*

Mundo
Compartida
Actualizado el 26/07/2017
Estás leyendo:Las entrevistas que no debimos publicar

Las entrevistas que no debimos publicar

Autor: La Tercera

Una periodista chilena radicada en España envió diversas colaboraciones a La Tercera desde hace más de un año. La última fue una entrevista al ex Presidente José Rodríguez Zapatero. Esa entrevista, sin embargo, no existió.

Las entrevistas que no debimos publicar
La entrevista falsa publicada este lunes.

Una entrevista publicada el lunes 24 de julio en La Tercera no era una entrevista. Este diario publicó ese día una conversación entre la chilena Ximena Marín Lezaeta y el ex Presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Bajo el título “En Venezuela el diálogo ha existido, existe y existirá”, el ex jefe de gobierno se explayaba en su misión como mediador en el conflicto que sufre ese país. Su contenido fue replicado por agencias internacionales el mismo día en que Zapatero estaba en Venezuela. Sin embargo, la entrevista publicada nunca se realizó.

Alertados sobre la entrevista inexistente por el jefe de gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, José Miguel Vidal, el subeditor de Mundo de La Tercera, Pedro Schwarze, contactó la noche del lunes a Ximena Marín, quien aseguró que la entrevista se había realizado. Schwarze le pidió los audios como respaldo y Marín prometió buscarlos, los que hasta ahora no han llegado.

El texto que se publicó este lunes fue enviado el jueves 20 de julio por Ximena Marín, con el siguiente mensaje: “Costó conseguirla, porque R. Zapatero desea estar en silencio, debe tener mucha cautela, porque la situación está compleja”, aludiendo a su misión en Venezuela. Su contenido, no obstante, resultó ser una réplica casi exacta de una entrevista concedida por Rodríguez Zapatero a la revista española Cambio 16, publicada en mayo. Así lo ratificó ayer la oficina del ex jefe de gobierno español en una declaración en la que negó haber hablado con Marín: “Esa entrevista no se ha producido, ni presencialmente ni por ningún otro medio”, dice el texto.

Ximena Marín, quien se presenta como licenciada en comunicaciones de la Universidad Complutense, acudió ayer a las oficinas de Rodríguez Zapatero. Su asesor, José Miguel Vidal, comentó desde Madrid que Marín explicó a una secretaria que, en un desayuno realizado hace semanas, consultó a Rodríguez Zapatero si sus declaraciones “las podía ‘formatear como si fuesen una entrevista’”. Ximena Marín aseguró que Zapatero la autorizó. “Zapatero no la conoce ni haría eso, que es francamente irregular”, comentó Vidal por correo.

La Tercera revisó los anteriores trabajos enviados por Ximena Marín y detectó que otra entrevista, al ex Presidente colombiano Álvaro Uribe, publicada el 26 de junio, también coincidía con un reporte anterior de Cambio 16. El editor de ese semanario, Iñigo Aduriz, relató que Marín visitó ayer el medio para intentar explicar lo inexplicable.

Revisada la decena de trabajos publicados por este medio bajo el nombre de Ximena Marín Lezaeta, La Tercera detectó diversas irregularidades en el correcto ejercicio de la profesión: seleccionó intervenciones públicas de dirigentes políticos españoles y las convirtió en entrevistas; recogió citas de ruedas de prensa y las presentó como conversaciones exclusivas; utilizó entrevistas radiales sin citarlas e incluso construyó supuestas entrevistas con declaraciones de terceras personas.

Requerida por las inconsistencias de su trabajo, Ximena Marín entregó explicaciones que este medio considera inaceptables en la práctica periodística.

La Tercera informa que retirará de su página web todos los artículos firmados por Ximena Marín Lezaeta, contra quien ejercerá las acciones que nuestros asesores legales resuelvan y quien el lunes dejó de colaborar con este diario. Además, comprometemos nuestros mejores esfuerzos para mejorar los mecanismos internos de control.

La Tercera ofrece disculpas públicas a nuestros lectores por no haber detectado a tiempo una mala práctica que daña el trabajo de decenas de profesionales que integran este diario. También nos disculpamos con las personas a las que atribuimos entrevistas que nunca fueron realizadas y a los medios que, como Cambio 16, fueron afectados por el mal uso que Marín hizo de su material periodístico.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital