*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 23/05/2017
Estás leyendo:María Antonia Osés: “Entender el lenguaje de los niños es lo más importante para poder prevenir el bullying”

María Antonia Osés: “Entender el lenguaje de los niños es lo más importante para poder prevenir el bullying”

Autor: Tamy Palma Silva

La argentina escribió “Diccionario Paidós de Bullying y Ciberbullying”, un texto con la idea de que que padres y educadores puedan comprender a los menores en tiempos del juego de la Ballena Azul y la serie 13 Reasons Why.

María Antonia Osés: “Entender el lenguaje de los niños es lo más importante para poder prevenir el bullying”

Un conjunto de palabras y definiciones sobre el bullying y la violencia ejercida desde internet dan origen al primer libro de la lexicógrafa argentina María Antonia Osés,  “Diccionario Paidós de Bullying y Ciberbullying”, publicado en febrero por Editorial Planeta. En él hay de todo: palabras que circundan la temática del título y las explicaciones de cosas que algunos entienden como obvio, “pero que son necesarias de estudiar para poder entender el fenómeno”, dice Osés.

Este libro es un registro único en su temática publicado y, según su autora, es un incentivo para padres y educadores a estudiar el lenguaje que utilizan los niños actualmente y los códigos que hay que entender para poder intervenir en hechos de violencia física, verbal como también la ejercida a través de internet. “Es importante saber cómo llegar a los niños y jóvenes para atacar el billying y ciberbulying, aunque también hablar de temas como el suicidio. Sobre todo en tiempos donde la serie de Netflix 13 Reasons Why y el juego de la ballena azul están en boca de todos”, asegura.

– ¿Por qué prefieres que tus lectores sean adultos y educadores, y no niños?

– Porque me interesa que estemos atentos a los niños a los que estamos formando. Si el adulto no sabe que hay cosas que los niños pueden hacer que son un delito, y si los mismos padres contestan “bueno, esa foto no era para tanto” cuando en realidad el trasfondo es la agresión que recibe otro chico porque se habían peleado por el fútbol, hay que preocuparse. Muchas veces lo que sucede con el ciberbullying es que hay un  pacto de silencio. Esa es una voz clave.

– ¿A qué te refieres con “pacto de silencio”?

– A que un chico agredido tiene vergüenza de ir a la casa a contar lo que le ocurrió porque generalmente el padre le dice: “Si te pegó, pégale. ¿Qué? ¿Eres tonto que no te defiendes? ¿Cómo puede ser que no te defiendas?”. Por tanto, el niño nunca quiere presentarse como débil frente a sus padres y decirles que a él le están rompiendo los útiles, por ejemplo. Emocionalmente hay una destrucción interna importantísima. Los padres tienen que entender que si el acoso es sistemático, es bullying, y en ese caso, tienen que hacerse ayudar por las autoridades, no decirle al niño que se defienda peleando, porque la verdad es que no va a acabar el bullying aunque él pelee.

– Y en tu búsqueda de conceptos, ¿cuál fue la revelación que encontraste del producto final?

– Que el bullying no es un acto de agresión donde puede pasar desapercibido todo y después son amigos nuevamente los niños. El bullying no se soluciona con más agresión. Además, el chico que recibe el bullying, como es algo sistemático, cuando se defiende tiene tanta violencia acumulada dentro por todas las agresiones que sufrió, que no sabes cómo puede disparar. Esas son consecuencias que quedan hasta grandes. Otra cosa que vi es que muchas veces pasa que los adultos y maestros parecieran no tomarle atención a estas cosas, pero la verdad no es que lo ignoren, sino que no saben cómo actuar.

– ¿Por qué incorporaste conceptos sobre redes sociales?

– Porque el papá que no sabe lo que es el ciberbullying, supongo que tampoco sabe qué es una red social, qué es el control parental que puedes hacer en la computadora. Lo tomé desde ahí porque me parecía importante. También lo hice para tomar la parte positiva de todo esto que es que hay salidas en el mismo medio en que se ejerce la violencia, porque no hubiera creado un diccionario solo de términos negativos. No es solo agresión y acoso. En la parte de bullying puse “convivencia escolar pacífica”, y en la parte de ciberbullying puse toda la terminología de seguridad informática. No expliqué qué es un computador o notebook, pero sí todo lo que tiene que ver con seguridad informativa que es la prevención. Por eso tomé términos de distintos lados.

– Al leer los términos que existen en el libro, hay palabras que uno entiende como obvias y sabidas como “confianza” o “violencia”. ¿Cuál es el aporte que tienen respecto a otras que son evidentemente más desconocidas?

– Pensé este libro en que cuando organizas una disciplina y das el punto de vista de esa disciplina vas a tener términos muy especializados y otros términos que no lo son tanto, pero que son necesarios para la expresión del conocimiento en general. Bajo esa lógica, claro, todos saben lo que es “violencia”, pero yo no puedo hablar de violencia escolar si es que no la defino. Yo quería cerrar el campo temático con todos los conceptos que le atañen. Nada me parece obvio porque este libro no solo va a ser consultado porque alguien no sabe lo que es el flaming, sino que formadores, docentes o maestros que quieran escribir un paper e incorporar definiciones dentro de sus escritos académicos, sí lo pueden tomar como un diccionario que puede ser una fuente más confiable que empezar a inventar la definición en ese momento.

– ¿Por qué un diccionario y no un compilado de historias, por ejemplo?

– Porque cuando tienes el léxico completo sistematizado en una obra, puedes ver la dimensión que tiene un tema específico. Puede ser un problema o no, y en este caso lo es porque surge de la violencia. Visibilizar una problemática, para alguien que hace un diccionario, es importante. En mi caso puedo registrar el uso de las palabras de muchas formas, pero al elaborar el diccionario también doy mi punto de vista. Eso me llevó a ver que en el bullying no solo interviene el acosador -que es el agresor  – y el acosado, sino que también interviene el círculo del acoso. El círculo del acoso tiene participantes activos y participantes pasivos. Todos sufren la violencia y a todos les genera consecuencias negativas. Generalmente solo nos centramos en el chico que es agresor y al que le hacen bullying, pero la problemática es más amplia: al descubrir que cada rol dentro del bullying tiene su importancia, y al sistematizarla, podemos los adultos ayudar mucho a los chicos.

“Me preocupa la soledad de los adolescentes”

– ¿Cómo un compilado de definiciones puede ayudar a los niños

Organizar el conocimiento y volcarlo en un vocabulario es una forma de expresar lo que pensamos, expresar lo que piensa la sociedad y sistematizarlo a partir del léxico. El léxico nos ayuda a identificar la realidad y a crearla. El léxico nos ayuda a ver la realidad y por eso este diccionario sirve porque es un llamado e interpelación al padre del agresor y al padre del agredido. Finalmente, entender el lenguaje de los niños es lo más importante para poder prevenir el bullying.

– Hay un montón de otras temáticas que desde tu disciplina pudiste haber abordado. ¿Por qué te centraste en el bullying?

– Esto partió porque coordino un banco de vocabularios jurídicos para un ministerio. Ahí me toca hacer glosarios y trabajar con léxicos jurídicos donde se explican los derechos de un montón de cosas. Haciendo eso empecé a ver que una temática importante para la justicia era determinar qué es un ciberdelito y qué es el bullying, porque el código penal fue modificado por casos de ciberbullying. Desde ahí empecé a ver terminología que usaba mi nena en el colegio para referirse al tema y las que usaban los padres sobre los chicos y los adolescentes que opinaban en redes sociales. Me resultó interesante desde ahí y me alejaba, por otro lado, de hacer definiciones legales constantemente. Fue como una vía de escape que empecé por hobby, porque vi que era una temática que traía mucha terminología nueva que la sociedad desconoce.

– ¿Cómo se puede fomentar la lectura de este libro?

– Este libro es una guía de consulta rápida. De todas formas, yo estoy mucho más a favor de los glosarios que se publican en internet.

– Pero esto está publicado como libro. ¿Por qué prefieres el formato digital?

– Porque mi trabajo es hacerlos y publicarlos gratis para consulta general. En este caso, la editorial me llamó y me dijeron que lo querían en papel. Les dije que lo publicaran en internet mejor, porque ahí lo iban a consultar de todas maneras. Yo no sabía que me contactarían por esto, pero como éste, tengo otros tantos glosarios gratis en internet que tengo en mi blog.

– Habiendo investigado tanto sobre terminologías respecto al bullying, ¿no te dieron ganas de meterte más en el tema?

– Sí, muchísimas ganas. Me dan muchas ganas sobre todo porque la temática de internet y redes sociales traen cosas nuevas todos los días, entonces ya se me van ocurriendo cosas que desde ya en el libro todavía no aparecen.

– ¿Te refieres al caso del juego de la ballena azul y la serie 13 Reasons Why de Netflix?

– Justo a eso me refiero. Lo hubiera incorporado de todas maneras. Acá está faltando. También la serie. La hubiese incorporado para dar una opinión informada sobre esto. A mí me gusta hacer diccionarios en línea porque los modifico todos los días. Pero ahora no se puede.

– ¿Y cómo abordarías ambos casos?

– Como ciberbullyicidio. Tengo que investigar sobre la ballena azul, porque toman el punto débil del adolescente que es el no ser reconocido, ser excluido, estar solo y no tener con quién hablar. Así les resulta fácil tomar el control de sus vidas. El tema de la soledad, poca autoestima y sentirte que no tienes control de tu vida, me parece que es lo más terrible. Quizá si tuviera que ampliarlo iría a ver qué les pasa a los adolescentes que se sienten tan solos, que no piensas que pueden hacer algo bueno.

Me preocupa la soledad de los adolescentes. Este tema está candente todavía, porque va a traer muchas otras voces hasta que los niños logren incorporar el que no puede ser que para tener el control de tu vida tengas que seguir un montón de retos de autoflagelación solo para sentir que hacen algo.

Papel digital