*

Entretención
Compartida
Actualizado el 12/12/2017
Estás leyendo:La nueva vida de Vivi Kreutzberger en Londres retirada de la TV

La nueva vida de Vivi Kreutzberger en Londres retirada de la TV

Autor: Claudio Vergara

La animadora se instaló a principios de año en la capital inglesa con el fin de alejarse del mundo televisivo.

La nueva vida de Vivi Kreutzberger en Londres retirada de la TV
La hija de Don Francisco tuvo una de sus últimas apariciones públicas en la Teletón de 2014.

Cinco años. Ese es el lapso que ha transcurrido desde la última vez que Vivi Kreutzberger fue una figura frecuente de la televisión chilena, cuando condujo el espacio ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, en Mega. Aunque a partir de ahí nunca más encabezó un programa y su nombre desapareció progresivamente del grupo de rostros que integran la primera línea de la pantalla chica, este año la animadora tomó una de sus decisiones más drásticas: se fue a vivir a Inglaterra junto a su marido, el ex director de TV Robert Wilkins.

“Siempre les tincó la idea de salir. Y ahora que ya todos los hijos estamos grandes, podían hacerlo más libremente”, cuenta el realizador Ilan Numhauser, uno de los hijos de su primer matrimonio y quien hoy vive en Estados Unidos, donde estudia Cine.

Distancia total

Pero más allá de las motivaciones personales, Kreutzberger decidió mudarse a Europa para renunciar a casi todo lo que guarde relación con el mundo del espectáculo, el trabajo televisivo y la exposición pública, pese a que a principios de siglo despuntaba como uno de los créditos de mayor proyección en el ámbito local. De hecho, algunos cercanos a ella consultados para este artículo, como Rafael Araneda o Mauricio Correa (director del matinal Bienvenidos, de Canal 13), dicen que hace mucho tiempo no tienen información de la conductora.

La última Teletón, efectuada el pasado 1 y 2 de diciembre, fue la primera en esta década en que no tuvo ninguna clase de participación, luego que en 2016 al menos estuviera tras las cámaras asesorando a su padre, Don Francisco, mientras que la edición de 2014 fue la última oportunidad en que se hizo cargo de uno de sus bloques y enque participó de la tradicional gira que se hace por el país.

“Ella está muy feliz fuera de pantalla. La tele en sus últimos años como animadora se había transformado más en un circo de farándula en el que no estaba dispuesta a participar, por lo que prefirió dar un paso al costado. No había espacios para hacer lo queella quería. Ahora la veo igual de feliz que cuando entró a la TV”, completa Numhauser.

En su nueva hoja de ruta, la ex Gigantes con Vivi se empezó a instalar en Londres a principios de este año, aunque bajo la idea de venir de forma frecuente a Santiago. Hasta ahora, en la capital inglesa no contempla actividades vinculadas a lo audiovisual. De alguna manera, su partida de Chile, y su opción por tomar una distancia casi definitiva de la televisión, estuvo condicionada por un puñado de proyectos profesionales que nunca cuajaron, casi todos parte de su productora La Marraqueta.

Por ejemplo, ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, el docurreality donde cinco participantes intentaban encontrar a su mujer ideal, tuvo un rating menor al esperado (promedió 5.7 puntos) y Mega decidió acortarlo a ocho capítulos, en vez de los diez que estaban contemplados originalmente. Antes animó Identity y Gigantes con Vivi -mismo espacio que tuvo en Canal 13 entre 2003 y 2009-, ambos con oscilantes cifras de sintonía. Con esos antecedentes, la señal del Grupo Bethia decidió no renovarle su contrato en 2012.

Consultada por su presente, Kreutzberger se limitó a responder a La Tercera vía correo electrónico: “No daré entrevistas por el momento”. En tanto, Don Francisco, a través de sus representantes, también declinó entregar su punto de vista. Sólo hace dos años, cuando su hija ya estaba sin planes concretos en la pantalla chica, el animador comentó: “No tiene ganas de volver a la televisión. Y uno como padre tiene que apoyar todas las decisiones de sus hijos”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital