*

Entretención
Compartida
Actualizado el 07/01/2017
Estás leyendo:El futuro de Netflix apunta a un público transversal

El futuro de Netflix apunta a un público transversal

Autor: Matías de la Maza

El Vicepresidente de Series Originales de la compañía, Brian Wright, adelanta los planes del servicio para ampliar sus suscriptores.

El futuro de Netflix apunta a un público transversal

Para mediados de 2014, Netflix ya tenía un puñado de tres dramas originales; House of cards, Orange is the new black y (la actualmente cancelada) Hemlock Grove, además de producciones revividas como nuevas temporadas de The Killing y Arrested development. También tenían tres series infantiles exclusivas a la plataforma, y estaban preparando para abrirse a las comedias de autoría propia en 2015. Pero, su cada vez más amplio catálogo original tenía un punto en contra: la división casi absoluta entre material para adultos y para niños, sin muchos puntos medios.

Fue allí cuando el servicio incorporó a sus filas a un ejecutivo de Nickelodeon, Brian Wright, para desarrollar series que, en el futuro, pudieran traer audiencias de todas las edades. Un plan que comenzó a ver la luz en 2016: series como Fuller house, Haters back off, Stranger things y el revival de Gilmore girls formaron parte del plan para tener contenido que pudieran ver padres e hijos al mismo tiempo.

Este viernes se estrenará Una serie de eventos desafortunados, que seguirá ampliando en 2017 el catálogo familiar del servicio de streaming. “Hace un par de años, repasamos y analizamos el catálogo de Netflix; teníamos grandes dramas, y estábamos entrando fuerte a la comedia. Pero eran historias para adultos”, explica Wright a La Tercera, agregando: “Entonces, en ese escenario, con Cindy Holland, mi jefa, vimos una gran oportunidad con algo que nadie estaba haciendo en televisión: prestar atención a la fórmula de Harry Potter, de Star Wars, de Pixar. Historias que cualquier persona de cualquier edad puede disfrutar. Nos pusimos como meta a consciencia diversificar nuestra programación hacia un público familiar”.

Series como House of cards y Orange is the new black han edificado el prestigio de la compañía a través de premios y buenas críticas. Pero, en Netflix tienen claro que pueden limitar su público a sólo mayores de 18. Por eso 2016 fue el año que consolidó una programación alternativa. “Todo comenzó con Fuller house a principios de 2016, y los resultados fueron realmente positivos. Realmente creemos que estamos con algo bueno entre las manos”, dice el ejecutivo.

Una serie de eventos desafortunados será la segunda vez que los libros infantiles de Lemony Snicket (seudónimo de Daniel Handler) sean adaptados con actores de carne y hueso, tras una fallida película en 2004, con Jim Carrey. Esta vez será Neil Patrick Harris (How I met your mother) el encargado de interpretar al Conde Olaf, el villano que adopta a dos huérfanos para robarles su herencia. “El tono aquí es mucho más cercano a los libros. Capturaron a la perfección ese aspecto subversivo de la historia”, dice Wright.

La serie será el primer gran estreno de 2017 en un año especial para el mundo del streaming. Netflix ya no compite solo a nivel global, con Amazon Prime expandiéndose a casi todo el mundo a fines del año pasado. Pero según Wright, los planes no cambian: “Nuestra estrategia sigue igual; sabemos lo que estamos haciendo y hacia dónde vamos, y no nos distrae la competencia. Es obvio que la televisión por internet va a ser algo cada vez más común en el futuro en todo el mundo, pero aquí nos enfocamos en ser grandes, y no nos fijamos mucho lo que hace el resto”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital