonas podrían seguir el proceso para ser adjudicadas. Gobierno analizará sentencias para decidir si continuará el concurso o abrirá una nueva convocatoria.


El Tribunal de Defensa de Libre Competencia (TDLC) ordenó hoy levantar parcialmente la licitación del Transantiago, la que fue suspendida en enero pasado debido a supuestas barreras que limitaban la competencia de los postulantes, lo que fue denunciado por las empresas Transanber y Santín.

Así, la justicia dio luz verde a que continúe el proceso que había comenzado el gobierno pasado, lo que abre la puerta a que se puedan adjudicar las mallas de recorridos en seis zonas de la capital.

La convocatoria busca que nuevas compañías se sumen al sistema para hacerse cargo de seis unidades de negocios (avenidas y calles), la renovación de las flotas de buses y establecer un nuevo esquema de sanciones e incentivos para los operadores, de acuerdo con su desempeño. En enero pasado, el ministerio se preparaba para adjudicar estas áreas a alguna de las firmas nacionales e internacionales que postularon (Metbus, STP, Redbus, Vule, Nextbus, Tower Transit), pero todo fue paralizado por el TDLC.

No obstante, tras casi dos meses, el tribunal emitió hoy dos fallos. En el caso de Transanber sostiene que los requisitos exigidos en las bases “no habrían impedido, en los hechos, la participación de quien no tuviera el puntaje máximo en esta materia. Por ello, no existe razón para mantener la medida”. También entregó otro dictamen sobre Santín, la que denunció que algunas empresas se repartieron el mercado al postular al concurso. En ese caso, la resolución dice que la licitación puede continuar para las unidades de negocios 4, 6, 7 y 8, pero no en las 1 y 9, pues se seguirá analizando si existe relación entre las firmas que participaron (Vule y Metbus).

Próximos pasos

La decisión del tribunal abre un nuevo escenario para el gobierno que se inicia: si continúa el proceso o bien comenzaría de fojas cero. Al respecto, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo que está “analizado las sentencias” y que “a partir de estos antecedentes, en el más breve plazo tomaremos una decisión que tendrá como foco contar con el servicio de transporte público que los usuarios de Santiago esperan”.

Franco Basso, investigador del Observatorio de Movilidad de la U. Diego Portales, afirmó que no terminar el concurso “es complejo si el Tribunal se pronunció. Que no se realice la licitación tiene un costo de US$ 3.000 millones para el Estado y eso se debe tomar en cuenta”, dijo.

Basso agregó que al adjudicar la convocatoria, se renovaría el material rodante con buses nuevos y eléctricos, habrá mayores sanciones a las firmas que funcionen mal y un nuevo esquema de pago que privilegia los kilómetros pactados para cubrir a las comunas.

La industria reaccionó positivamente a la medida. Tower Transit, empresa que postuló, declaró que las sentencias son una “buena noticia”. “Esperamos que pronto las autoridades del MTT fijen fecha de apertura de ofertas económicas y se prosiga con el cronograma del concurso”.

Otra de las firmas en competencia, STP, planteó que “continuar permitirá mejorar la calidad de servicio y reducir costos operaciones. Será un gran avance que beneficiará tanto a los usuarios como a las finanzas del sistema”.

Guillermo Muñoz, ex director del Transporte Público Metropolitano, dijo que las resoluciones “reafirman todo lo que hemos dicho: que fue correcta la licitación, con estándares legales y en términos de libre competencia no tenía problemas”. Muñoz añadió que “la licitación debería seguir como una política de Estado y para resguardar el prestigio del país”.

Seguir leyendo