*

Nacional
Compartida
Actualizado el 20/01/2017
Estás leyendo:Interpol detecta en Bolivia a ex mirista prófugo por secuestro de empresario brasileño

Interpol detecta en Bolivia a ex mirista prófugo por secuestro de empresario brasileño

Autor: Felipe Díaz

Marco Rodríguez intentó obtener un permiso de conducir con documentos falsos. El ex subversivo tiene que cumplir una pena de 30 años por el plagio de Washington Olivetto.

Interpol detecta en Bolivia a ex mirista prófugo por secuestro de empresario brasileño

El ex mirista Marco Rodríguez Ortega (43) ha vuelto a dejar pistas de sus pasos. La última información oficial llegó a Chile en septiembre del año pasado, de manos de la oficina de Interpol La Paz. Ahí, se indicó que el prófugo de la justicia brasileña se encontraba en Bolivia y que había sido sorprendido intentando obtener una licencia de conducir con un documento falsificado.

Este antecedente se encuentra en la causa que se lleva en la Corte Suprema, en que se tramita la extradición pasiva de Rodríguez tras una solicitud de la justicia de Brasil.

El ex subversivo está en calidad de prófugo desde el 8 de octubre de 2010. Ese día, al igual que otros 20 mil reos, Rodríguez fue beneficiado con la salida temporal de la Penitenciaría de Itaí, ubicada a 287 kilómetros de Sao Paulo, para celebrar el Día del Niño junto a su familia.

Sin embargo, lo que debía ser una salida temporal se convirtió en la oportunidad que el ex mirista aprovechó para huir de la justicia. Según los antecedentes que se manejan de la justicia brasileña, Rodríguez está vinculado al llamado Ejército Guerrillero de los Pobres-Patria Libre (EGP-PL) y se encuentra condenado a 30 años de cárcel por el secuestro del publicista Washington Olivetto, ocurrido el 11 de diciembre de 2001.

El líder de esta operación, llamada “Alondra”, fue el ex frentista Mauricio Hernández Norambuena, alias el “Comandante Ramiro”, quien cumple su condena en la Prisión Federal de Mossoró, en el interior de Rio Grande do Norte. Este recinto penitenciario se encuentra a casi 6.000 kilómetros de Santiago.

Documento de la PDI

La nueva pista está en el informe policial 522/00202 del 3 de octubre. Ahí se indica que recibieron un mensaje de Interpol La Paz, indicando que “en el marco de cooperación internacional y la requerimiento de la Fiscalía de Beni, en Bolivia, agradecemos a vuestras autoridades informarnos y/o proporcionar la fotografía y la tarjeta de filiación del ciudadano chileno Marco Rodríguez Ortega, quien es investigado por el representante del Ministerio Público por el delito de uso de documentos falsificados”.

El documento añade que los detectives se comunicaron con un agente policial boliviano, quien les indicó que el 27 de septiembre Rodríguez “se habría presentado en la Provincia de Riveralta para consultar por la tramitación de una licencia de conducir boliviana, presentando un DNI boliviano N° 4580433, a nombre de Alejandro Juan Cajías Barrera, y luego aportando la cédula de identidad chilena, bajo la identidad de Marco Rodolfo Rodríguez Ortega”. Según el oficio, el ex mirista no terminó la tramitación del permiso y luego se le perdió nuevamente la pista.

Esta no es la única diligencia que ha realizado la PDI para dar con el paradero del prófugo. En agosto del año pasado, la policía civil remitió a la Corte Suprema un informe con todas las diligencias que se habían realizado en los últimos meses. En ese escrito, se da cuenta que el último movimiento migratorio que existe sobre él data del 10 de octubre de 2010, cuando ingresó

a Chile desde el paso fronterizo Sico San Pedro de Atacama, desde Argentina.
Los oficiales de Interpol también acudieron a cuatro domicilios de Santiago, en los que residen sus familiares, sin tener novedades.

Marco Rodríguez fue “objeto de investigación” en junio de 2013, en el marco de la investigación sobre el robo a un banco que se registró en la comuna de Pudahuel. Diversos antecedentes dieron cuenta que él pudo haber tenido alguna participación. No obstante, en esa ocasión finalmente el Ministerio Público no presentó cargos en su contra.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital