*

Nacional
Compartida
Actualizado el 13/05/2017
Estás leyendo:Ministro de Justicia de Bolivia: “Vamos a usar todo lo que da el derecho internacional por nuestros detenidos”

Ministro de Justicia de Bolivia: “Vamos a usar todo lo que da el derecho internacional por nuestros detenidos”

Autor: Alejandra Lobo

Héctor Arce Insistió en que el incidente fronterizo de Panavinto, en la Región de Tarapacá, “se debió resolver por vía diplomática”. La autoridad también se refirió a la petición al Papa, al grupo militar F10 y a la política del Presidente Evo Morales.

Ministro de Justicia de Bolivia: “Vamos a usar todo lo que da el derecho internacional por nuestros detenidos”
Héctor Arce, ministro de Justicia de Bolivia.

“Ellos permanecen en una cárcel extranjera, por una situación que es injusta. Pero los vi con la fortaleza de los inocentes”. Así se manifestó el ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, quien llegó a Iquique para afinar la estrategia judicial de los nueve ciudadanos de ese país, que permanecen actualmente recluidos en el penal de Alto Hospicio. La autoridad también agregó que “saldrán libres, los cargos presentados por la fiscalía no tienen solidez”.

En entrevista con La Tercera, la autoridad del país del norte entregó su evaluación del estado de los nueve funcionarios detenidos por Carabineros el pasado 19 de marzo, en la zona fronteriza de Panavinto, y formalizados posteriormente por los presuntos delitos de robo con intimidación, contrabando y porte ilegal de armas.

En un hotel céntrico, el ministro Arce comentó que Chile no le es desconocido y que incluso, en sus vacaciones, ha recorrido parte del país. Con 45 años, el abogado acumula una importante experiencia política. Se desempeñó como viceministro de la presidencia y ministro de Defensa Legal del Estado. También fue electo diputado y es parte del equipo jurídico de la demanda marítima contra de Chile.

El Presidente Evo Morales pidió la intervención del Papa Francisco en este caso: ¿Les respondió?
No tengo conocimiento de que haya respondido aún. Nuestra solicitud es correcta, pues no es una cuestión en contra de nueve ciudadanos, sino contra el Estado boliviano, pues ellos son funcionarios y estaban cumpliendo una labor profesional, mandatada por el Estado. En esa circunstancia fueron detenidos, con bastante violencia, y trasladados a un penal. Se ha judicializado el caso indebidamente, a nuestro criterio, pues se debió resolver por la vía diplomática. Vamos a usar todos los mecanismos que el derecho internacional da por nuestros detenidos.

Primero, el Presidente Evo Morales aseguró que habían sido secuestrados. Ahora se habla de una salida diplomática. ¿Por qué ese cambio?
Lo que está claro es que hubo un incidente en la frontera y estos casos deben ser aclarados por la vía diplomática y no judicial. Hay diferentes versiones, pero este tipo de incidentes deben ser resueltos por las vías y canales regulares. Hay muchas preguntas que el Estado chileno no nos ha contestado. Por ejemplo, qué hacía un camión con ropa nueva en el límite fronterizo, donde no hay personal de control. No era una casualidad, estaba llevando contrabando.

Este caso está afectando más la relación entre Chile y Bolivia…
Lamentablemente, Chile ha evidenciado demasiada molestia desde que presentamos nuestra demanda marítima en tribunales internacionales. Muchas declaraciones, muchas actitudes que no se condicen con la declaración de Manila. Esta actitud de Chile tarde o temprano va a tener que ser revertida, no me imagino otra cosa. Indudablemente, este tipo de actitudes daña las relaciones.

Tras la instalación del grupo militar especializado F10 en la frontera, usted calificó las declaraciones del ministro Heraldo Muñoz como “delirantes”. ¿Insiste en eso?
Para no herir sensibilidades, vamos a decir que son profundamente incorrectas, son increíbles, inverosímiles. Nosotros no tenemos ninguna intención de agredir a nadie, somos democráticos y prudentes. Lo que hemos hecho es movilizar tropas de élite dentro de nuestro territorio para luchar contra el contrabando, que está tomando actitudes muy agresivas, pues asaltaron un camión cerca de la frontera con Brasil. Hemos militarizado también una zona cercana a ese país y no tenemos a nadie de esa nación reclamando. Chile debería sentarse con nosotros a planificar la lucha contra el contrabando. Así trabajan dos países que se respetan. Pero, al contrario, vamos a pensar que Chile quiere nuestro subdesarrollo, nos hace daño, nos afecta, no quiere ser un buen vecino. Nosotros no queremos guerra con nadie, los soldados de Chile y Bolivia deben ser amigos.

¿Qué etapa viene ahora?
Después de esta visita, me voy mucho más convencido de que es una agresión contra el Estado boliviano. Los nueve detenidos son víctimas. Yo conversé con el ministro de Justicia de Chile para buscar una salida diplomática. Me indicó que lo conversaría con la Cancillería y me avisaría, pero no lo hizo. Vamos a insistir en las instancias del diálogo internacional, pues lo que está pasando es grave.

¿Recurrirán a otras instancias?
Ya lo hicimos con la Comisión de DD.HH. de la ONU, la OEA y el Santo Padre. Hemos recurrido a todo. No se puede permitir esta injusticia.
En Chile hay sectores que plantean que cuando el Presidente Morales necesita repuntar en las encuestas recurre a los temas con Chile…
El Presidente Evo Morales ha ganado las elecciones sin necesidad de recurrir a ninguna estrategia contra Chile. Siempre hemos buscado tener las mejores relaciones.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital