Por una polera: la discusión que originó el asesinato de joven descuartizada

El hermano de la víctima y principal sospechoso del delito, cuando fue detenido y trasladado por la PDI al tribunal. Foto: Agenciauno

Hermano de la víctima la habría agredido con un bate y armas cortantes. Él y su pareja fueron formalizados por homicidio calificado con alevosía.


Hace una semana. El jueves 15 de marzo. Esa es la estimación que hizo el Ministerio Público respecto del día en que una adolescente de 17 años fue golpeada y descuartizada en un domicilio de Puente Alto.

En el Centro de Justicia de Santiago se realizó este jueves el control de detención y formalización de Álex Chandía Parra, de 19 años, hermano de la víctima, y de su polola, una menor de 17 años.

En la audiencia, la fiscal Yasne Pastén relató que el día jueves 15 de marzo la víctima habría recibido un severo golpe en la cabeza, propinado por Chandía, aparentemente con un bate, y ocho cortes cortopunzantes, producidos tanto por el joven como por su polola.

Según la declaración del principal sospechoso, el hecho habría ocurrido producto de una discusión entre la joven y su cuñada, a raíz de una polera. La adolescente habría preguntado por esta prenda, que en ese momento tenía la otra joven, y la habría amenazado con una manopla. “Al darse cuenta de esto, él decide pegarle con un bate en la cabeza, provocando que se caiga y pierda el conocimiento”, se indicó.

Acto seguido, los imputados habrían trasladado a la joven al patio trasero, donde su propio hermano la descuartizó, para luego cubrir su cuerpo con un colchón. En los días siguientes, producto de su desaparición, la abuela de la menor hizo una denuncia a la policía por presunta desgracia.

Según la fiscalía, los autores del crimen mantuvieron el cuerpo de la víctima en el patio de su casa hasta el reciente martes 20 de marzo, cuando fueron a dejarlo al sitio eriazo en La Pintana, donde finalmente sería encontrado, el miércoles 21.

Tanto el hermano de la víctima como su polola fueron formalizados, en el 15 Juzgado de Garantía, por el eventual delito de homicidio calificado con alevosía.

El tribunal determinó que ambos quedaran en prisión preventiva, la menor en un centro de internación provisoria del Sename, y se fijó un plazo de investigación de 100 días. Los dos arriesgan una pena de presidio perpetuo efectivo.

Según detalló la fiscal Pastén, de la Unidad de Delitos Violentos de la Fiscalía local de Puente Alto, “a juicio del Ministerio Público esto no es un homicidio simple, sino un homicidio calificado con alevosía, porque se actuó por parte de ambos imputados sobre seguro; ellos aseguraron su cometido e intentaron mantener la impunidad del hecho”.

En cuanto a las diligencias, la persecutora afirmó que “se levantó evidencia como restos físicos, ropas y dos armas blancas que estaban en el sitio del delito, además del palo tipo bate, unas zapatillas y ropa que estaba siendo lavada al momento de la detención. Por otro lado, se tiene que determinar la dinámica de los hechos, en cuanto al desmembramiento de la víctima. Por lo tanto, son muchas las diligencias que los peritos deben realizar”.

La defensa de los imputados, en tanto, solicitó que el delito fuera calificado como “un homicidio simple”, ya que, según sus argumentos, “no se trataba de un acto con premeditación y se habría dado por una riña de forma espontánea”.

Según la misma defensa, tampoco se trató de un hecho con alevosía, ya que al primer instante del golpe en la cabeza, la víctima habría fallecido.

Hallazgo

El macabro hallazgo ocurrió el pasado miércoles, cerca de las 9.30, cuando en la 41° Comisaría de La Pintana, personal de Carabineros recibió la denuncia de que se había encontrado el cuerpo de una mujer en una bolsa de plástico.

Personal de la Subcomisaría El Castillo concurrió al lugar, donde, efectivamente, hallaron en una acequia el cuerpo sin vida de una mujer de 17 años, que fue identificada por un tatuaje que decía “Katherine”.

Según precisaron desde la institución policial, la víctima se encontraba sin sus extremidades superiores ni inferiores y tenía una venda en los ojos.

Según testigos, gracias al pololo de la menor se pudo confirmar que se trataba de una joven, quien había desaparecido hacía varios días.

Durante aquella tarde, tras recibir una denuncia por parte de vecinos, se encontraron restos de la joven fallecida en la casa que compartía junto a su pololo, hermano y cuñada, en la comuna de Puente Alto. En este contexto, durante el mismo día, cerca de las 19.30, el hermano de la mujer fallecida se presentó en la 38° Comisaría de Puente Alto a confesar la autoría del crimen. Junto a él se encontraba su pareja de 17 años.

Seguir leyendo