*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 05/05/2015
Estás leyendo:Los peligros que acechan al guanaco

Los peligros que acechan al guanaco

Un estudio analizó el estado de conservación de los grandes herbívoros del planeta, incluyendo el guanaco. Aunque salió mejor evaluado que pares africanos como el elefante o el rinoceronte, su estatus igual preocupa.

Los peligros que acechan al guanaco

Según un estudio publicado en la revista Science Advances, 74 grandes herbívoros (de más de 100 kilos) están amenazados en el mundo, y el 60% de ellos están en peligro de extinción.

La inconfortable lista no sólo la componen elefantes, gorilas y rinocerontes, también está el guanaco (Lama guanicoe).

La investigación, en la que participaron 15 expertos de distintas universidades liderados por William Ripple de la U. Estatal de Oregon (EE.UU.), analizó el estado de conservación y las amenazas que afectan a estas especies. Según Ripple, los grandes herbívoros salvajes son cruciales para los ecosistemas y la sociedad humana.

Las principales amenazas    son comunes a todos los animales de la lista, y que en el caso del guanaco, según explica Ripple a La Tercera, son la caza, la pérdida de hábitat y la incorporación de ganado que termina siendo competencia a la hora de buscar alimentación. 

La especie habita todo el país, desde el norte de Perú hasta Tierra del Fuego, en ambientes desérticos, zonas montañosas, estepa y bosques abiertos. Según la investigación, la población estimada es de 540 mil ejemplares, similar a los 600 mil que menciona un informe de 2010 del Ministerio del Medio Ambiente (MMA). La mayoría habita en territorio argentino y sólo unos 66 mil lo hacen en Chile, concentrados principalmente en la Región de Aysén y Magallanes.

Entre las amenazas, el MMA menciona la ocupación de pastizales por la ganadería ovina, la caza directa y enfermedades introducidas por el ganado.

Según Charif Tala, jefe de la sección Gestión de Especies del MMA, además de la razones mencionadas por Ripple en el descenso de su población, se suman, especialmente en el norte, los perros, algunas obras de infraestructura como la construcción de carreteras y la caza ilegal. Hace 50 años, los guanacos también disminuyeron en la zona sur (caza de carne y pieles), pero tras la prohibición de caza y captura decretada en 1960, la población se recuperó. 

El guanaco posee dos categorías de conservación según se encuentre al norte o al sur de la Décima Región. Para las regiones del norte posee una clasificación de “vulnerable” y de “preocupación menor” en Aysén y Magallanes. 

 “La elevada tasa de declive de los grandes herbívoros sugiere que franjas cada vez más grandes del planeta carecen a corto plazo de muchos de los servicios ecológicos que hasta ahora han ofrecido estas especies, provocando unos enormes costes ecológicos y sociales”, dice el informe internacional.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital