*

Política
Compartida
Actualizado el 11/10/2017
Estás leyendo:Carta de compromiso para segunda vuelta agudiza división en la DC

Carta de compromiso para segunda vuelta agudiza división en la DC

Autor: N. Guzmán, L. Ferraro e I. Caro

Directiva ejerció ayer fuerte presión para frustrar presencia de diputados en acto en el que oficialismo buscaba dar señales de unidad con miras a balotaje.

Carta de compromiso para segunda vuelta agudiza división en la DC

“¡Esto es un papelón!, ¡esto debilita nuestra posición!”, exclamaba ayer en tono ofuscado el subjefe de la bancada DC, Gabriel Silber, en uno de los pasillos del Congreso, mientras hablaba con Yasna Provoste, diputada de su partido.

Su conversación se daba solo minutos después de que se viera frustrada una puesta de escena -que se preparó por al menos dos días- que buscaba cristalizar el compromiso de un apoyo recíproco entre los candidatos presidenciales Carolina Goic (DC) y Alejandro Guillier (Fuerza de la Mayoría), con miras a una segunda vuelta.

Pero de eso no quedó nada. Pese a que en los últimos días militantes, ex autoridades, al menos 10 parlamentarios, e incluso miembros del consejo nacional y de la mesa de la Democracia Cristiana habían adherido a la carta titulada “Para seguir construyendo”, que ya lleva más de 300 adherentes de la centroizquierda, al punto de prensa convocado en el Congreso sólo llegaron dos democratacristianos -los diputados Silber y Provoste-, con casi 40 minutos de retraso.

La ausencia de representantes falangistas encendió las alarmas entre algunos de los presentes. El presidente del PPD, Gonzalo Navarrete -quien incluso viajó desde Santiago hasta el Congreso- o parlamentarios como Osvaldo Andrade (PS) y Karol Cariola (PC), entre otros, comentaban en reserva si habría o no algún representante de la Democracia Cristiana en la firma de la misiva.

Aunque la duda se despejó, en parte, con el arribo de Provoste y Silber, a esas alturas era un hecho que la directiva de la DC había decidido no dar su brazo a torcer. Una estrategia que quedó de manifiesto desde primera hora de ayer, cuando el primer vicepresidente de la colectividad, Matías Walker, se comunicó con una serie de diputados de su partido para evitar que participaran de la puesta en escena. “Es un error”, le transmitió a cada uno de ellos, además de advertirles que sus actos podrían traer eventualmente consecuencias en materia electoral.

El mensaje que transmitió el presidente subrogante de la DC había sido visado anteriormente con la propia Carolina Goic, ya que ambos conversaron previamente sobre la idea de un grupo de parlamentarios de presionar públicamente por un acuerdo con Guillier.

Más temprano, la candidata ya advertía, a través de Radio Bío Bío, de su postura sobre el tema”. No entiendo a algunos que quieren reemplazar a la ciudadanía por acuerdos de cúpulas”, dijo.

Emplazamientos cruzados

“Celebro que hayan sido pocos los diputados que llegaron al punto de prensa (…); no era necesaria esta carta que contó con menos presencia de lo que se esperaba”, ironizó el vicepresidente DC, Matías Walker, a pocos minutos del frustrado punto de prensa. “Me parece que es un error político y me parece que es un error estratégico”, prosiguió Walker, aludiendo a una tesis que se ha instalado en algunos círculos falangistas: que concretar un acuerdo con miras a segunda vuelta puede inhibir la participación de adherentes del sector, posibilitando incluso un escenario donde Sebastián Piñera pueda imponerse en primera vuelta.

“Es un error político lo que está haciendo la candidata”, retrucó el diputado Gabriel Silber. “Lamentablemente, el entorno de la candidata -continuó- parece que mira mucho las encuestas y trabaja poco en terreno. Tenemos que buscar apoyo fuera de la DC y más allá del partido”, dijo.

Una opinión que fue compartida por su par Yasna Provoste, quien afirmó que “muy por el contrario (a un error político), es necesario. Estamos garantizando que todos estos apoyos estén para nuestra candidata presidencial para segunda vuelta y, por lo tanto, creo que esto siempre es muy positivo”. Además, la diputada, tomando distancia de la postura de la directiva, expresó que “en política uno actúa en virtud de sus convicciones y no de los permisos que uno pueda solicitar”.

Desde el Senado, en tanto, fue el ex presidente DC Ignacio Walker quien salió a defender la posición de la directiva. “Si hay algún candidato o candidata de la Democracia Cristiana que, derechamente quiere darles ventajas a otras candidaturas, que lo digan abiertamente. Pero que no nos escudemos con esto de la primera o segunda vuelta”, arremetió, mientras que el ex subsecretario Alejandro Micco, a través de su cuenta de Twitter, en la misma línea escribió: “Mis padres me enseñaron a no firmar cheques en blanco”.

Respecto de este punto, ayer también se pronunció Alejandro Guillier, quien descartó que las críticas de Goic puedan dificultar un eventual entendimiento. “Creo que esas son las típicas cosas (que suceden) cuando hay competencia y después cuando llega el momento de la unidad se resuelven”, dijo.

“Que la junta decida”

Finalmente, será el próximo 23 de octubre cuando la DC, en su consejo nacional, aborde en extenso el tema. Será también en ese encuentro cuando se defina si el partido citará o no a una junta nacional para determinar su posición ante una eventual segunda vuelta.

Ayer, la ex ministra de Educación y representante del sector Progresismo con Progreso, Mariana Aylwin, se mostró partidaria de esta última opción, que la semana pasada, en el consejo nacional del partido, fue impulsada, por ejemplo, por el ex timonel del partido Gutenberg Martínez y el actual secretario nacional, Gonzalo Duarte.

“Yo creo que tiene que ser la junta la que decida, porque es un organismo más representativo y esta es una decisión importante”, dijo ayer Aylwin consultada por La Tercera. En cuanto a un eventual acuerdo entre Goic y Guillier, añadió que “tengo la impresión de que faltan mayores acuerdos sustantivos, de manera que no se repita la experiencia del gobierno actual”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital