*

Nacional
Compartida
Actualizado el 03/09/2016
Estás leyendo:Muertes por hipertensión y diabetes son las que más subieron entre 2011 y 2014

Muertes por hipertensión y diabetes son las que más subieron entre 2011 y 2014

Autor: Judith Herrera C.

Datos del INE reflejan que fallecimientos por estas patologías registraron alzas mayores al 50%. También hubo, en esos dos años, un aumento del 16% en los decesos por cáncer.

Muertes por hipertensión y diabetes son las que más subieron entre 2011 y 2014

Las enfermedades de condición crónica o patologías de larga duración han tenido una sostenida alza en Chile: entre 2011 y 2014, por ejemplo, los fallecimientos por diabetes tipo 2 subieron un 56%, de 1.490 a 2.322, mientras que por hipertensión el aumento fue de 3.488 a 5.676, es decir, un 63%.

Así lo muestran las últimas Estadísticas Vitales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las que corresponden a 2014. El total de defunciones que hubo ese año fue de 101.960, con enfermedades del aparato circulatorio como principal causa (27%), seguida del cáncer (24%), patología que además registró un incremento de 16,4%.

La hipertensión es un aumento de la presión dentro de los vasos sanguíneos, lo que produce un aumento en el tamaño del corazón provocando un desbalance y que “las arterias se estrechen. Las del cerebro se pueden obstruir o formar aneurismas”, explica Pablo Pedreros, cardiólogo de la Clínica Santa María. 

Además, es una condición transversal: “Puede darse a cualquier edad, aunque es más frecuente desde los 40 años. Afecta levemente más a los hombres que a las mujeres, y está asociado a niveles económicos bajos”, señala Cindy Goldberg, cardióloga y académica de la U. de los Andes. 

Por otra parte, la diabetes es una enfermedad que provoca niveles elevados de azúcar o glucosa en la sangre. Se reconocen dos categorías más frecuentes, tipo 1, insulinodependiente o juvenil, y tipo 2, no insulinodependiente y que generalmente padecen adultos. Para  Carmen Solís, directora médica de la Asociación de Diabetes de Chile, el alza se relaciona con un aumento del sedentarismo y de la obesidad. Además, indica que “el nivel educacional de la población chilena también tiene incidencia, ya que se aprecia en los estudios cómo las personas con menor educación muestran índices más altos”. 

Marcia Erazo, académica de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, dice que actualmente la enfermedad “también sucede en la adolescencia, pero no la diabetes juvenil, sino que la de tipo 2, debido a factores de vida poco saludables”.

Para ambas patologías, las razones de incidencia se relacionan tanto con factores hereditarios como con hábitos de vida, ya que mientras en la hipertensión afecta consumir más sal, en la diabetes sucede por el azúcar.

En el caso del cáncer, su padecimiento genera tumores malignos en diferentes tejidos corporales. Manuel Álvarez, oncólogo de la Clínica Las Condes, afirma que “si proyectamos las curvas de crecimiento para los próximos 15 años, el cáncer se convertirá en la principal causa de muerte en la población”, y agrega que “Chile ha logrado controlar mortalidades que eran comunes hace varios años, pero esto permite que otras patologías crónicas se vuelvan las mayores causas”. 

Según el especialista, el problema pasa por un tema de responsabilidad: “Es necesario generar conciencia, tomar actitudes proactivas para evitarlo, hacerse diagnósticos y exámenes”. En la misma línea, el doctor Mauricio Mahave, subdirector médico del Instituto Oncológico Fundación Arturo López Pérez (Falp), señala que los factores que lo provocan son “los estilos de vida y el medioambiente, por lo que, por ejemplo, se deben evitar la exposición al sol y el tabaco”. Y es necesario que “no existan grandes diferencias en los tratamientos y atenciones de salud que se hacen tanto en el sistema privado como público”.

Políticas y desafíos

Las enfermedades crónicas se han vuelto un tópico de discusión, por lo que el Ministerio de Salud (Minsal) ha implementado diferentes políticas para hacer frente al aumento de casos. La doctora Melanie Paccot, jefa (S) del Departamento de Enfermedades no Transmisibles, sostiene que “desde el punto de vista preventivo, destacan el Programa Vida Sana, enfocado en personas con sobrepeso u obesidad, prediabetes y prehipertensión, para evitar la progresión de estos factores de riesgo a través de talleres que fomentan estilos de vida saludables”.

Además, también existe el examen de medicina preventiva, garantizado por el Plan Auge, que incluye la medición de la glicemia y presión arterial y, por lo tanto, la sospecha diagnóstica de estas patologías que, en general, son asintomáticas. Además, existe el Fondo de Farmacia, que garantiza la disponibilidad y entrega de fármacos para tratamientos.  

En cuanto a los desafíos, según Paccot, están “el envejecimiento de la población, además que en Chile predominan estilos de vida poco saludables, por lo que es necesario disminuir la prevalencia de factores de riesgo” y “mejorar la cobertura  de exámenes de medicina preventiva”.

Comentarios
Cargar comentarios
Papel digital