Varela: “Los profesores pueden hacer la diferencia en calidad”

Futuro Ministro de Educación Gerardo Varela. Foto. Agenciauno

Presidente del Magisterio, Mario Aguilar, se mostró dispuesto a conversar con el futuro titular de Educación. La Confech, en tanto, tomó distancia.


Durante dos horas conversó este martes en la mañana el futuro ministro de Educación, Gerardo Varela, con la actual titular de esa cartera, Adriana Delpiano, quien lo recibió en su casa. En el encuentro hablaron principalmente de las leyes de Inclusión, Carrera Docente y el proyecto de educación superior que fue aprobado el miércoles de la semana pasada por el Congreso, según detalló Varela a La Tercera.

Sobre esta última iniciativa, el futuro secretario de Estado indicó que Delpiano le informó que están trabajando en los reglamentos que deberán ser presentados a Contraloría una vez que la norma sea promulgada. Otro de los puntos que abordaron fue el compromiso del gobierno de presentar un proyecto que modifique el Crédito con Aval del Estado (CAE). “Le pregunté si van a dejar enviado el proyecto y me dijo que sí”, aseguró Varela.

“Hoy día la ministra me recibió en su casa, fue muy cordial, conversamos todos los temas que ella está terminando, los que está en trabajo actualmente y lo que viene”, afirmó el abogado.

El futuro ministro hizo públicos los énfasis que tendrá su cartera durante la administración del Sebastián Piñera: preocupación por la primera infancia, educación técnico profesional y la calidad. “Todos los especialistas dicen que el salto hacia adelante en educación se logra concentrando los esfuerzos en los niños de cero a seis años y en la sala de clases”, manifestó Varela.

Y añadió que “en la sala de clases los profesores son los que pueden hacer una diferencia enorme en materia de calidad educacional. Para eso hay que trabajar en conjunto con los profesores para entender bien qué necesitan, cómo los podemos ayudar, porque la verdad esto es un partido de futbol, se juega en la cancha, los entrenadores pueden ayudar pero quienes están en la cancha son los profesores y por eso el trabajo conjunto con ellos es vital”. Además, dijo que profundizará con Piñera los lineamientos en materia educacional en la reunión bilateral que tendrán a mediados de febrero.

En su última columna -publicada por El Mercurio-, Varela planteó que “a mis detractores los invito a conversar para mejorar la educación chilena”. Y sus palabras generaron reacciones en el sector y aunque hubo críticas- debido a que en sus publicaciones ha dicho que la educación es un derecho social pero también un bien de consumo-, su llamado al diálogo fue bien recibido por algunos actores.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, indicó que “celebro que el ministro se manifieste dispuesto al diálogo, nosotros hicimos lo mismo. Y esperamos poder reunirnos con él a penas asuma”. Y enfatizó que la reunión “no sea una una mera formalidad, ni para la fotografía. Nos interesa que haya un trabajo real y de fondo y para eso estamos disponibles”.

Al respecto, Gerardo Varela afirmó que “aprecio el cambio de tono, que es muy propicio y conveniente para restablecer el necesario diálogo que debe existir entre todos los actores que muestran interés y disposición a colaborar en la construcción de una mejor educación para Chile”.

Menos receptivos fueron en la Confech y el presidente de la Federación de Estudiantes de la U. de Santiago, Juan Pablo de la Torre, quien afirmó que “tenemos cierta distancia con el futuro ministro, y si bien sabemos que no podemos llegar y cerrar la puerta al diálogo creemos que no vamos a tener una buena relación con él por su pensamiento de que la educación es un bien de consumo”.

Otro de los temas abordados por Varela en la columna fue la posibilidad de modificar las leyes aprobadas durante este gobierno para que se ajusten más al programa de Sebastián Piñera: “Ahora corresponde perfeccionar esas leyes, si es necesario, para conciliarlas con el programa ganador”.

El rector de la U. Católica del Maule, Diego Durán, valoró la idea de hacer cambios en la reforma. “Respecto de las leyes que dejó este gobierno, sin duda hay mucho por perfeccionar. Por eso es una buena señal que se busque generar un camino de perfeccionamiento a las leyes que están, y espero que vayan en la línea de generar una educación superior fuerte para Chile con una mirada no tan exclusiva desde lo estatal”

Mientras, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. Católica, Josefina Canales, indicó que “como viene de un gobierno completamente contrario al que va saliendo, me parece que intentarán modificar las leyes para que les queden más a la perfección según sus ideas, y en este caso es entender la educación como un mercado y no como un derecho, lo lamentamos pero es lo que se veía venir”.

Delpiano y Varela se van a reunir de manera más formal el 1 de marzo, probablemente en el Ministerio de Educación (Mineduc) para iniciar el proceso de traspaso a la nueva administración.

Seguir leyendo