*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 21/04/2017
Estás leyendo:13 razones por las que todo el mundo está hablando de 13 Reasons Why

13 razones por las que todo el mundo está hablando de 13 Reasons Why

Autor: Tania Opazo

Estrenada el 31 de marzo, esta nueva serie de Netflix basada en la novela del escritor Jay Asher, cuenta la historia de Hannah Baker, una adolescente de 17 años que se suicida y envía casetes a 13 personas para explicarles el rol que tuvieron en su muerte. El programa ha generado controversia por el tema que toca y la crudeza de algunas escenas.

13 razones por las que todo el mundo está hablando de 13 Reasons Why

1/ Es el nuevo éxito de Netflix
Un estudio de redes sociales realizado por el sitio Fizziology reveló que más gente tuiteó sobre 13 Reasons Why en su primera semana de emisión que sobre cualquier otro show en la historia de Netflix (hubo alrededor de 3,5 millones de tuits). Este frenesí se explica en buena parte por el público al que ha llegado el programa: principalmente adolescentes y adultos jóvenes.

2/ Está basada en una popular novela
El libro del mismo nombre en el que se basa la serie ha sido un éxito desde su lanzamiento en 2007 y se ha mantenido en la lista de bestsellers del New York Times por ocho años. Tras el estreno del show volvió a subir y actualmente está hoy en el top 10 de ventas de Amazon. Su autor, Jay Asher dijo que la idea de la novela le surgió después de que un familiar suyo de la misma edad de Hannah intentó suicidarse.

3/ Selena Gómez está involucrada
La popular cantante y actriz, que tras su propio episodio de depresión se ha transformado en una activista de la salud mental, es la productora ejecutiva de la serie, la que ha promovido con entusiasmo en redes sociales, e interpreta una de las canciones del soundtrack. Inicialmente, cuando Universal planeaba hacer una película de la novela, Gómez iba a tener el rol protagónico, pero ella desechó la idea y finalmente el papel se lo quedó la australiana Katherine Langford.

4/ Habla del bullying
La serie muestra cómo Hannah Baker es víctima de acoso y maltrato de parte de sus compañeros de colegio, amigos y ex novios. Por eso, varios han destacado que el show ha abierto un espacio para que los jóvenes reflexionen sobre cómo estas situaciones que se dan en muchos colegios tienen consecuencias profundas. Una profesora norteamericana dijo en una columna en el sitio weareteachers.com que tras ver la serie sus alumnos están más sensibles a los malos tratos y a defender a sus compañeros más “débiles” frente a estos abusos.

5/ Las organizaciones de salud mental están preocupadas
Varias instituciones que trabajan con adolescentes han criticado el programa y llamado a los padres a evitar que sus hijos la vean. Según estas agrupaciones, la serie, que está clasificada para mayores de 16 años, termina haciendo una apología del suicidio. Kristen Douglas, quien lidera la fundación Headspace en Australia, afirmó que “hablar dañinamente del suicidio produce más daño. Es más probable que los jóvenes se conecten con ese contenido y piensen que es la respuesta para ellos”. La misma profesora que escribió en weareteachers.com comentó que le inquieta que sus estudiantes puedan ver el suicidio como una herramienta de venganza contra quienes les hacen daño. Por otra parte, varias organizaciones en países como Estados Unidos, Australia y Brasil han dicho que aumentaron las llamadas telefónicas de ayuda tras el estreno. Aunque algunos sicólogos consideran que el show ilumina un tema poco mencionado en los medios, la mayoría cree que hace “más daño que bien”.

6/ Tiene contenido explícito
Los críticos del asfixiante programa también dicen que se excede en sus escenas de violencia, abuso sexual y bullying. El guionista, Nic Sheff, justificó esa crudeza en una carta publicada en Vanity Fair basado en parte en su propio intento de suicidio. “Me pareció la oportunidad perfecta para mostrar cómo se ve realmente un suicidio […] Me parecía que lo más irresponsable que podríamos haber hecho era no mostrar la muerte en absoluto”, escribió.

7/ Se ha llenado de memes
Como pasa con cada vez más cosas, 13 Reasons Why ha sido blanco de memes que ridiculizan a Hannah y la tratan de hipersensible. Evidentemente logran su efecto, que la gente se ría, pero varios quizás son el mejor síntoma de la crueldad a la que precisamente se refiere el programa, al relativizar los problemas de acoso y salud mental del personaje, un drama que se estima sufren dos de cada 10 escolares, y que es cualquier cosa menos trivial.

8/ Tiene una banda sonora taquillera
La música del show también ha contribuido a su despegue. La lista la abre el cover de Selena Gómez del clásico de 1982 de Yazoo, “Only you” con su pegajoso coro, que fue versionada con menos éxito por Enrique Iglesias en los 90. También se escuchan “Love Will Tear Us Apart”, de Joy Division, y “Fascination Street”, de The Cure, entre otros hits.

9/ Hay un buen manejo de redes sociales
Es habitual que Netflix monte creativas campañas de marketing, y la cuenta de Instagram @13reasonswhy es un ejemplo. Hay pasajes de lo que sería la vida de los personajes, lo que se complementa con los perfiles reales de los protagonistas que aportan sus puntos de vista y contextualizan la producción. El asunto es tan realista que algunos de los perfiles son privados. También existe la página thirteenreasonswhy.com, la web original de la novela, donde se pueden escuchar las cintas que deja Hannah.

10/ Tiene un director premiado
Los dos primeros capítulos de la serie fueron dirigidos por Tom McCarthy, quien escribió y dirigió Spotlight, ganadora de Mejor Película y Guión Adaptado en los Oscar 2015, filme que cuenta cómo la unidad de investigación del periódico Boston Globe reveló el escándalo de abusos sexuales de los sacerdotes en Boston.

11/ Es muy realista
En una entrevista publicada en el sitio PopSugar.com, los protagonistas (Katherine Langford y Dylan Minnette) explicaron que la “secundaria” de la historia es real y queda en Sebastopol, California, de tal modo que todo parece reconocible y las rutinas lucen creíbles y no se alejan a las de cualquier colegio de EE.UU.

12/ La protagonista no es un bicho raro
A diferencia de lo que ocurre a veces en contenidos que abordan el tema del bullying, uno de los aspectos que llama la atención es que Hannah no es muy distinta al grupo de compañeros ni viene de una familia disfuncional. Es una adolescente independiente y atractiva que inicialmente enfrenta problemas que podrían no ser muy diferentes a los de muchos adolescentes, como una foto malintencionada en las redes sociales, problemas económicos en la casa, desaires amorosos o amistades que pasan de la máxima intensidad a la indiferencia de un momento a otro. Pero las cosas se complican.

13/ ¿Segunda temporada?
A pesar de que la lógica indica que no hay cómo seguir con la serie, según los fans quedan varios cabos sueltos, por lo que han empezado las especulaciones sobre la posibilidad de que vuelva. “Sabemos que hay tantas historias debajo de cada personaje. Es por eso que se convirtió en una serie en el primer lugar. Así que ya veremos”, dijo Selena Gomez a The Hollywood Reporter, mostrando sus ganas de una segunda temporada, que aún no se confirma.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital