*

Negocios
Abrir menú
Compartida
Actualizado el 19/09/2017
Estás leyendo:Marcos Bravo, socio y director Tax de BEPS Chile Consultores: “Hay quienes se oponen a levantar el secreto bancario, pero esto va sí o sí”

Marcos Bravo, socio y director Tax de BEPS Chile Consultores: “Hay quienes se oponen a levantar el secreto bancario, pero esto va sí o sí”

Autor: Pablo Guarda V.

La semana pasada, el gobierno sufrió el rechazo de parte del proyecto que incorpora medidas de índole tributaria, referido al intercambio automático de información financiera a nivel internacional. El pero, según Marcos Bravo, es que “Chile tiene que cumplir este mínimo estándar de la Ocde”.

Marcos Bravo, socio y director Tax de  BEPS Chile Consultores: “Hay quienes se oponen a levantar el secreto bancario, pero esto va sí o sí”
Marcos Bravo, socio y director Tax de Beps Chile Consultores.

“La definición del mínimo estándar de normas tributarias, que incluyen el intercambio de información de cuentas corrientes financieras (en inglés, el Common Reporting Standard (“CRS”) ya está definido por el Plan BEPS (Base Erosion and Profit Shifting) de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), que busca reducir la evasión y la elusión tributaria internacional. Y Chile va a cumplir ese mínimo estándar”, señala tajante Marcos Bravo, Doctor (c) en Derecho y Ciencia Política, en la U. de Barcelona, y actual Socio y Tax Director de BEPS Chile Consultores.

Esto, haciendo referencia al proyecto de ley que actualmente se tramita y que fue rechazado por la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, en la modificación propuesta al artículo 62 del código tributario, que propone liberar el trámite de autorización del titular o bien de solicitar al tribunal su autorización, ajusta los procedimientos y detalla la información que deben entregar las instituciones financieras al SII.

Así, pese a que la oposición impidió la aprobación del articulado, Bravo asegura que esto deberá pasar a comisión mixta y será tramitado más adelante, porque Chile “ya suscribió dicho convenio en 2016 y comprometió su entrada en vigencia a contar de septiembre de 2018. En la actualidad existen 95 jurisdicciones que han firmado este convenio. Esto no tiene marcha atrás”.

¿Por qué se están implementando estos convenios de compartir información financiera y tributaria con otros países?

Para muchos puede ser una materia desconocida, pero hace varios años hay una reforma tributaria que ha pasado un poquito más “por debajo”, pero que es de carácter global. De hecho, es algo inédito en el mundo en el ámbito tributario, ya que es primera vez que se van a estandarizar las normas de prácticas tributarias. Y Chile, como es país Ocde, tiene que implementarlos, siendo la fecha máxima septiembre de 2018. Y eso se evalúa en 2020. Quizás algunos no lo recuerden, pero lo primero que tuvo que hacer Chile al ingresar a la Ocde en 2010 fue redactar la norma de precios de transferencias, que apunta a monitorear las operaciones transfronterizas de las empresas multinacionales.

¿Y los cambios recientes a qué apuntan?

Hay varios convenios suscritos, entre ellos el Common Reporting Standard, que es el intercambio automático de información de cuentas financieras, algo en boga en este momento, pero que Chile ya suscribió. También está el Reporte País por País de información tributaria, que nació en una declaración jurada este año. Estos son los mínimos estándares de normas tributarias en el plano internacional, y está siendo modificado en cada una de las leyes locales de las distintas jurisdicciones.

Expertos locales acusan que se usará este estándar internacional para retirar el secreto bancario de residentes en Chile…

El SII está buscando dónde se producen las ganancias y a nivel local eso ya se está reportando desde los bancos. Pero la gran brecha eran los no domiciliados, y también los residentes pero que tenían cuentas en el extranjero. El punto es que como eso lo van a compartir, por ejemplo, países como Panamá, Chile podrá acceder a esa información y va a poder cruzarla con la información que levanta aquí. Hay que entender que si Chile no comparte esta información, tampoco la va a recibir. Hay un cambio de perspectiva; antes se pedía información solo ante la presencia de un delito, ahora será inmediato. La visión es “informe y veremos si hay delito”.

Usted asegura que el artículo rechazado deberá reponerse para ser legislado y aprobado.

De todas maneras, porque Chile tiene que dar cumplimiento al convenio global, pero aún hay plazo, quizás es algo que puede introducirse nuevamente en una eventual Comisión Mixta. Sí existe una duda en el medio, respecto a si se puede aplicar el convenio Beps sin modificar la Ley de Bancos e Instituciones Financieras. Algunos colegas afirman que la ley de bancos se debe reformar para no tener problemas al compartir información de las cuentas corrientes. Pero reitero, esto es todo independiente del gobierno de turno, quien llegue tendrá que llevar adelante la agenda. Así de simple.

¿Qué sanciones se arriesga en caso de no adaptar la legislación nacional al convenio de la Ocde?

Hoy uno de los requisitos para dejar de ser paraíso tributario es tener intercambio de información automática. Panamá firmó el acuerdo y Naurú también, así que dejarán de ser paraísos fiscales, incluso si la tasa de tributación es menor al 10%. Al contrario, los países que no se acojan a estos programas serán sujetos de sanciones económicas. Además, las instituciones públicas o empresas que tengan relación con estos países serán constantemente cuestionados desde el punto de vista tributario, y eso no es menor. Hay un riesgo reputacional que afectaría no solo a las empresas, sino también a las personas.

¿Cuál es su llamado a quienes se oponen a estos cambios?

Hay una frase que ha estado un poco de moda últimamente: “el que nada hace, nada teme”.

Papel digital