*

Tendencias
Compartida
Actualizado el 09/07/2017
Estás leyendo:Miguel Pita, doctor en Genética y Biología Celular: “Hay cosas que no están definidas por la genética”

Miguel Pita, doctor en Genética y Biología Celular: “Hay cosas que no están definidas por la genética”

Autor: Pamela Silva

El ADN, dice, está detrás de cada gran pintor o músico, pero no de todas las cosas. En su libro, El ADN dictador, explica esta compleja dualidad.

Miguel Pita, doctor en Genética y Biología Celular: “Hay cosas que no están definidas por la genética”

¿Qué hace que una persona tenga la nariz del papá y facilidad para la pintura y no, por ejemplo, la música? Su genética, los rasgos que ha heredado de su familia. Pero, ¿hasta qué punto lo que somos y hacemos está determinado por nuestros genes? Los amigos de Miguel Pita le hacían tantas de estas y otras preguntas, que decidió escribir un libro.

Durante años el doctor español en Genética y Biología Celular tomó apuntes y lentamente fue armando El ADN dictador, lo que la genética decide por ti (Editorial Ariel), un libro que no sólo pretende responder cuánto impactan los genes en quienes somos, sino que también le permita a quienes no saben nada de genética pasar de ser ignorantes sobre el tema a tener una postura crítica al respecto.

“El libro se llama El ADN dictador, porque habla de cosas que el ADN escribe en nuestro destino, pero también de las que escribe sólo parcialmente y las que no. Intenta hacer ese recorrido en un tono informal y coloquial para que sea accesible”, explica a La Tercera el propio Pita, quien está en Chile realizando una investigación en la U. de Playa Ancha en Valparaíso.

El corazón del libro es el “determinismo biológico”, ¿Cómo se explica este concepto?

Aquellas características que están determinadas por el ADN, por lo que heredamos, sería donde reside el determinismo biológico. Hay otras características que se analizan en el libro que están solo parcialmente determinadas por el ADN. Y también dejo en claro que hay cosas que no están definidas por la genética.

¿Cuáles son los elementos que pueden ser determinados por la genética?

En genética hay que analizar cada rasgo por separado porque siempre que se intenta generalizar, se producen errores. Hay talentos, como pintar o la música, que están muy determinados genéticamente.

Entonces, si genéticamente no tengo el ‘talento para tocar guitarra’, pero me esfuerzo todos los días y práctico a diario, ¿puedo terminar aprendiendo?

Sí, si una persona no nace con el talento, puede aprender un instrumento, pero le va a costar mucho más. No podrás ser un genio como Mozart, que casi no necesita esfuerzo. O si no tienes la longitud de piernas de Usain Bolt, nunca vas a poder correr tan rápido como Usain Bolt.

¿Y de qué manera influye en comportamientos del día a día, como la agresividad?

La agresividad tiene un origen genético, lo cual no quiere decir que en nuestros genes está escrito cómo nos vamos a portar. Va a decir si tenemos una tendencia a ser más agresivos o menos agresivos, igual pasa en otros rasgos.

¿No hay un gen que diga “soy agresivo, no tengo otra opción”?

No, siempre se puede modelar. Una persona que tenga la variante más proclive a ser agresivo tendrá más dificultades para reprimirse que otras, pero no tendrá impedimento para hacerlo. El gen no le va a obligar a golpear. Influye mucho el ambiente en el que crecemos.

Genética versus ambiente

¿Y qué pesa más, la genética o el ambiente?

Depende de qué rasgo sea. Tu grupo sanguíneo será el mismo independiente de lo que hagas en tu vida, pero en un comportamiento agresivo es muy determinante. Si tienes una genética que te pueda hacer más proclive a ser agresivo, pero tienes una vida tranquila, probablemente no vas a expresar esa agresividad. Y al contrario, si tienes una genética no proclive, pero si en tu etapa temprana de la vida te ponen muchas dificultades, a lo mejor expresas más la agresividad.

¿Será posible saber con certeza “esta parte de mi es genética y esta es comportamiento”?

Es difícil de responder, pero es cada vez más posible. Cada vez en más rasgos se puede determinar hasta qué punto son los factores genéticos los que más influyen y los que lo hacen menos. Habrá que perfilar muy bien cada uno de los rasgos, es más difícil en los comportamientos que en la altura, por ejemplo, pero se sabrá con cierto margen de error “sí, esto está determinado genéticamente en un 80%”.

¿De qué le sirve a las personas saber esto?

Hoy en día podemos modificar los genes de un futuro ser vivo y hacer que nazca sin determinadas enfermedades genéticas, pero ¿qué va a pasar cuando una empresa te ofrezca fabricar a tus hijos altos, morenos o rubios? A mí no me gusta, pero sé que va a pasar. La genética está avanzando muy rápido y vamos a tener que tomar muchas decisiones sobre cómo queremos utilizar ese conocimiento.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital