*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 11/09/2017
Estás leyendo:Cómo la realidad aumentada cambiará la forma en que utilizamos nuestro smartphone

Cómo la realidad aumentada cambiará la forma en que utilizamos nuestro smartphone

Autor: Francisco Aguirre A.

Este martes, cuando Apple presente los nuevos iPhone, dará un paso decisivo para masificar la tecnología que se hizo famosa con “Pokémon Go”, arribando con nuevas aplicaciones y su propia sección en la App Store a más de 300 millones de usuarios.

Cómo la realidad aumentada cambiará la forma en que utilizamos nuestro smartphone

“Esta es una de esas cosas enormes que recordaremos y nos maravillaremos con su comienzo (…) ocurrirá de la misma forma en que nos preguntamos hoy cómo podemos vivir sin nuestro teléfono”. La frase pertenece a Tim Cook, CEO de Apple, quien hace algunos meses adelantó la forma en que la compañía planeaba insertarse en el área de la realidad aumentada, presagiando un éxito comercial similar al del iPhone hace 10 años y el paso más significativo desde la muerte de Steve Jobs en 2011.

Porque este martes, cuando Apple presente los nuevos iPhone, la empresa californiana finalizará el plan que se inició en junio pasado, cuando en la conferencia mundial de desarrolladores se presentó la plataforma ARkit, comenzando a preparar el escenario para que un gran número de aplicaciones esté lista al momento del lanzamiento de los nuevos terminales, del que se espera tenga su propia sección en la tienda de aplicaciones de la misma forma que el iPad, Apple TV o el Apple Watch.

Sin embargo, las aplicaciones no funcionarán en cualquier dispositivo de Apple. Sólo serán compatibles del iPhone 6s en adelante, junto al iPad de 2017 y el iPad Pro. La introducción final será en algún momento de este mes, cuando se libere el nuevo sistema operativo iOS 11, y si más del 90% de los usuarios actualiza la plataforma en los primeros días -como ocurre generalmente-, más de 300 millones de usuarios tendrán acceso a la realidad aumentada.

¿Qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada, tecnología que proyecta imágenes al usuario en mundo real a través de una pantalla, se hizo popular para los usuarios gracias a “Pokemon Go” hace más de un año, aunque su desarrollo data de inicios de los años 90 junto con la realidad virtual. Así, a medida que las tecnologías avanzaban, cada uno comenzó a delimitar sus propias características y diferencias:

Mientras que la realidad virtual tiene la capacidad de crear mundos irreales transportando al usuario a ese plano diseñado por computador, la realidad aumentada utiliza el entorno real para entregar información o datos al usuario, sumando una experiencia “aumentada”.

Otra diferencia tiene que ver con que la realidad virtual es envolvente e inmersiva, y el usuario tiene una vista en primera persona de lo que acontece en el mundo paralelo, mientras que la realidad aumentada la persona tiene más libertad para moverse en el mundo real, ya que la experiencia sólo entrega algunas mejoras.

En la realidad virtual interactuamos con objetos creados por computador, y la realidad aumentada ofrece la posibilidad de interactuar con contenidos virtuales en la realidad, siendo posible diferenciar ambos elementos.

Además, la realidad virtual “bloquea” los sentidos, ya que es necesario utilizar audífonos y tanto la vista como el tacto se desligan de la realidad. En la realidad aumentada, aún estamos percibiendo lo que ocurre a nuestro alrededor. Esto mismo hace que esta última sea más económica, ya que sólo basta con una aplicación y un dispositivo compatible; su competencia requiere cascos especiales como Oculus o PlayStation VR, generalmente de alto costo.

En cuanto a sus aplicaciones, la realidad aumentada ha demostrado ser más versátil que la realidad virtual. Posee un gran potencial para videojuegos, educación, arte, entretenimiento, comercio, trabajo, navegación, etc. y con la llegada de los smartphones en 2007, de a poco comenzaron a aparecer distintos usos prácticos, que van desde encontrar el auto en el estacionamiento, traducir textos en tiempo real o ver las estrellas y los planetas en el cielo observando a través de la pantalla.

Sin embargo, Apple no es la única que se encuentra apostando por esta tecnología. Microsoft cuenta con “Hololens”, un casco con su propio procesador y que permite interactuar con las manos gracias a unos sensores; Google presentó en 2014 su “Project Tango”, un software que debutó en un smartphone de la marca Lenovo y que registra en 3D con bastante precisión al entorno que rodea al usuario; y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ya ha mencionado sentirse interesado, afirmando que se trata de “una tecnología que cambiará la forma en que utilizamos nuestros teléfonos”, y en abril anunció la “Camera Effects Platform”, entorno donde los desarrolladores pueden construir aplicaciones de realidad aumentada para la red social.

De hecho, Google no se ha dado por vencido, y al igual que Apple, el mes pasado lanzó su plataforma llamada ARCore para desarrolladores que deseen crear experiencias de realidad aumentada para Android. Ya se encuentra disponible y es compatible con los smartphones Pixel y Samsung S8, siempre que los terminales tengan el sistema operativo Nougat. Según Google, espera que esta tecnología llegue a 100 millones de dispositivos en los próximos meses.

¿Qué podremos hacer?

Antes que iOS 11 sea liberado, algunos desarrolladores han adelantado cómo funcionan sus aplicaciones para realidad aumentada. Los usos van desde entregar instrucciones para cambiar una ampolleta, volar con un drone por el jardín y ganar puntos mientras traspasamos un anillo, matar zombies como en la serie “The Walking Dead”, ayudarnos a paso a paso a realizar el cambio de aceite en el auto, o si no sabemos qué comer, un restaurant pueden crear hamburguesas digitales o postres para ayudarnos a tomar una decisión.

Una de las más conocidas es la del fabricante de muebles sueco IKEA. Si deseamos comprar un sillón y saber cómo se verá dependiendo de su tamaño o si el color combina con la decoración, el sistema mide la habitación, ubica el o los muebles dentro de ella en función de las dimensiones reales del artículo y si deseamos añadir un living completo lo podemos hacer. Si nos gusta lo que vemos, podemos comprar desde la misma aplicación. De acuerdo a IKEA, la tecnología funciona sin problemas y cuenta con un 98% de precisión.

Otro de los usos incluye darnos instrucciones para llegar a un centro comercial, destacar puntos de interés dependiendo dónde estemos mirando (muy útil para los turistas), ver a nuestra banda favorita dar un concierto en nuestro living, jugar emocionantes carreras con nuestros amigos o mostrarnos cómo es el lanzamiento de un transbordador espacial.

Para que la realidad aumentada funcione, la aplicación requiere encontrar un plano: ya sea un piso, una mesa o algún tipo de superficie para que sobre ella se pose un objeto virtual. Luego detecta la luz en la habitación, muestra el objetos virtual, y éste a su vez refleja la iluminación y proyecta una sombra, tal como lo haría un objeto real.

Así, la plataforma combina la cámara del iPhone con el acelerómetro y el giroscopio, para que las personas ubiquen o visualicen objetos digitales en el mundo real e interactúen con ellos. Cada vez que nos movemos, la aplicación recalcula constantemente la posición del usuario, de modo que el objeto siempre permanecerá en su lugar.

En medio del desarrollo, algunos desarrolladores aseguran que ARKit no es perfecto, y que si bien reconoce superficies horizontales, aún no puede detectar muros. Este problema surge porque existen puertas, ventanas y marcos de fotos.

Algunos analistas mencionan que en algunos años podrían aparecer anteojos conectados al smartphone que ayuden a que el usuario tenga más libertad, de la misma forma que el concepto de Google Glass, que nunca despegó por falta de apoyo de los desarrolladores. Es ahí donde Apple ofrece algo distinto: una plataforma más amplia y con millones de usuarios listos para acceder a ella.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital