*

Nacional
Compartida
Actualizado el 21/12/2017
Estás leyendo:Expertos analizan eventual costo de US$ 110 millones del feriado papal en la RM

Expertos analizan eventual costo de US$ 110 millones del feriado papal en la RM

Autor: Camila Mardones

Sólo en el ámbito fiscal la iniciativa, que avanza en el Parlamento, bordearía los $ 6.377 millones. Organizadores dicen que facilitará la logística urbana.

Expertos analizan eventual costo de US$ 110 millones del feriado papal en la RM
El Papa Francisco en el Vaticano.

El próximo 16 de enero, el Papa Francisco tiene agendadas en Santiago siete actividades oficiales y dos recorridos en Papamóvil. Para facilitar el tránsito vehicular y permitir que la gente pueda ver al Pontífice, en el Congreso se tramita actualmente un proyecto de ley que busca declarar ese día feriado en la Región Metropolitana. Sin embargo, algunos economistas y gremios del comercio han manifestado distancia y preocupación sobre los efectos que podría tener este día libre en la capital, cuyo costo podría superar los US$ 100 millones.

Según estimaciones que entregó la Dirección de Presupuestos a la Comisión de Hacienda de la Cámara, el costo fiscal del feriado para Santiago alcanzaría los $ 6.377 millones. Esto, considerando las horas extras que se tienen que autorizar para que los trabajadores de las instituciones del gobierno central realicen las labores que no se efectuarán durante el feriado.

El economista de la U. de Santiago Guillermo Pattillo estima que el costo podría ser incluso superior, alcanzando los US$ 110 millones, si se consideran las implicancias para el sector privado.

“Asumiendo que es un feriado renunciable, se detendrá todo el sector público y una serie de comercios y servicios, mientras otros seguirán funcionando. Por lo que los US$ 110 millones representan una fracción de lo que cuesta un día no trabajado en la RM”, explicó el experto.

Pattillo, además, calificó negativamente la idea de declarar feriado. “Nadie discute la enorme relevancia que puede tener la visita del Papa, pero esto da una señal incorrecta. La economía del país está, desde hace años, con un crecimiento bajo. Más allá del costo numérico, esto envía una señal de que Chile es un país demasiado aficionado a los feriados, siendo que en esta etapa del desarrollo debería ser más aficionado al trabajo”.

María José Becerra, economista y académica de la Facultad de Economía y Negocios de la U. Central, explicó que “es difícil determinar los beneficios y costos que puede tener este feriado para la Región Metropolitana, porque no hay suficientes estudios para medirlo”. Respecto del costo fiscal que tendrá el día feriado en la capital, opinó que, “sin duda, esto va a tener un menoscabo en las arcas fiscales, así como también un costo de oportunidad en la generación de políticas públicas”.

Desde la Cámara Nacional de Comercio, su presidente, Manuel Melero, señaló que el feriado no afectaría en gran medida al comercio. “En ese sentido, no tenemos mayor problema, porque no se trataría de un feriado irrenunciable”, comentó.

Sin embargo, aseguró que “creemos que desde el punto de vista cultural no corresponde declarar feriado. Esta es una visita religiosa, y por muy respetable y positiva que sea, no se debería paralizar toda la actividad del Estado, de los servicios públicos y privados, sin que haya estado planificado”.

La tramitación del proyecto de ley, que se encuentra con discusión inmediata, continuará durante la primera semana de enero en el Senado.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital